Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 62%
Viento: Sur 21km/h
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Despejado15°   21°
  • Jueves 1 de Octubre
    Cubierto15°   18°
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Deportes medievales con armaduras y espadas en el sur de la ciudad

Un grupo de 15 jovenes recrea batallas medievales. Pertenecen a la filial argentina de HMB (History Medieval Battle). Les encanta vestir yelmo y pechera y los sábados a la tarde sorprenden a los vecinos de Parque Patricios luchando a espadazo limpio.

Por Eduardo Diana
Email This Page
B N 0228
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
Anterior Siguiente

El choque de las armas de metal retumba en el aire. Los dos guerreros se separan unos segundos, se estudian y vuelven a cruzarse golpes de espadas y escudos. Un certero y brutal espadazo impacta contra la armadura de uno de los contrincantes, que cae pesadamente al suelo. Los caballeros medievales que acaban de terminar el combate no están filmando una película ni una publicidad para la televisión. Se trata de un grupo de quince jóvenes que se reúne en Parque Patricios para recrear batallas medievales. Son integrantes de la filial argentina de HMB (History Medieval Battle), una entidad internacional que agrupa a las organizaciones de cultores de deportes de la Edad Media y organiza torneos mundiales de esta disciplina.
La filial de HMB Argentina es bastante nueva: se fundó el año pasado. Todos los sábados a la tarde se entrenan en el Parque Patricios y periódicamente realizan exhibiciones de combates medievales para el público, un espectáculo tan sorprendente como atractivo.

Armaduras y atuendos
Todos los elementos que usan son fabricados por ellos mismos, desde el casco, las botas y la pechera de metal hasta el escudo y la espada. No sólo eso: tanto el atuendo como las armas deben ser confeccionadas bajo las reglas estrictas que establece HMB. “Es una recreación fiel y precisa de los guerreros medievales. Usamos las mismas armas que en el siglo XIII. Lleva mucho tiempo hacer los equipos, porque no pueden tener detalles anacrónicos. El mío lo realicé en el balcón de mi departamento. Para lograrlo, terminamos aprendiendo oficios tan diversos como talabartería, herrería o sastrería”, cuenta Juan Manuel Chevasco Díaz, un teniente de la Armada de 29 años y capitán del club HMB de Parque Patricios.

Las espadas no tienen filo y las puntas son redondas. La pechera y el casco son de hierro fundido. Además, utilizan guantes, coderas, hombreras y protectores de brazos y piernas, todos fabricados de metal. Y en el cuerpo, para amortiguar los golpes, llevan puestas protecciones de cuero y estopa de algodón. 

“En total, entre el atuendo y las armas, llevamos una carga de 30 kilos”, apunta Chevasco Díaz. Por eso, además de los entrenamientos grupales, realizan en forma individual ejercicios físicos, natación y aerobismo entre tres y cuatro veces por semana. “La gente que nos ve entrenar cree que estamos ensayando una obra de teatro. Nos piden que les mostremos la vestimenta y las armas”, cuenta.

En las batallas, vale todo: espadazos, codazos, golpes con el escudo, cabezazos y patadas. Se golpean con toda la fuerza hasta que uno de los guerreros cae al piso. Sin embargo, Chevasco Díaz –uno de los fundadores de HMB Argentina– aclara que no hay riesgos de salir lastimado. “Tenemos el cuerpo muy cubierto, de modo que los golpes que recibimos resultan amortiguados. Además, hay reglas de protección y el competidor que no las cumple queda descalificado”, explica.

Los integrantes de HMB Argentina tienen entre 25 y 45 años, y se unen a esta disciplina de deportes medievales luego de pasar por distintas experiencias de recreacionismo histórico y esgrima. Además del equipo de Parque Patricios, se fueron formando otros pequeños grupos con los que realizan presentaciones conjuntas. Para sumarse a la actividad o averiguar las fechas de exhibiciones y combates medievales, se puede visitar la página www.facebook.com/Battleofthenationsargentina. 

Mundial de Francia
A poco de su fundación, en mayo pasado, la filial HMB Argentina tuvo su momento más importante, ya que participó de Battle of the Nations 2013, el mundial de esta disciplina que se disputó en el pueblito amurallado de Aigues Mortes, en Francia. “Fue una experiencia increíble, durante cuatro días nos sentimos transportados a la Edad Media”, comenta Adriana Di Francesco, una diseñadora gráfica de 31 años y coordinadora del equipo nacional de HMB.

“Los equipos de los distintos países nos instalamos en un campamento junto a las murallas del pueblo. Era emocionante despertarse, salir de las tiendas donde habíamos dormido y cruzarse con gente vestida como en la época medieval”, dice Di Francesco. En el perímetro del campamento, donde se instalaron más de mil personas durante los cuatro días que duró el torneo, no podía haber elementos que no correspondieran al medioevo. “Para cocinar, teníamos que prender fogatas. Y a la noche nos iluminábamos con velas y antorchas”, apunta Di Francesco. Los baños estaban fuera de los límites del campamento y si alguien era sorprendido con algún objeto o ropa que no correspondiera a la época debía pagar una multa de 100 euros. 

Además de Di Francesco, que se encargó de la organización, la delegación argentina que participó de los combates estuvo formada por cinco integrantes y compitió contra Italia, Reino Unido y República Checa, tres equipos muy experimentados. “Perdimos pero terminamos con la autoestima alta, porque tuvimos una participación muy digna”, coinciden. 

Era la primera vez que un equipo de América Latina se presentaba en este campeonato. “Fue el debut pero no la despedida. Nos estamos preparando para lo que viene”, desafía Chevasco Díaz.

Guerreros de las pampas

El primer campeonato mundial de combates medievales de HMB, Battle of the Nations, se realizó en 2010 en la fortaleza de Khotyn, un imponente castillo de la región de Bucovina, en Ucrania. Un año antes, en ese mismo lugar, entre distintas organizaciones europeas de combates medievales se habían unificado las reglas de HMB y se había resuelto organizar un torneo mundial anual. En la primera edición de Battle of the Nations sólo participaron delegaciones de cuatro países: Rusia, Polonia, Ucrania y Bielorrusia. En el mundial de 2011, realizado también en el castillo medieval de Khotyn, se presentaron siete equipos, entre ellos el de Canadá, que fue el primer país americano que participó. En esa edición, el evento ya se había empezado a hacer famoso y fue presenciado por 30 mil personas. La edición 2012 se realizó en Varsovia, Polonia y participaron 12 delegaciones. En 2013, en Francia, hubo 25 equipos inscriptos, con países de cuatro continentes.
En Battle of the Nations los equipos participan en varias categorías de batallas medievales: “Cinco contra cinco”, “Veintiuno contra veintiuno” y “Todos contra todos”, entre otras. Bajo ciertas reglas, los combates son cuerpo a cuerpo y se permite el contacto total en los golpes. También se organizan competencias temáticas, como las elecciones del “Mejor campamento auténtico” y del “Mejor conjunto de armadura y armas”. Además hay espectáculos de juglares y músicos, y ferias de productos elaborados con técnicas medievales.
HMB Argentina se fundó a mediados de 2012 y se convirtió en el primer país de Latinoamérica presente en un torneo de Battle of the Nations. Además del club de Parque Patricios existen equipos en el Gran Buenos Aires y en Córdoba y se están organizando grupos en Rosario y Bariloche. En el mundial de Francia, los argentinos compitieron en la categoría “Cinco contra cinco”. El próximo evento está previsto para agosto en Buenos Aires. En tanto, recientemente la organización realizó un seminario sobre combates medievales en un encuentro que se llevó a cabo en forma simultánea en la Capital Federal y Córdoba. En esas reuniones se oficializó la apertura de clubes de HMB Argentina y hubo alrededor de 150 asistentes.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario