Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 66%
Viento: Este 26km/h
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
  • Martes 26 de Enero
    Cubierto con lluvias21°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Martín Vassallo Arguello: ´Jaite es un buen equilibrio´

El tenista opina del nuevo capitán de la Copa Davis y cuenta cómo trabaja con el gobierno nacional.

Por Leandro Balasini
Email This Page
8183139-vassallo_arguello.jpg

Sentado en un bar de Palermo, Martín Vassallo Argüello reflexiona ante cada respuesta que brinda. El ex tenista, que logró alcanzar el puesto número 47 del ranking mundial, expone ante Diario Z su visión sobre la nueva etapa que comienza para el equipo argentino de Copa Davis.

¿Qué le pareció la designación de Martín Jaite como capitán de Copa Davis?
A diferencia de lo que ocurrió con Tito Vázquez, que hizo un muy buen trabajo, ahora la Asociación Argentina de Tenis hizo una concesión a los jugadores acercándoles dos personas, como Martín y Mariano (Zabaleta, subcapitán), que son compinches, que los pueden entender pero que además tienen el carácter como para ponerles límites. Es un buen equilibrio el de Jaite. Era la figura más firme y que él se haya manifestado con ganas de asumir, es importante.
Alguna vez Gaudio dijo que el problema de egos era el escollo para ganar la copa. ¿Coincide?
Argentina siempre tiene chances de ser campeona, al menos desde que ha juntado otra vez dos tipos de nivel de top ten, como son Nalbandian y Del Potro, más allá de que el ranking actual refleje otra cosa. Después, ganar y perder una final depende de muchos factores. Respecto del tema de los egos, tenemos que partir de la premisa de que todos quieren ganar. Y creo que se ha ido madurando. En la final de 2008 hubo falencias desde el sector organizativo con las sedes hasta la capitanía y los jugadores. Esta última serie fue un espejo de cómo deberían funcionar las cosas.
Se insiste mucho en la falta de diálogo entre los jugadores. ¿Incide esto en el resultado?
No hace falta que sean amigos porque terminan entrando solos a la cancha. Tampoco hay que generar un equipo porque eso es ajeno a los jugadores y al tenis. ¿Por qué voy a obligar a Nalbandian a que coma con Del Potro, si es algo que le resta? No tengo que forzar nada. Lo que se necesita es una convivencia determinada para que nadie obstaculice el trabajo de otro. No seamos hipócritas, no estamos frente a chicos de dos años. Hay egos, pero eso no quiere decir que se boicoteen.
Así es Vassallo Argüello. No esquiva las preguntas. Tampoco durante su etapa de jugador intentó maquillar los cuestionamientos que le hacía a la ATP. Será por eso que alguna vez acuñó la frase «tenis pobre», para reivindicar a los «invisibilizados». «Así como hay una capa social que está oculta, en el tenis todos se quedan con los flashes de la elite y se pierde de vista a un montón de chicos que necesitan ayuda. Fue como decirles ‘miren que atrás hay otro tenis, no todos somos top ten ni millonarios´», explica el hombre de Temperley.
¿Se sentía un «extraño» en el mundo del tenis? En Roland Garros firmó «hasta la victoria siempre».
Lo que me pasaba no lo encasillaba en el tenis. A los 16 años leía Página/12 en lugar de ir a jugar a los videos. Lo que yo sentía en mi núcleo era lo mismo que sentía mi viejo en la oficina. Era impensado discutir de política en cualquier ámbito, como ocurre hoy. Si uno mide el porcentaje de gente comprometida en política, es el mismo dentro del tenis que en el conjunto de la sociedad. Hay una concepción de que el tenis es como el Jockey Club, pero dejó de ser un deporte de elite como lo es en el resto de América.
¿Cómo se lograría que el tenis fuera más federal?
Le presenté un proyecto a la AAT para dar clínicas en el interior del país y me dieron el visto bueno. Hay una gran diferencia entre las provincias y la capital respecto a la capacidad que tienen los profesores para educarse. Esa diferencia genera que el profesor no crezca y no pueda transmitirle conocimientos al chico, que termina viajando para acá, dejando atrás su familia, amigos y costumbres. Se destruye una fuente de trabajo en cada región. Estoy trabajando con la gente de Todos por Deporte, porque creemos que tenemos que ganar los espacios públicos para solucionar los problemas. Es desde el Estado donde se pueden cambiar las estructuras.

 

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario