Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 58%
Viento: Oeste 23km/h
  • Miércoles 23 de Octubre
    Nubes dispersas13°   19°
  • Jueves 24 de Octubre
    Cubierto14°   23°
  • Viernes 25 de Octubre
    Cubierto con lluvias17°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El Bohemio y una pelea de titanes

Sergio Rondina, el DT de Atlanta habla de la lucha por la punta en Primera B.

Por Lucas Viafora
Email This Page
8526163-Sergio_Rondina.jpg

El campeonato de la Primera B Metropolitana está picante. Tiene a varios pesos pesados de la categoría peleando por la punta. Uno de ellos es Atlanta. Desde que Sergio Rondina asumió como DT, hace seis meses, los números son positivos.
De larga trayectoria en el ascenso, Rondina jugó 25 partidos en Atlanta en la temporada 2002-2003 de la Primera B y tuvo de compañero a un joven Lucas Ferreiro, a quien hoy dirige. Aunque es medido al opinar, señala que el objetivo es uno solo: ascender.
¿Qué características tiene la Primera B Metropolitana?
Son partidos muy parejos, muchos se definen por pequeños detalles o errores. Los equipos que tienen más recambio, un sostén desde lo dirigencial y una buena estructura son los que a larga terminan peleando el campeonato.
Y en el juego, ¿cuál es la diferencia con la B Nacional?
Los campos de juego han mejorado mucho pero no están en las condiciones ideales. Se presiona mucho, se juega mucho al error contrario, a entregarle la pelota al rival y presionar sobre la salida y contragolpear. Son pocos los equipos que apuestan a tener una salida prolija del fondo, a tener la pelota contra el piso. No hay paciencia. Se apuesta a dividirla mucho, a la segunda jugada y a jugar al error del contrario. Es raro que en esta categoría haya partidos de muchos goles o una gran diferencia, son muy cerrados, se abren a partir de un gol y ahí se empiezan a encontrar los espacios. Es una categoría donde se lucha más de lo que se juega. Cuando yo jugaba había mucha diferencia entre Primera y el Nacional B, y muy cercana la B al Nacional B. Hoy es distinto: el Nacional B se emparejó con Primera y hay una brecha de juego del Nacional B a Primera B que antes no existía.
En lo económico, ¿hay mucha distancia?
Dirigí dos años Flandria, que es un equipo chico de la categoría. Atlanta hace la diferencia en pequeños detalles: tener el médico en todos los entrenamientos, tener kinesiólogo, tener las vitaminas. En Flandria no contábamos con esas cosas. El médico venía una o dos veces por semana. Poder concentrar todos los fines de semana antes de los partidos lo posibilita estar en un equipo con la estructura que tiene Atlanta.
¿Qué posibilidades concretas hay de alcanzar la punta?
Muchas. Falta muchísimo por jugar, queda la segunda parte del campeonato. Tenemos que estar entre esos cinco lugares que pelean por los dos ascensos, no desesperarnos por agarrar la punta. Es un campeonato muy parejo, nosotros habíamos arrancado muy mal, llegamos a estar últimos y tuvimos una racha de varios partidos sin perder, ganamos muchos y quedamos punteros. Más que pensar en Platense, por ejemplo, tenemos que seguir creciendo como equipo.
¿Los hinchas son exigentes?
Sí, en todos lados te exigen en mayor o menor medida según las obligaciones que tengas. La gente siempre quiere ganar y ver jugar al equipo como el Barcelona.
¿Cómo analizás al resto de los rivales de la categoría?
Para mí va a ser un campeonato donde los equipos grandes van a estar en la pelea por los dos ascensos. Llámense Temperley, Platense, Morón, me parece que Los Andes es muy buen equipo aunque haya tenido un arranque muy malo, Estudiantes. Alguna sorpresa habrá: un equipo como San Carlos, que se pueda meter ahí porque lo hace desde la humildad y mucho sacrificio. Buscamos esos dos ascensos de los que nos da la posibilidad el nuevo reglamento. Después «el de arriba» te marca el destino: que pegue la pelota en el palo y entre, o se vaya afuera.

Un hincha de pura cepa
Sebastián Wainraich, comediante y conductor de radio, es un fanático de Atlanta. Dice que es hincha del club desde que tiene uso de razón. «Se oficializó a los 6 o 7 años. Casi siempre voy a la cancha, incluso iba cuando se podía ir de visitante. Si hoy se pudiera no sé si iría, con dos hijos se complica bastante», indica. Sobre la Primera B señala que «el juego es muy friccionado, trabado, la pelota anda mucho por el aire pero hay algo que te hace verlo. Cuando Atlanta estuvo en el Nacional, no seguía la Primera B, dejé de verla. Y ahora me doy cuenta de que la veo sólo por Atlanta». Y tira con humor: «Prefiero el romanticismo de la Copa Libertadores». Cuenta que sigue siempre el fútbol internacional y los partidos de la Selección. Sobre el DT del equipo afirma: «Rondina me gusta mucho, me parece muy inteligente, sabe parar al equipo. Fijate que no nos superaron e intenta jugar de mitad de cancha para adelante. Además lo conozco y es buena persona, sabe tratar a los jugadores. Y eso no es menor».

DZ/LR
 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario