Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 67%
Viento: Sureste 38km/h
  • Miércoles 21 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   16°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Deportes: Cambiar para no cambiar. Por Alejandro Fabbri

Los errores de Batista fueron grandes y fácilmente detectables.

Por Alejandro Fabbri
Email This Page

A vos te gusta Bielsa, ¿no?
-Sí, mucho, me parece un técnico honesto, trabajador, formador de jugadores, innovador y sobre todo, ofensivo. Ya dio demasiadas pruebas.
-No va, fracasó rotundamente en Japón 2002 y se fue por decisión propia.
-Bueno, Bianchi tiene una historia muy exitosa y profesional.
-Está distanciado de Grondona, ni siquiera le atendió la llamada cuando lo tentaron para que viniera a Ezeiza. Y parece que sabe todo, no acepta consejos.
-Pekerman podría volver, no le fue nada mal.…
-¿Estás loco? Ya demostró que la Selección le queda grande, lo mismo que a Diego. Debería volver a las juveniles con Tocalli, capaz que ahí sale campeón de nuevo.
-Basile, Gallego, Russo, Sabella…
-No sigas tirando nombres al divino botón. Son gente grande, todos pasaron los cincuenta años, algunos llevan un tiempito sin laburar. Están lejos del mensaje que necesitan los jóvenes, que ya no los entienden.
-Gareca, Mohamed, Falcioni, el turco Asad…
-Shhh, pará un poco. Ninguno dirigió seriamente a los grandes clubes del fútbol mundial. Son de cabotaje, afuera no los conocen. Los que saben algo los recuerdan como jugadores y no como entrenadores. Dejate de embromar.
-No tengo más candidatos. No sé, Ramón Díaz, el Cholo Simeone.…
-Ramón no maneja bien los grupos, al Cholo lo devora la ansiedad, enseguida se enloquece. Basta de nombressss!!!
El diálogo puede ser imaginario o no. Las preguntas del periodista y los argumentos del sabelotodo, aquel que fatiga los pasillos de la AFA y tiene llegada a casi todos los dirigentes cercanos a Julio Grondona, son sencillas y grafican el momento que se vive alrededor de la Selección nacional.

El rotundo fracaso del equipo nacional dejó una estela de frustración y de enojo como pocas veces antes había ocurrido. Es que fueron cuatro partidos, una única victoria ante un combinado juvenil de Costa Rica y tres empates. Con una buena tarea frente al duro Uruguay, pero sucumbiendo en los penales.

Los errores de Batista fueron grandes y fácilmente detectables. Dijo que la Selección jugaría como el Barcelona, algo que nunca ocurrió. Convocó a cinco mediocampistas centrales (la cincocracia) y jugó con tres de ellos ante Bolivia y Colombia. Sin rastros de volantes derechos ni zurdos, no tuvo salida por ningún costado.

Expresó Batista que Messi era su «número nueve» y al tercer partido lo puso de puntero derecho. Señaló que Tevez no sería convocado por cuestiones futbolísticas y lo terminó llamando. Lo puso de puntero izquierdo igual que al Kun Agüero. Llamó a seis delanteros centrales que se iban a superponer, irremediablemente. Usó a Di María como mediocampista izquierdo pero tirado al centro, cuando el rosarino juega de extremo, bien abierto, en Real Madrid. Armó una defensa lenta, le cambió el perfil a Zanetti, dejó seguir de titulares a la dupla Burdisso-Milito, de las más flojas en bastante tiempo. En suma, hizo casi todo mal.

Así y todo, la Argentina pudo haberse clasificado para las semifinales, si ganaba la lotería de los penales o si el arquero Muslera no hubiese sacado todo lo que le tiraron. ¿Se hubiera hablado igual de estos errores que se marcan? Seguro que no: hubiesen sido atenuados fuertemente por el avance hacia la fase decisiva de la Copa.

Se afirma hace tiempo que no tenemos el equipo que creemos que tenemos. Que somos menos de lo que imaginamos. En realidad, a esta altura se puede afirmar que hay arquero (Romero), que hay un cinco clásico (Mascherano más defensivo, Gago más vertical) y hay ataque (el incomparable Messi, su socio en el área Higuaín, más Agüero) y quizá algunos pocos completan el panorama.

No hay buenos defensores. Escasean los zagueros de jerarquía y los laterales de fuste se han extinguido. Mediocampistas por la derecha y la izquierda se buscan. Y extremos también. Pregunta sencilla y lógica: si faltan jugadores en varios puestos, si los que están no llegan a la exigencia que se requiere, ¿por qué creemos que somos los mejores? La respuesta está en la cancha. Y en los resultados obtenidos, claro.

 

DZ/LR

 

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario