Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 49%
Viento: Nordeste 27km/h
  • Viernes 29 de Enero
    Cubierto20°   28°
  • Sábado 30 de Enero
    Cubierto con lluvias20°   26°
  • Domingo 31 de Enero
    Cubierto con lluvias20°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Depilación masculina: Sin pelos en ninguna parte

Cada vez más hombres eligen ser lampiños, sea por comodidad, higiene o gusto.

Por Brenda Salva
Email This Page
man_waxing

Los llaman “metrosexuales” porque reúnen ciertas características del hombre moderno, actual y preocupado por su imagen.
Cuidan su figura, se alimentan a regla, se enfocan en su pelo, sus uñas, su ropa y su perfume. Pero hay algo que los hombres tienen y que para algunos es un tormento: pelos.
Si antes el temita del vello era un tormento exclusivo del reino femenino, ahora ellos también lo padecen.
En la cara, en el pecho, en las piernas, en las axilas, y para muchos, en la espalda, el pelo corporal debe eliminarse en el mundo masculino. O por lo menos para aquellos que cuidan al extremo su imagen.
Hasta hace poco los hombres que realizaban algún deporte como natación, fisicoculturismo o atletismo, tenían el visto bueno de la depilación. Ahora, más de uno anda por ahí “secretamente depilado”.
Alejandro (38) es productor de televisión y a pesar de que goza de un buen aspecto, dice que las mujeres lo prefieren depilado. Todavía no se animó a pasar por la depiladora, como lo hacen su hermana o su mamá, pero se atreve a encerrarse en el baño con un pote de cera y arrancar de raíz los pelos del pecho. “Al principio era muy incómodo ver como se me salían los pelitos del pecho cuando me ponía una remera con escote en V o la camiseta de Racing, entonces opté por rasurarme, me afeitaba la cara y pasaba la maquinita por el pecho. Después me picaba y los pelitos pinchaban. Un día compre cera y, a pesar del miedo, me depile solo.”
¿Y las mujeres qué dicen?
Les encanta. Mi novia está re cómoda, dice que es más lindo, más higiénico, más suave y hasta más cómodo. Cuando me afeité el pecho no le gustó mucho por el crecimiento, y además a mí me picaba mucho y se me irritaba. Todavía no me da la cara para ir a una depiladora de centro de belleza o peluquería, pero por como vengo capaz que dentro de poquito me atrevo.
¿Te depilás sólo el pecho u otra parte del cuerpo?
Antes también me pasaba la maquinita por otras partes más “sensibles”… Y me pasó lo mismo: picazón, incomodidad para la otra persona, todo mal. Cuando me empecé a depilar con cera fue más cómodo. Más doloroso sí, pero me cambió la vida.
Así como lo dice con total soltura y sin vergüenza, Alejandro también confiesa ponerse crema a la noche y cuidarse las uñas. El hombre de hoy no es el macho descuidado de antes. Ahora el galán también se pone perfume, elige cremas y se corta la cutícula de las uñas con repujador y loción humectante.
En definitiva, se depila y le gusta. Pero, ojo, también es más exigente con el cuidado físico de la mujer. “Si yo me depilo, me cuido, salgo a correr y me mantengo a régimen, quiero lo mismo para una mujer. Sobre todo si está a mi lado, me causa mucho rechazo una mujer con pelo en la axila”, se sincera Alejandro.
Matías (32) es otro que se depila. Dice que “el tipo que se deja los pelos es porque es un descuidado y no le importa la apariencia. Además, así tiene más levante”. Parece que el lampiño ahora gana.
Este joven administrativo que trabaja en el microcentro porteño, se atreve a dejar su cuerpo en manos de una depiladora profesional. Hace algunos meses va a una cadena de belleza donde le ofrecen distintos servicios y hasta varias opciones de depilación.
Con la promo Oficinista le depilan la cara y el cuello; la Maratonista es sólo entrepierna y, a pesar de que Matías no hace maratones, siempre la elige; con la Tenista le depilan los brazos completos, y la Nadador es la más completa: depilan espalda, pecho, abdomen y hombros. Finalmente, la Futbolista implica piernas completas y axilas.
Algunos se atreven a decir que también se emparejan las cejas con la tradicional pincita. Evitan la “uniceja”, dicen, porque prefieren verse más estéticos. Usan cera, pincita y máquina de afeitar. Aunque hay muchos que por pudor van solos a la depiladora y otros que todavía se encierran en el baño a gritarle las penas a la cera que no se despega de la piel.
La depilación masculina se expande. Algunos dan estilo David Beckham; otros, en cambio, recuerdan a Steve Carrell, en aquella memorable escena de Virgen a los 40 en la que su pecho queda hecho una carita feliz de pelos y sangre salpicada.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario