Tiempo en Capital Federal

17° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 88%
Viento: Nordeste 31km/h
  • Viernes 23 de Octubre
    Muy nuboso17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con lluvias18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Dennis Smith: Chico pop polifacético

Dirige cine, escribe canciones, es actor, se luce en la tele y protagoniza Negra. Pero lo que más ama son las meriendas ricas.  

Email This Page
dennis smith dennis smith

De una vocación indiscutible, Dennis Smith (32) puede conmover hasta el más descreído, sacar una carcajada al escéptico y avergonzar al más atrevido. Negra, el unipersonal que está presentando en el teatro El Kafka, logra crear una atmósfera inquietante en el público. Sentado en una sala de espera de un lugar de Miami, el personaje recuerda fragmentos de su infancia relacionados con su abuela y teje una red de recuerdos que penetra en el ridículo, la impaciencia, el amor, el perdón y la tragedia. Todo acompañado por breves interludios de canciones reversionadas por el actor. Smith, artista multifacético, ex participante de La Voz Argentina, reestrena su obra Negra y se autodefine como un tipo sin rótulos, “inclasificable” en el género.
¿Cuándo fue la primera vez que te sentiste vinculado al arte?
Tenía tres años y mi papá le regaló a mamá un equipo de música Sony que tenía ecualizador gráfico, no recuerdo quién pero alguien puso un casete con la canción Lollipop y comencé a cantar frente al aparato. Ése fue el primer recuerdo con el canto. Era mi juego favorito. Con la actuación empecé a los 16, con mi hermana nos fuimos a ver a Cora Roca que era una maestra de teatro. En lo de Cora nos enseñaban a improvisar, era espectacular. Ella te daba una consigna, ciertas herramientas y te daba cinco minutos antes de pasar al escenario. Se armaban historias increíbles. Empecé a descubrir el amor que le tengo a la palabra, esa cosa de “cómo decir las cosas”.
¿Cuánto de real hay en tu obra Negra?
El espectáculo cambió en 2007; con dos amigas decidimos hacer un espectáculo de monólogo, pero a tres voces. Entonces nos pusimos a pensar a quién queríamos hablarle y coincidimos en hablarle a nuestra abuela. Arrancamos a escribir y yo llegué a tener más de cincuenta páginas de material, nos dimos cuenta de que no estábamos llegando a nada. En 2008 lo retoqué y en 2009 lo volví a tocar. Tenía demasiada información y me puse a elegir los momentos. ¡Que en la obra son reales! Luego me faltaba el marco y ahí apareció la sala de espera y una razón de ser de esas anécdotas.
Tocas un tema que nos atraviesa de una manera desfachatada y de a poco profundiza en el sentimiento de pérdida.
Manejamos el duelo de maneras muy distintas. Pero la idea en común es la misma, hay que seguir funcionando. Y sí, seguimos funcionando pero nunca terminamos de digerir la ausencia. He escuchado cosas ridículas de los psicólogos que dicen que tres meses es lo que dura el duelo de la pérdida de un abuelo o abuela, seis meses la de un padre y toda la vida la de un hijo. Son cosas de manual muy absurdas. Y el personaje habla con mucha liviandad, de manera superficial, pero mientras transcurre la obra, eso se va haciendo más profundo y él se comienza a escuchar. Es algo parecido a lo que me está pasando a mí con el espectáculo, que lo dejé descansar un par de meses y ahora está muy vivo. Encontré ese lugar donde la gente se ríe, llora y se conmueve. Tiene algo de manipulador también.
¿Con qué criterio elegiste las canciones?
Yo tenía un repertorio para un concierto, esas canciones que nunca me iban a dejar cantar. Esos temas que a priori me dirían, ¿vos cantando eso? Estás reloco. Es increíble porque no me había dado cuenta de que la primera estrofa de uno de los temas, el de Mercedes Sosa, dice “cambia lo superficial cambia también lo profundo” y ésa es la verdadera esencia de la obra. Empieza con superficialidad y se torna profundo sin ningún tipo de presión.
Es una comedia incómoda.
Totalmente, hay situaciones que uno prefiere olvidar o no tocar, que desde la superficialidad de este personaje se pueden abordar. Es un tipo muy tontón que habla con una liviandad que desprende muchas cosas. Es tal el grado de inocencia que tiene que logra sorprenderte.
¿Cómo fue tu experiencia por La voz argentina, el programa de Marley?
La experiencia fue buenísima, con un nivel de producción impresionante. Era mucha demanda horaria pero valió la pena porque lo que salía al aire fue lindísimo de ver y escuchar. Fue una especie de sueño hecho realidad cantar con esa banda increíble, con esas luces y ese escenario tremendo. Y a nivel personal me empujó a seguir con el canto fuertemente. En cuanto a las repercusiones, Negra está llenísimo en todas las funciones y creo que tuvo que ver en parte con La voz.
¿Cuáles son tus proyectos?
Tengo varios, en teatro vamos a hacer Carta al padre, y un espectáculo que se llama Boy scout que tiene que ver con esta trilogía autobiográfica (Negra, Dos hermanos y Boyscout). Y en breve estará saliendo mi primer EP, más que un simple, pero corto para calificar como completo álbum.

En pocas palabras

• Tiene 32 años.
• Participó en el Festilindo y en La voz argentina, con Marley.
• Los sábados hace Negra en El Kafka (Lambaré 866).

 

dz/lr

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario