Tiempo en Capital Federal

21° Max 18° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 92%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado14°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Antonio Elio Brailovsky: Cementerio de autos, criadero de enfermedades

Por Antonio Elio Brailovsky, experto en temas ambientales.

Email This Page
cementerio_autos

Los cementerios de automóviles son el sitio emblemático de la cultu­ra de lo descartable que caracteriza al capitalismo contemporáneo. Son la contrapartida de la ilusión norteamericana de poner al mundo sobre ruedas. El objeto emblemático de nuestra cultura genera tam­bién su residuo emblemático, con el agravante de que es un residuo peligroso con todas las de la ley.

Los autos abandonados generan contaminación y riesgo de enfer­medades: las baterías despiden plomo y ácido sulfúrico, los aire acon­dicionado emanan un gas que destruye la capa de ozono, y las pastillas de freno, asbesto. Los aceites lubricantes y los líquidos anticongelantes también pueden provocar daños en las vías respiratorias, en el hígado y en los riñones. El combustible que les quede representa un riesgo de incendio.

Pero además, son adecuados criaderos para vectores de enfer­medades, desde el mosquito que transmite el dengue hasta diversas especies de roedores. Recordemos que la leptospirosis, enfermedad transmitida por roedores, suele contagiarse primero a las mascotas y de ellas a los humanos. Esto es lo que hace tan difícil su prevención: a veces podemos controlar adónde juegan los niños, pero no podemos quitarles a los perros los instintos que los llevan a perseguir ratones, que los contagiarán.

Lo sugestivo es que no hayamos encontrado (¿o tal vez no busque­mos?) alguna forma de aprovechar los componentes útiles de los auto­móviles en desuso. Se me ocurre que no soportamos ver la decadencia de nuestro gran emblema de lujo, poder y sexo, y por eso sólo se nos ocurre compactarlos. Los europeos, que tienen una visión menos simbólica de los autos, se preocupan por reciclar sus componentes. La Comunidad Europea tiene directivas precisas, que va ajustando de año en año, sobre el modo en que los fabricantes deben ajustar la produc­ción de vehículos para disminuir sus componentes peligrosos y además para facilitar su reciclado para que la casi totalidad de sus componen­tes puedan volver a utilizarse. En España, la comunidad autónoma de Aragón espera reciclar el 95 por ciento de los componentes de un auto para el año 2015. También los fabricantes tienen que suministrar para cada vehículo un manual técnico sobre cómo se hará el desguace al final de su vida útil. Todo esto sigue políticas públicas unificadas para toda la Comunidad Europea. Estas políticas van consensuándose entre todos los integrantes de la CE, de un modo semejante a como lo hace­mos en un país federal.

Los países del Sur, en cambio, nos hemos creído más el sueño ame­ricano y aún no establecimos políticas públicas para transformar los vehículos descartados en materiales útiles. Siguen siendo residuos pe­ligrosos que amenazan la salud. Nos queda, en el corto plazo, reclamar su retiro lo antes posible. Pero tenemos una asignatura pendiente en materia de políticas de largo plazo al respecto.

DZ/km

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario