Tiempo en Capital Federal

23° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 74%
Viento: Nordeste 10km/h
  • Sábado 17 de Abril
    Cubierto19°   22°
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto18°   22°
  • Lunes 19 de Abril
    Muy nuboso18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Deberán construir una plaza en donde hay una cancha de tenis

La Justicia desalojó oficinas de un predio que debía ser una plaza. Ahora el Gobierno debe actuar

Por laura-lifschitz
Email This Page

Los vecinos de Núñez reclaman el cumplimiento de la ley para la utilización de un predio como espacio público. Su reclamo, avalado por la Justicia, depende de la decisión del jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

La historia del parque ubicado en Figueroa Alcorta al 7200 es larga y su último capítulo se escribió a fines de septiembre cuando el Ministerio de Desarrollo Económico porteño firmó en una escribanía privada un convenio de uso precario y gratuito con la Asociación Argentina de Tenis (AAT), por el que le cede el predio, el mismo espacio que había sido cedido por el Estado Nacional al Gobierno porteño con el único objeto de que éste constituya un espacio verde.

El lugar está frente al Club Hípico y fue propiedad de Obras Sanitarias de la Nación. El trofeo es reclamado tanto por la Asociación Argentina de Tenis como por los vecinos que piden el cumplimiento de la ley que establece su destino como espacio verde.

Hasta el momento, el lugar es ocupado por las instalaciones del Carminatti Tennis Center, que infringe la norma legal. Oscar Carminatti, dueño del lugar, fue entrenador de Gabriela Sabattini. El 24 de septiembre la Justicia había dispuesto el desalojo de las oficinas de Carminatti, lo que se cumplió parcialmente, dado que aún se ejercen actividades deportivas en el lugar.

La medida había sido tomada por la fiscalía a cargo de Norberto Brotto, del Ministerio Público Fiscal, por el delito de usurpación. Es que el predio es un espacio público, según la ley 239 de 1999. Para acelerar los procesos por años demorados, el propio Mauricio Macri había firmado en 2009 el decreto 725 que ordenó el uso de los 46.301 metros cuadrados que habían sido cedidos por el Estado Nacional al Ejecutivo porteño, dado que es un área de protección histórica.

Ana Luisa Paulesu, ex candidata a vicejefa porteña por el Partido Autonomista de Ricardo López Murphy, es la presidenta de la Asociación Vecinal Fomento Barrio Parque General Belgrano, una de las entidades que lucha por el cumplimento de la ley. Paulesu informó a Diario Z que «a través del decreto, el Estado no le reconoce ningún derecho a ninguno de los ocupantes, entre ellos (Omar) Carminatti» -el preparador físico de Gabriela Sabattini- «y (Arturo) Grimaldi, presidente de la Asociación Argentina de Tenis».

Según el fiscal Norberto Brotto, «luego del desalojo administrativo ingresaron en el predio unas ochenta personas quienes decían estar protegidas por un amparo que invalidaba nuestro accionar». Dado que se constató la no vigencia del amparo, «después de una solución amigable desalojaron nuevamente el lugar», confirmó el letrado a Diario Z. Pese a que los vecinos denuncian que el lugar sigue funcionando, Brotto aseguró que «la Metropolitana verificó el miércoles 5 de octubre que sólo estaba el concesionario retirando sus pertenencias». Por lo tanto, «el terreno ya fue entregado al Gobierno de la Ciudad para que se expida sobre el asunto».

Detrás de este largo conflicto está la posición de la Asociación Argentina de Tenis, la que habría obtenido un acuerdo para construir allí el primer centro nacional que nuclee todas las actividades del sector. «Después de varios años es momento de tener un centro propio, donde haya programas de educación gratuita tanto para los jóvenes deportistas de todo el país, como para los tenistas profesionales», afirmó el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Argentina de Tenis, Héctor Romani. Además, aseguró que «en el Centro Nacional se dictarán clases gratuitas para todos los vecinos, niños y habitantes de sectores de bajos recursos».

Los vecinos, según afirma Paulesu, se dirigieron a la Legislatura porteña por dicho convenio: «Por supuesto nuestro pedido de informes quedó frenado en Deportes y Turismo, el área de Francisco Cabrera» -ministro de Desarrollo Económico del GCBA- «uno de los interesados en quedarse con el espacio». Y gracias al derecho de acceso a la información pública los vecinos aseguran que no existe expediente que confirme el convenio. Desde el Ministerio confirmaron a Diario Z que el acuerdo con la AAT fue firmado, que las instalaciones no fueron demolidas tras el desalojo -que aseguran fue efectivo- porque se trata de construcciones que ya forman parte del patrimonio de la ciudad y que las mismas se aprovecharán para el futuro centro nacional de tenis.

Fuentes de la AAT informaron que se está a la espera de la decisión del Ejecutivo porteño. «Aun cuando sabemos que vamos a poder hacer uso del lugar, tenemos que esperar que se resuelva, porque no queremos generar ningún tipo de inconveniente», explicaron. Para los interesados en el proyecto, «lo que hasta ayer era un emprendimiento privado nosotros vamos a manejarlo con una asociación civil sin fines de lucro en beneficio del tenis y toda la comunidad». Sin embargo, desde el 29 de septiembre existe un convenio firmado ante escribano por un acuerdo de cesión del predio, con la firma de un representante del Ministerio de Desarrollo Económico, en un acto que incumple lo dispuesto por el propio Gobierno de la Ciudad. Aquel jueves de fin de septiembre el profesor de tenis Arturo Grimaldi, Ezequiel Sabor -director general de Concesiones del Ministerio de Desarrollo Económico- y Heriberto Raggio -apoderado de la AAT- acordaron ante el escribano José Fernando Bosch el convenio que otorga la facultad de un uso precario y gratuito del predio para que la AAT disponga a voluntad de su uso. El documento fue certificado con el número 012113262. El mismo reconoce que el bien pertenece a la Ciudad de Buenos Aires conforme a la ley 239/99 y que el dictamen 82687 de la Procuración de fecha 1 de marzo de 2011 entendió que el bien puede ser objeto de concesiones y permisos, lo cual contradice la escritura de cesión del Estado Nacional.

«Lo grave es que el jefe de Gobierno en lugar de cumplir con una escritura con cargo que es espacio verde de uso público se lo dé a Grimaldi, su profesor de tenis», contraatacó Paulesu. Los vecinos proponen que se utilicen los predios de la zona sur «porque nosotros acá no necesitamos inversiones de una asociación que tiene como finalidad un uso restrictivo», remató Paulesu. Para ello convocan en carácter de urgente la intervención del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a cargo de Diego Santilli. Por su parte, el martes 4 de octubre el diputado por la UCR Antonio Campos elevó un pedido de informes a la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura para dilucidar la existencia o no de dicho acuerdo para la construcción del centro deportivo entre la AAT y el gobierno porteño.

Hoy el lugar sigue funcionando como club de tenis y la firma de este acuerdo iría en desmedro de las propias medidas adoptadas por Mauricio Macri en 2009 para la puesta en uso del predio como espacio verde de uso público. Dadas estas circunstancias, una de las posibilidades es que el Estado Nacional revoque la cesión del predio al incumplirse el objeto de la misma. Por ahora los vecinos lo miran desde atrás de las rejas.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario