Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 55%
Viento: Este 26km/h
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado15°   22°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   23°
  • Martes 8 de Diciembre
    Muy nuboso19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

De la Barranca de Marcó al Lezama

El Parque Lezama está emplazado en una barranca natural.

Email This Page

A fines del siglo XVIII, la Real Compañía de Filipinas instaló en lo que hoy es el Parque Lezama un depósito de negros es­clavos. En 1806, durante la primera invasión inglesa, el general Beresford ingresó por la calle San Martín (actual Defensa) abatiendo a las últimas fuerzas locales en la Barranca de Marcó (hoy Parque Lezama). Años después, el inglés David MacKinley emplazó allí su quinta. En 1857, el comerciante José Grego­rio Lezama compró la propiedad, la rodeó de un cerco de rejas de hierro y, aficionado a la botánica, colmó el lugar de plantas y árbo­les exóticos. Tras su muerte, en 1889, su viu­da Ángela Álzaga cedió el predio a la comuna con la condición de que se hiciera allí un par­que público. Fue entonces cuando se convocó al paisajista francés, Carlos Thays, para dise­ñar en las ocho hectáreas un parque.

«El Lezama tiene varias joyas arquitectó­nicas, escultóricas y de tipo paisajístico que se fueron deteriorando con el tiempo. Se perdie­ron dos elementos centrales y muy bellos: el rosedal, que en una falsa idea se lo convirtió en un anfiteatro, y se tapó la fuente que da sobre la calle Brasil. La falta de obras de con­servación y de mantenimiento ha ido deterio­rando los árboles, las esculturas, los ornamen­tos», explica el historiador Eduardo Lazzari.

Sobre los espacios de relevancia histórica y cultural el especialista en Buenos Aires aña­de: «Está el Museo Histórico Nacional, que era la vieja casa de los Lezama y es el repositorio histórico más importante de Buenos Aires y uno de los más significativos de la Argentina, que marcaba en los tiempos coloniales el final de la ciudad. Es uno de los pocos lugares de Buenos Aires donde se hace evidente la ba­rranca que marcaba la llegada de las aguas del río y tiene la importancia histórica de ser un lugar que es re­ferencia desde hace por lo menos 250 años. Está entorna­do por una serie de edificios de un valor histórico relevante como la Iglesia Cate­dral Ortodoxa Rusa, el viejo Bar Británico, el edifico de Schindler sobre la avenida Caseros, es decir que fue conformando un rincón histórico relevante y de presencia urbana durante más de dos si­glos en lo que es Buenos Aires».

DZ/KM

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario