Tiempo en Capital Federal

19° Max 10° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 54%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Martes 29 de Septiembre
    Despejado13°   19°
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Despejado15°   23°
  • Jueves 1 de Octubre
    Parcialmente nuboso12°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

De acuerdo por ahora

El Ejecutivo promete reducir 78% los envíos a provincia en un año y medio.

Email This Page
POner titulo siempre ejemplo de descripcion de imagen

Después de seis años frente al gobierno porteño y tras el cruce más duro con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, Mauricio Macri tuvo que ceder por el conflicto que genera la disposición final de la basura en el área metropolitana. Con la propuesta, que será formalizada la semana próxima, reconoció que la Capital es el único distrito que no cuenta con terrenos propios para deshacerse de sus residuos y que la reducción de los desechos es el camino a seguir.

Esto último resulta una obviedad aunque no lo fue durante este tiempo para la gestión PRO. Precisamente este año una ley porteña (votada por unanimidad por el bloque macrista en la Legislatura en 2004) establecía que debía disminuir en un 30% la cantidad de desechos. Contrariamente, el distrito aumentó su volumen de basura: cada día se entierran en el relleno sanitario Norte III, en San Martín, 6.000 toneladas diarias.

El compromiso que asumió Macri es un tanto ambicioso: reducir el 78% de los residuos en un año y medio. Pero no le quedó otra. La presión de Scioli y de los intendentes del conurbano obligaron a la Ciudad a diseñar un esquema de reducción paulatina que se basa en cuatro ejes: la planta de tratamiento biomecánico, que está en el predio de Norte III; la separación en contenedores; la puesta en marcha de la planta de áridos en la Ciudad y, la apuesta más fuerte, el tratamiento térmico de 2.500 toneladas a partir de mediados de 2014 en las nuevas plantas, en proceso de llamado a licitación.

Tras el anuncio todos quedaron contentos: los intendentes, Scioli y el gobierno porteño. Aunque la estrategia PRO pretende seguir insistiendo con la ampliación del relleno sanitario –cuya vida útil no supera el año y medio– y trasladarle el conflicto al gobierno nacional, saben que vecinos y jefes comunales no quieren nuevos vertederos en sus tierras.

Según detalló el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, esa basura tendrá un “tratamiento térmico”, aunque no precisó cuál será la tecnología. Las ONG ambientalistas no dejaron pasar el comentario: “Debemos resaltar como positiva la reunión de hoy entre Macri y Scioli. No obstante, es necesario que se presente un plan acción que dé cuenta de cómo el Gobierno de la Ciudad y los gobiernos municipales reducirán la basura enterrada. Por otro lado, la Ciudad debe aclarar cuál es la línea de base para la reducción del 78% comprometido y cuáles serán las decisiones a tomar, teniendo en cuenta que debe cumplir la ley vigente en la cual está prohibida la incineración”, señaló Consuelo Bilbao, de la campaña de Tóxicos de Greenpeace.

Por su parte, Juan Carlos Villalonga, presidente de la Junta Directiva de Los Verdes, señaló: “Lo que surge de las declaraciones de las autoridades de la Ciudad es que están pensando en tratamientos térmicos de la basura, algo prohibido por la Ley de Basura Cero, y que tiene enormes inconvenientes técnicos. En lugar de pensar en cumplir con la legislación vigente, intentan modificarla para alcanzar la cifra comprometida. Por otro lado, la Provincia de Buenos Aires debería avanzar en prohibir la incineración para no sumar más problemas a la crisis de la basura”.

También se discutió el futuro del sistema de la Coordinación Ecológica Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse) que manejan en conjunto la provincia de Buenos Aires y la Capital. Scioli fue claro: “Habrá que pensar en enterrar una mínima cantidad de basura y en rellenos sanitarios regionales”. La Ciudad no tiene un plan B. Aunque redujera como prometió casi el 80% de sus residuos, unas 2.000 toneladas diarias seguirían sin destino. Éste será otro punto de discusión y negociación en los próximos dos años. Una pulseada difícil para la Ciudad teniendo en cuenta la contienda electoral de 2015.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario