Tiempo en Capital Federal

18° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Nordeste 18km/h
  • Lunes 23 de Mayo
    Cubierto13°   18°
  • Martes 24 de Mayo
    Cubierto15°   18°
  • Miércoles 25 de Mayo
    Cubierto con lluvias10°   14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 22/05/2022 07:51:08
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Daniel Pavón: ídolo de barrio

El “Cholo”, como lo conocen sus vecinos de Saavedra, repasa su intensa y exitosa trayectoria deportiva.

Email This Page
pavon

A fuerza de sacrificio, humildad y goles, el ex centrodelantero supo ganarse el cariño de la gente de Platense y Racing, clubes con los que ascendió a Primera División. Nos abre la puerta de su casa para recordar sus orígenes y cuando llegó a la cima con Boca Juniors, ganó la Copa Libertadores y la Intercontinental. Sobre la calle Conde, en pleno corazón de Saavedra y entre paredes pintadas de marrón y blanco, Daniel Pavón nos espera en la puerta de su casa. Los vecinos que pasan aclaman al Cholo, apodo con el que lo conocen desde la época de jugador del Calamar.

¿Los tres momentos más grandes de tu carrera se dieron en Platense, Boca y Racing?
Sí, plenamente. A Platense llegué con 19 años luego de haber jugado en Almirante Brown. Me trataron como a un hijo y yo con el tiempo lo aprendí a amar. Debuté en 1974 y les tengo que agradecer mucho a los jugadores de ese momento, como el Mono Petti, Pilla y Juárez, gente más grande que me supo educar.

Lograste el ascenso en 1976. ¿Cómo jugaba Platense?
Éramos fuertes físicamente, muy luchadores. Aprovechábamos el error del rival y jugábamos al contragolpe. Teníamos en Petti, Pérez y Bernabitti, jugadores que marcaban la diferencia.

¿Qué momento de esa campaña se te viene a la cabeza?
El partido con Almagro que ganamos 5 a 1 con tres goles de Orlando y dos míos. Ése fue uno de los momentos en los que pensé que íbamos a ascender. Otro fue el 0 a 0 con Tigre, en el que muchos perdieron la esperanza porque Lanús había ganado. Pero después se dio que le ganamos a Villa Dálmine y tuvimos la suerte de que Almagro derrotara a Lanús y así pudimos ascender.

¿Los 33 goles en Platense fueron el puente para Boca?
Sí, junto con eso quedé convocado en una preselección de 40 jugadores que hizo Menotti en 1977. Me mandó a buscar Toto Lorenzo, no podía creer llegar a un club tan grande. Jugué Copa Libertadores y la ganamos, también la Intercontinental. En la final del mundo jugué sólo el primer partido, porque la vuelta se jugó al otro año y yo ya estaba en el Español de Barcelona.

¿Qué sentías jugar bajo ese marco y con tanta gente?
El partido que más recuerdo fue en la primera final en La Bombonera contra el Borussia Mönchengladbach de Alemania. Terminó 2 a 2, hice un gran partido. Se movía la cancha, el campo vibraba.

Sentimentalmente, ¿dónde ubicás a Boca en tu trayectoria?
Fue algo muy lindo, un orgullo. Cuando era chico era fanático de Boca, pero al empezar a jugar en Platense, al vivir en el barrio, mi corazón se dio vuelta. También fue un orgullo jugar en Racing, pero Platense es lo más grande que me pasó.

En que circunstancia aparece Racing en tu camino?
Estaba en el exterior, tuve un esguince de rodilla y me volví a la Argentina para hacer la recuperación. En el medio, me llamó Quilmes, pero no arreglé y luego me llamó el Profe Castelli, que lo tuve en Boca. Él después fue a Racing y me convenció para ir.

¿Cómo era jugar con la presión de un equipo grande en la B?
Había 40 mil personas por partido. Una vez entró la hinchada al vestuario por los resultados adversos y al único que no le dijeron nada fue a mí, porque decían que me mataba dentro de la cancha. La vergüenza que me dio, justo frente a mis compañeros, fue tremenda.

¿Te sentís un ídolo de Racing?
Creo que sí. Con humildad, me han querido mucho. Acá en Saavedra también me tratan como a un ídolo.

Jonathan Sacco

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario