Tiempo en Capital Federal

14° Max 10° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 71%
Viento: Noroeste 27km/h
  • Sábado 11 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 12 de Julio
    Cubierto10°   12°
  • Lunes 13 de Julio
    Despejado  10°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Damián Infante: “Llegamos a probar 500 jugadores”

El entrenador de Sportivo Barracas cuenta cómo se armó un equipo competitivo desde cero.

Email This Page
damian_infante_sportivo_barracas

Si ser entrenador en el fútbol local ya es difícil, dirigir a un equipo de la Primera D que vuelve al ruedo tras una temporada sin jugar presenta un doble desafío. “Llegamos a probar como 500 jugadores”, reconoce Damián Infante, integrante de la dupla técnica –con Claudio Vidal– de Sportivo Barracas. “Empezamos en enero de 2013. Como el club iniciaba un período desde cero después de haber quedado desafiliado, se tomó la medida de empezar despacito”. Fueron ocho meses de buscar jugadores libres, armar un plantel y organizar el trabajo de un equipo. “Si uno mira la plantilla de Barracas hoy, se da cuenta que son jugadores que no tienen mucha trayectoria y ni nombres muy pesados en la categoría. Son lo contrario, tienen ganas de seguir creciendo. Donde estaban no han tenido la chance de destacarse y nosotros en ellos vimos condiciones y tratamos de darles lugar en este club”.

Pero a las pocas fechas el equipo peleaba la punta

Sí, para nosotros es algo relativo. Si hay algo en lo que nos pusimos de acuerdo, fue hacer un trabajo a largo plazo. Es muy diferente a lo que hacen la mayoría de los clubes de esta categoría. La idea es dar contención social al futbolista, hacer que venga a divertirse, que lo tome obviamente con el marco profesional y serio que pretendemos, pero que tenga todas las herramientas de trabajo para hacer de esta actividad algo lindo.

¿Cuál es el objetivo para este torneo?
El primero y más importante es darle a Sportivo Barracas una estabilidad que no ha tenido en los últimos años. El último año quedó desafiliado y los anteriores estuvo siempre en zona de descenso. La idea inicial era darle al club un colchoncito de puntos que le permita tener un año tranquilo y después ir creciendo para tratar, de a poco ir subiendo de categoría.

¿Qué es lo más importante para formar un plantel?
La calidad humana. Es lo más difícil. Tuvimos referencias de futbolistas que son importantes para la categoría y sin embargo hemos preferido que no sean parte de este proyecto. Hicimos una selección bastante especial, para contar con buenas personas y que además cumplan con los requisitos que pretendemos: el buen trato del balón y que en lo posible haya tenido una base en inferiores.

¿Qué va a ver la gente en la Primera D?
Hay gente del ambiente que intenta captar algún futbolista: representantes, empresarios, dirigentes. Después, los familiares que siempre acompañan: esta es una categoría donde todos los jugadores tienen familiares que les están dando una mano porque todo requiere mucho sacrificio. También hay gente a la que le gusta ver partidos de esta categoría. Hace muchos años, la D era muy amateur. Los clubes entrenaban tres veces por semana, y por las canchas era imposible desarrollar un buen juego. Hoy la mayoría de las canchas tienen un buen campo de juego, los clubes entrenan muy parecido al nivel profesional y eso jerarquizó la categoría. Hay más gente quiera venir para descubrir jugadores, ver talentos y un poco de fútbol.

Y los hinchas de Barracas, ¿qué fútbol ven?
Creo que en estas fechas se han ido contentos porque han visto un equipo que intenta tener un juego asociado, triangulación, cosas que cuesta mucho ver. La gente que va a ver a Sportivo Barracas asimila eso y nos han hecho saber que se nota.

¿Qué podés contar de los jugadores?
El futbolista de esta categoría es mucho más sacrificado que el de Primera. Tenemos chicos que trabajan de noche, de personal administrativo en alguna clínica o atendiendo una pizzería. Hacen un esfuerzo muy grande porque le tienen que dedicar muchas horas al trabajo y después, en la medida que pueden descansar, alimentarse de la mejor manera para que el físico no se vea perjudicado, además de dedicarle el tiempo a los entrenamientos y al fútbol. Tienen muy poco tiempo libre, para disfrutar de otras cosas, y lo hacen por algún sueño que pueden tener, porque están haciendo lo que les gusta.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario