Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 66%
Viento: Este 25km/h
  • Jueves 2 de Diciembre
    Nubes dispersas17°   23°
  • Viernes 3 de Diciembre
    Muy nuboso18°   24°
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias20°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/12/2021 22:26:20
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Dalia Gutman: «Siempre le puse garra al trabajo»

Dicen que le costó encontrar su lugar en los medios, pero ahora conduce un programa de cable sobre temáticas femneninas y protagoniza un stan up.

Por Teté Coustarot
Email This Page
daliagutman

Dalia andaba coqueta por Buenos Aires, había salido de grabar Tipos de minas, el programa con el que debutó en el Canal de la Ciudad, y llegaba maquillada y peinada para fiesta. Esa mañana yo había contado que le iba a hacer una nota a Dalia. “¿Gutmann?”, me preguntaron y ahí supe que su nombre ya sonaba entre la gente. ¡Bien merecido! Además de su programa, deja el alma en su stand up Cosa de minas, en el Velma Café, y en el segundo libro, homónimo a su obra, que lanzará a fin de año.

¿Es un año en el que empezaste a cosechar todo lo que sembraste?
Siempre me costó bastante encontrar un lugar en los medios y en la televisión, siempre le puse garra al trabajo. Tuve un momento de popularidad cuando hice AM, en Telefe, hace más de cuatro años y me sorprende que todavía la gente se acuerde. Siempre me sentí muy cercana y nunca me comí el rollo de la famosa.

¿Tenés dos chicos? Contame cómo sos como mamá.
Sí, Kiara, de 7, y Fede, de 3. Como madre soy muy cariñosa, aunque mi peor costado es la comida. Creo que en líneas generales siempre me esfuerzo mucho para que mis hijos tengan plena confianza conmigo. Hubo épocas en las que una mamá quería que la respeten, yo creo que lo más importante es que sientan que te puedan contar las cosas. Además, somos un gran equipo con Sebastián (Wainraich), estamos muy a la par en todo.

¿De qué parte de Buenos Aires sos?
Nací en Almagro y viví muy poquito tiempo en Nueva York porque mi papá se recibió de gerontólogo en esa ciudad. Pero siempre fui muy clase media, muy “Renó 12”, muy de Almagro.
Sos una persona graciosa y tu cuerpo siempre acompaña esa gracia.
No sos la primera que me lo dice. Lo físico lo descubrí en la tele, cuando me empecé a mover y a divertir bailando. Mi relación con el humor resulta porque me aburro mucho si no lo hago. Me convertí en una persona hiperlúdica y lo empecé a desarrollar cuando nació mi hija más grande. Con el síndrome “La vida es bella”, que tenemos todos los padres, viene una guerra mundial y vos “Ay, hola”, tratando de divertir al niño.

¿Por qué estudiaste locución?
No hay duda de que sentí una atracción terrible. Yo era gran llamadora a radios, escuchaba muchas radios “hiteras” y en uno de los llamados me preguntaron si era locutora y yo tenía sólo 12 años.

Te diferenciaste un poco de las locutoras tradicionales.
Las locutoras salen en serie y yo tuve la suerte de que profesionalmente siempre me fue bastante mal, entonces me la tuve que rebuscar. Era la típica que en los laburos hacía algo mal o me pedían que sea como el resto y nunca me salía. Me fue tan mal y sufrí tanto que en un momento dije: “Evidentemente, no soy una locutora tradicional, no lo voy a ser nunca”. Empecé el stand up como un hobbie, para reírme de lo desastrosa que era en todo.

¿A Sebastián lo conociste trabajando?
¡Es un papelón! Yo lo escuchaba en un programa de radio que tenía hace muchos años, Mamá paga, y un día me gané un premio. Lo conocí y coincidimos en muchas cosas, entre ellas vivíamos a dos cuadras. Empezamos a ser muy amigos y fue un vínculo que se fue armando. Él era el guionista de Fernando Peña, yo creía que era recontra gay y nunca lo imaginé como un hombre para mí.

¡Es bárbaro, yo lo adoro a Sebastián!
No se qué es lo que tiene que todo el mundo dice lo mismo.
Uno percibe que es genial laburando, un tipo normal, muy relajado y con un código de humor que engancha enseguida.
Vos sabés que cuando lo conocí, yo esperaba que en algún momento desbarranque y cuando me dijo que nunca había probado el cigarrillo… ¡me sorprendió! Yo era mucho mas desbandada que él.

Contame sobre tu programa en televisión, sos como el prototipo de la mujer moderna en él.
No me identifico con la mayoría de las mujeres que veo en la televisión y entonces la quiero reivindicar. No me identifico con la boluda preocupada o con la que quiere traicionar al marido. Tengo ganas de mostrar en el programa otro tipo de contenido femenino.

¿Y tu espectáculo?
Es el quinto año que lo hago, es un show donde cuento, en clave de stand up, por qué las mujeres somos como somos. Viajo mucho por la obra y estoy planificando llevarla a Miami.

Tu primer libro se llamaba Entregada al ridículo, ¿le tenés miedo al ridículo?
El 90 por ciento del día tengo momentos que me dan vergüenzas, pero no me interesa lo que pueda llegar a opinar el otro. Lo importante es que vos estés conforme con lo que hagas. Mi jefe es el público, ellos son los que deciden mi destino.

¿Cuáles son tus lugares favoritos de la ciudad?
¡Yo soy una fanática de Buenos Aires! La paso bien en mi ciudad, la vivo turísticamente. Soy teatrera y hubo una época en la que iba mucho al Paseo la Plaza y, también, disfruto mucho ir cada tanto a San Telmo. Vivo en un PH en el barrio de Colegiales y me gusta eso de que la ciudad tiene rincones por todos lados. A la mujer le gustan mucho los lugares nuevos.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario