Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 63%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto12°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Martes 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cultura: Beatriz Milhazes, psicodélica y carioca

La primera muestra individual de la artista brasileña reúne cerca de 30 pinturas.

Por Néstor Rivas
Email This Page
7823967-pintura_beatriz_Milhazes.jpg

Cuadros grandes, colores fuertes, figuras hipnóticas, barroquismo tropical… Una psicodelia carioca en gran formato inunda los sentidos del visitante que ingresa en la sala del segundo piso del Malba, donde -por primera vez fuera de su país-, la brasileña Beatriz Milhazes (Río de Janeiro, 1960) protagoniza una exposición individual de su obra.
Milhazes es actualmente una de las artistas plásticas más reconocidas del Brasil a nivel mundial. Algunas de sus pinturas integran las colecciones permanentes de grandes museos, como el MoMA y el MeT neoyorquinos, el Reina Sofía y el Guggenheim.
Las obras expuestas se caracterizan por la síntesis de influencias diversas, procesadas y reelaboradas de forma muy personal. En sus cuadros, las figuras geométricas (círculos, rectángulos, barras) conviven con frutas y flores de incuestionable identidad tropical: impresionan como el encuentro entre Carmen Miranda y la abstracción total. Se destacan, además, por sus grandes dimensiones.
La artista reconoce abiertamente la influencia de Tarsila da Amoral y Henri Matisse, pero si no la confesara, esto no sería algo sencillo de adivinar. En primer lugar, por su particular técnica, que comenzó a desarrollar en los años 80: Milhazes compone sus cuadros como si fueran un collage, mediante la superposición de figuras pintadas separadamente con acrílico sobre hojas de plástico, que luego ensambla sobre la tela. El resultado son colores y ritmos vibrantes.
«Panamericano» se concentra en el período 1999 – 2012 de la producción de esta artista multifacética, que -además de pintar cuadros-, realiza serigrafías, libros de artista, collages, encargos arquitectónicos y realizaciones tridimensionales. En el último período, además, colaboró con diseños escenográficos para la compañía de danza que dirige su hermana, la prestigiosa coreógrafa Marcia Milhazes. Se formó en la Escuela de Artes Visuales de Parque Lage, donde luego ejerció también como docente.
La muestra que se presenta en el Malba se compone de cerca de 30 piezas provenientes de colecciones públicas y privadas de Brasil y Estados Unidos, e incluye dos obras de la colección personal de Eduardo Costantini. Su curador, el francés Frédéric Paul, sostiene que Milhazes «ha tenido que ganar reconocimiento en el extranjero para salir del aislamiento en el que la artista, como pintora adepta a los colores desprejuiciados, se sentía confinada en su país. En efecto, nadie había pintado como ella en Brasil, donde para los ojos desprevenidos resultaba demasiado familiar y, para los otros, no del todo asimilable al molde modernista nacional, a pesar de que una de las grandes virtudes de su trabajo es justamente fusionar las fuentes populares con la lección de Matisse y Mondrian».

Panamericano: en el Malba (Av. Figueroa Alcorta 3415) hasta el 19 de noviembre.
Horarios: a partir de las 12. Martes cerrado.
Entrada: $30. Est, doc. y jubilados: $15. (Miércoles, a mitad de precio o sin cargo).
Taller para chicos de 5 a 11 años: acompañados por un adulto, domingo a las 15. $15.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario