Tiempo en Capital Federal

15° Max 9° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 59%
Viento: Sur 31km/h
  • Jueves 19 de Mayo
    Muy nuboso10°   14°
  • Viernes 20 de Mayo
    Cubierto10°   17°
  • Sábado 21 de Mayo
    Cubierto12°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 18/05/2022 22:41:04
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cuando los hombres dicen que no

El doctor K. explica que los varones también tienen derecho a negarse al sexo y Vera Killer cuenta que ella todos le dicen que sí.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Tradicionalmente, el “no” a la hora del sexo parecía ser propiedad exclusiva de las mujeres. Desde el claro y rotundo “No quiero tener relaciones ahora” hasta el clásico “Me duele la cabeza” pasando por el más sincero “Estoy cansada” fueron, históricamente, parlamentos femeninos.

Yo creo que es porque diversos mitos y costumbres populares fijaron esa idea de que las mujeres tienen que negarse cada tanto y los hombres siempre tienen que estar dispuestos al sexo. El “no” es atractivo a veces y una herramienta de poder otras. El “no” se vive en algunos círculos sociales como virtud y hay muchos otros etcéteras muy cuestionables que encasillan este supuesto tira y afloje femenino-masculino.

Y en ese formato preestablecido los hombres que quieren o pueden decir que no al sexo quedaron en la penumbra. En esa oscuridad no se concibe que el varón no quiera o no tenga ganas. Hay un vacío que a veces desconoce que ese “no” esconde problemas hormonales que los del género masculino se niegan a admitir por vergüenza, inhibición o fobias directas a tener algo malo.

Lo cierto es que los hombres pueden tener todo tipo de problemas, semejantes –no iguales– a los de las mujeres y a veces, simplemente, no tienen ganas. Sin que eso implique alguna enfermedad. El estrés y el cansancio son dos de los principales motivos. En tercer lugar, los conflictos o problemas del trabajo.

Rara vez el “no” varonil tiene que ver con conflictos originados en el seno de la relación de pareja. Y este aspecto suele ser importante, porque frente a la negativa del hombre muchísimas mujeres dicen casi en automático “tenés otra” o “ya no me querés”. Está demás aclarar que estos parlamentos complican el panorama y comprometen la mejoría posible.

De todas formas, si el “no” a la insinuación de tener relaciones sexuales es sistemático, recomiendo que vayan a investigar problemas hormonales. Si esa exploración es negativa, corresponde entonces indagar minuciosamente en los conflictos, tanto extra pareja, como los intrapareja. Las crisis suelen solucionarse en este orden.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario