Tiempo en Capital Federal

15° Max 12° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Suroeste 31km/h
  • Martes 17 de Mayo
    Cubierto con lluvias10°   15°
  • Miércoles 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   17°
  • Jueves 19 de Mayo
    Nubes dispersas10°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 16/05/2022 04:43:43
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cristina García: “Priorizan obras superfluas”

La legisladora de Confianza Pública quiere que una comisión revise la deuda de la Ciudad y califica el presupuesto como “típico de un año electoral”.

Por Franco Spinetta
Email This Page
Cristina García De Aurteneche (1)

Cristina García de Aurteneche asumió como legisladora en diciembre de 2013 junto a Graciela Ocaña. Ambas conforman el bloque del partido Confianza Pública, creado por el ex legislador Daniel Amoroso. Entre 2008 y 2013 fue directora General de Gestión y Participación Ciudadana de la Legislatura.

Usted ha trabajado el tema de la deuda pública, ¿qué propone el Presupuesto 2015 del Ejecutivo en ese sentido?
Tomar deuda no es en sí mismo positivo o negativo, sino que depende del uso que se le dé. Lo que importa es si es sostenible. Si se destina para cubrir los gastos corrientes y no están asegurados esos ingresos, es un problema. Y el problema más urgente que tenemos es la emisión sistemática de Letras del Tesoro Bonos, como el Tango por el que se pagaron comisiones por 10 millones de dólares. En un contexto internacional donde las grandes capitales del mundo optan por desendeudarse, el Ejecutivo hace exactamente lo contrario. Por eso queremos una comisión de seguimiento y análisis de la deuda pública con el objeto de auditar el uso y abuso de los préstamos que disimulan el déficit fiscal en el que se ve sumergida la ciudad. Cuando asumió Macri la deuda era de 574 millones de dólares: aumentó un 196%.

¿Cuál es su visión general del presupuesto 2015? ¿A quienes beneficia y a quienes perjudica?
El presupuesto 2015 muestra las prioridades de gestión de un típico año electoral donde se priorizan obras superfluas por sobre la inversión en materia social. La proyección para el año próximo destinará 13.295 millones de pesos, un 16 por ciento del gasto total, a la “inversión en infraestructura”, entre la que se incluyó “la extensión y renovación de la flota del subterráneo” para las líneas H, B y D. Además, se invertirán 300 millones en la construcción de nuevas terminales del Metrobus y 32 millones en nuevas bicisendas. Una típica postal de un presupuesto electoral es la de las elecciones del 2010 cuando se sobreejecutó para recuperar la fachada del Teatro Colón y, a tres cuadras, el colegio Avellaneda estaba clausurado por problemas de infraestructura.

¿Qué modificaría y en qué sentido?
Priorizaría políticas a mediano y largo plazo que realmente modifican la calidad de vida de los porteños. Reduciría el excesivo gasto en publicidad partidaria para invertir en educación, vivienda o salud. Además, un tema que me preocupa es la escasa inversión en políticas de seguridad vial. El presupuesto es un fiel reflejo de las prioridades de gestión, pero no sirve asignar partidas para luego administrar mal los recursos. En muchos casos, como el servicio de recolección de residuos, la asignación no es un problema: estamos ante el contrato más caro de la historia: 30 mil millones de pesos. Sin embargo, la calidad del servicio deja mucho que desear, lo cual pone en evidencia una mala praxis en el manejo de los recursos. La administración es eficaz porque se realizan obras, pero es ineficiente porque estas obras están sujetas a redeterminaciones de precios absurdas por las que se termina pagando hasta un 400% más como es el caso de las bicisendas. Una administración eficiente implica cumplir con los objetivos al menor costo posible.

DZ / fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario