Tiempo en Capital Federal

32° Max 17° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 49%
Viento: Noroeste 18km/h
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   29°
  • Jueves 28 de Octubre
    Cubierto20°   28°
  • Viernes 29 de Octubre
    Cubierto19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Crisis en la salud: Sin lugar para los débiles

Un informe de la Auditoría revela graves falencias en los hospitales Fernández, Elizalde y Argerich.

Por laura-narbais
Email This Page

La falta de anestesistas en los hos­pitales porteños, la situación caó­tica en el hospital Fernández (se­gún un informe al que accedió en exclusiva Diario Z) y denuncias por los in­tentos del macrismo de privatizar la salud mental se suman al grave desmanejo de la salud pública, que hacen pender la espada de Damocles sobre la cabeza del ministro de Salud de la Ciudad, Jorge Lemus.

Esta semana el arco opositor de la Le­gislatura porteña le pidió al jefe de Gobier­no, Mauricio Macri, la «inmediata separa­ción en el cargo» de Lemus, por «la grave crisis acaecida en la salud pública durante su gestión». Ala situación que atraviesan los hospitales porteños (falencias edilicias, falta de insumos y profesionales de distin­tas especialidades, por mencionar algunas), se sumó en los últimos días la muerte en el hospital Santojanni de un bebé por falta de anestesistas, lo que motivó la intervención de la Justicia, que ordenó el procesamiento de tres médicos de ese hospital.

Aunque Lemus apuntó a la Legislatu­ra, a la que responsabilizó por no aprobar un proyecto que le permitiría flexibilizar la prestación de estos profesionales y dictar la emergencia anestesiológica, la presencia de representantes de la Asociación de Aneste­sistas en la Comisión de Salud reveló un pro­blema de gestión que arrastra el macrismo: son 40 los anestesistas que se necesitan para estabilizar la situación; pero por cuestio­nes burocráticas o de desinterés, el Gobierno no los nombra (ver Panorama). «Nómbren­los, en vez de pedir leyes de emergencia; que (el ministro de Hacienda) Néstor Grindetti afloje la billetera», exigió la legisladora de la Coalición Cívica Diana Maffía.

En el Hospital General de Agudos «Dr. Juan Antonio Fernández» (conocido como el hospital Fernán­dez) no confec­ciona historias clínicas de consul­torio externo, lo que impide obtener un dato clave: la fecha de diagnóstico, omisión que a su vez imposibilita calcular el tiempo de espera quirúrgico. Tam­poco cuenta con una lista de espera quirúrgi­ca única, que revele el dato de tiempo máximo de espera quirúrgica por patología, informa­ción fundamental para la planificación de di­cha especialidad (lo que hace suponer que no se lleva a cabo planificación alguna).

Los datos surgen de un informe elabo­rado por la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (Agcba), al que tuvo acceso en exclusiva Diario Z, y reflejan la situación de un hospital público porteño que sirve de muestra para lo que ocurre en la mayoría de estos centros sanitarios. Según el estudio, de 117 cirugías realizadas en abril, agosto y noviembre, no fue posible obtener informa­ción del tiempo insumido en horas de qui­rófano, ya que la Auditoría no pudo acceder a los documentos de los antecedentes de cada una de ellas.

Si la información es una herramienta imprescindible para la toma de decisio­nes, es difícil imaginar qué medidas hay que implementar para regularizar la aten­ción en el hospital Fernández: para eva­luar los plazos de adquisición de próte­sis en cirugías traumatológicas, a través del circuito de compra por Ayuda Médi­ca, se solicitaron las historias clínicas de los pacientes que requirieron esa moda­lidad. «Del total de registros, (76 histo­rias clínicas) sólo se pudieron verificar 36, dado que el resto no se encontraron en archivo», consigna el informe.

Además, enumera, las solicitudes de in­ternación exceden la disponibilidad de ca­mas; el recurso humano destinado al cen­tro quirúrgico no alcanza para asistir la demanda de cirugías; ocho de los nueve quirófanos de uso diario no disponen de personal de planta para el turno vespertino (lo que implica capacidad instalada ocio­sa de los quirófanos); no hay turnos pro­gramados y la internación de pacientes a través de la guardia representa el 71,50% del total de internaciones promedio men­sual, modalidad que no tiene en cuenta las prioridades de una lista de espera quirúr­gica única.

EN PELIGRO

Según el informe 3.08.15 aprobado por la Auditoría porteña, en los hospitales pe­dro de Elizalde, Argerich y Zubizarreta se detectaron irregularidades en el manejo de riesgos medioambientales, lo que repre­senta un peligro para la salud de los pa­cientes y trabajadores.

Resumidamente, se encontró: vertido de sustancias peligrosas a la red cloacal; falta de mantenimiento de equipamiento biomédico como los de climatización o tra­tamientos bactericidas; acopio de bidones inadecuados sin rotular ni sellar con sustan­cias como mercurio, material radiológico, productos químicos; inadecuado manejo y disposición de residuos patogénicos; au­sencia de Certificado de Aptitud Ambien­tal. Los residuos patogénicos se mezclan y tiran junto a residuos comunes y están al al­cance de pacientes y trabajadores en pasi­llos y ascensores.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario