Tiempo en Capital Federal

28° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 40%
Viento: Noroeste 29km/h
  • Martes 26 de Octubre
    Despejado19°   31°
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   28°
  • Jueves 28 de Octubre
    Cubierto21°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Crisis de la basura: el año que viviremos en peligro

Por Juan Carlos Villalonga, Los Verdes. 

Email This Page
4892095-basura_390.jpg

Por Juan Carlos Villalonga

La crisis de la basura en el Área Metropolitana de Buenos Aires torna imprescindible el cumplimiento de estrictos objetivos de reducción en la generación de residuos sólidos urbanos. Ya no hay más margen para la improvisación y las contramarchas. Las medidas que se adopten durante 2013 serán clave y deben consolidar políticas de Basura Cero, evitando caer en falsas soluciones, como la incineración, o en intentos por perpetuar el sistema de enterramiento masivo de residuos.

Durante 2012 se hizo evidente la crisis tantas veces anunciada pero sistemáticamente ignorada, tanto por el Gobierno dela Ciudad como por el de la provincia. El principal relleno sanitario, en el que se vuelcan más de 15.000 toneladas diarias de residuos, ha llegado al límite de su vida útil. Se estima que ese vertedero (Norte III) no podrá continuar recibiendo tamaña cantidad de residuos más allá del primer semestre de este año.

No hay ningún hecho inesperado en esta crisis. La limitación de los predios dela Ceamsese conoce muy bien desde hace muchos años. El incesante crecimiento en la generación de residuos en la ciudad de Buenos Aires y en los 28 municipios de la provincia que vuelcan sus residuos en Norte III, hizo que, inexorablemente, se alcanzara ese límite físico.

El incumplimiento dela Ley BasuraCero (1.854) enla Ciudady dela Ley13.592 dela Provinciaes la razón de tan escaso margen de maniobra. Los espacios disponibles se agotaron, la generación de residuos se multiplicó y los planes de reducción y reciclado están en pañales.

Desde hace algunos meses, el Gobierno dela Ciudadha acelerado la implementación de una serie medidas en la escala y el grado de urgencia que la actual situación requiere. La planta de separación MBT, recientemente inaugurada, es parte de esas medidas. Sin embargo, el atraso que se arrastra desde 2006 en la implementación de políticas de separación de residuos, se está pagando ahora teniendo que adoptar medidas de urgencia en un contexto que no deja margen para el error.

El año que acaba de finalizar también expuso los conflictos de orden político que están complicando aún más el escenario, generando tensiones y, en muchos casos, intentos de infligir daños a los adversarios en lugar de asumir la parte que a cada jurisdicción le corresponde en esta crisis. Todo indica que estas tensiones crecerán en los próximos meses.

En el caso dela Ciudad, las acciones deben tener por objetivo el cumplimiento del compromiso asumido por Macri en el 2011. Durante la campaña electoral, el jefe de Gobierno, se comprometió a alcanzar la meta dela Ley BasuraCero prevista para 2012 (reducción del 50 por ciento respecto de 2004) hacia el final de su mandato, en 2015.

El que viene es un desafío muy grande, teniendo en cuenta la inacción de los últimos años, pero es la única salida para evitar una crisis ambiental y social de una magnitud inédita. Para encaminarnos al objetivo de reducción en el entierro de residuos, el gobierno porteño debe, por ejemplo, alcanzar durante este año una capacidad de recolección diferenciada, clasificación de materiales y reutilización de unas 3.000 toneladas diarias y completar la doble contenerización de toda la ciudad.

No hay más margen para improvisaciones. El acuerdo Ciudad-Provincia muestra que, al borde del abismo, se reconoció que Basura Cero no sólo es deseable, es perfectamente posible si hay voluntad política y es, además, la única solución ambiental y socialmente aceptable.

 

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario