Tiempo en Capital Federal

28° Max 24° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 87%
Viento: Nordeste 14km/h
  • Miércoles 26 de Enero
    Cubierto con lluvias20°   26°
  • Jueves 27 de Enero
    Nubes dispersas16°   23°
  • Viernes 28 de Enero
    Despejado19°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 25/01/2022 20:48:53
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Costumbres: Las Pulperías

.

Por Valentina Herraz Viglieca
Email This Page

Estaban situadas en las afueras de la ciudad y allí se aprovisionaba la gente del campo que llegaba en busca de los produc­tos necesarios para la vida cotidiana: comi­da, bebidas, velas, carbón, remedios, telas. general, las pulperías no eran más que un rancho modesto, mal iluminado, con rejas y mostradores, mesas y bancos rústi­cos, muchas veces sin ventanas y con una sola puerta. Allí, el viajero podía refrescar­se con sangrías, vinagradas o naranjadas, o combatir el frío con vino o aguardiente. Además, la pulpería era un importante centro social, un lugar de encuentro para conversar, donde los gauchos se juntaban a beber y organi­zaban juegos con apuestas: riñas de gallos, naipes y dados. Solía haber un par de guita­rras a disposición de la clientela y se organizaban payadas y bailes. Era frecuen­te que en la puerta también se corrieran carreras cuadreras y juegos de destreza a caballo. Una reja de hierro o de madera protegía al pulpero de riñas y asaltos.

En torno de las pulperías se formaron caseríos, que más tarde dieron origen a algunos barrios porteños. Ubicada frente a la chacra de Maciel, sobre lo que hoy es avenida Cabildo, estaba La Blanqueada, llamada así porque las paredes estaban encaladas con conchillas de un antiquísimo yacimiento situado en torno de las barran­cas. Con los años, la pulpería pasó a ser el centro de un reducido caserío conocido por Las Blanqueadas. En la esquina de Fe­deración y Ombú -Rivadavia y Pasco- es­taba la vieja pulpería Aleu, y la de Villarino en la manzana que hoy ocupa el Mercado del Plata. La Pulpería del Caballito -Rivada­via y Emilio Mitre- fue por mucho tiempo la de mayor prestigio, y así nació al actual barrio del mismo nombre. principios del siglo XIX, los payadores atravesaban un descampado para llegar al Almacén Suizo, en la esquina de Corrientes y Pueyrredón. Uno de los grandes atractivos del lugar era el dúo de Ernesto Poncio y el cieguito As­piazu, con bandoneón y guitarra.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario