Tiempo en Capital Federal

22° Max 19° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 81%
Viento: Sureste 16km/h
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto19°   23°
  • Lunes 19 de Abril
    Despejado18°   23°
  • Martes 20 de Abril
    Despejado17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Costumbres: Cafés de la Gran Aldea

.

Por Valentina Herraz Viglieca
Email This Page

Herencia española, en el Río de la Plata los hombres de las clases acomodadas acostum­braban reunirse en los cafés durante el día. No estaba bien visto que un señor casado anduviera de noche fuera de su casa, y los hombres se casaban muy jóvenes. esa hora quedaban en sus mesas solo jugadores y noctámbulos.

Gran parte de la vida de la Gran Aldea se decidía en esos locales, donde se orga­nizaban tertulias culturales y políticas, que muchas veces se transformaban en cons­piraciones. Sobre las mesas de los cafés se redactaron apasionados manifiestos y periódicos clandestinos, que luego se des­lizaban bajo las puertas, amparados por la oscuridad. También se celebraban negocios y se planificaban conquistas amorosas. Los días de mal tiempo, los cafés ofrecían a sus clientes un pequeño carruaje de alquiler para regresar a sus casas. Los cafés más fre­cuentados eran el Café de Marco y el de los Catalanes.

El de los Catalanes abrió en 1799, en Santísima Trinidad y La Merced, la actual esquina de Pte. Perón y San Martín. Fue fundado por un gringo de origen ligur, Mi­guel Delfino. Y se servían enormes tazones de café con leche y tostadas con manteca, rociadas de azúcar. Allí se daban cita los «antivirreynales», Mariano Moreno, Juan José Castelli, Francisco Seguí, Lucio Mansilla o Julián Álvarez, «muchachones perdidos y sin obligaciones», a juicio del Deán Funes, identificado con el saavedrismo.

En junio de 1801, Pedro José del Marco abrió el Café de Marco, cuyos parroquianos sostuvieron una fuerte rivalidad con los independentistas de los Catalanes. Estaba situado en la calle Santísima Trinidad, casi San Carlos (actualmente Bolívar y Alsina), frente a la iglesia de San Ignacio. Lo lla­maban también Café del Colegio porque enfrente estaba el de San Carlos, actual Nacional de Buenos Aires.

Los cafés fueron lugar de reunión de los patriotas y de los españoles que resis­tieron las Invasiones Inglesas. Y fueron un hervidero de debates y resoluciones en los días previos a la Revolución de Mayo.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario