Tiempo en Capital Federal

30° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 48%
Viento: Este 32km/h
  • Jueves 21 de Enero
    Despejado23°   29°
  • Viernes 22 de Enero
    Despejado21°   29°
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cortar, pegar y bailar

En su nuevo disco, Por amor al baile, el DJ de Lanús se propone devolverle al rock argentino su lugar en las pistas. 

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page
villa_diamante

Hay algo tan ético como provocador en la manera en que Villa Diamante entrega sus discos, porque lo hace de manera gratuita, usando Internet, pero ofreciendo distintos soportes materiales que vuelven a sus creaciones un acto estético multidimensional.
Villa Diamante se especializa en el arte del mashup, una técnica de collage musical consistente en mezclar fuentes sonoras disímiles para generar una nueva mirada sobre música que tal vez hayamos escuchado antes muchas veces. La vocación por subvertir artesanalmente material preexistente excede su puesto en la cabina de DJ en las fiestas Zizek, que él ayudó a fundar. Por ejemplo, cuando sus amigos y fans le entregan viejos cassettes que él interviene estéticamente y devuelve con carátula de refinado diseño, pero sin cinta, reemplazada con un link para bajar su propia música. Ahora, este adalid de la cumbia digital ofrece su nueva colección de canciones, bautizada Por amor al baile, en un formato que evoca al vinilo, donde el lugar del viejo disco lo ocupa un papel con formato circular y un nuevo link impreso para descargar de manera gratuita los doce tracks, en los que el DJ hace una relectura bastard pop del rock nacional en clave discotequera, transformando de distintas maneras temas de un abanico rockero que va de Los Redonditos de Ricota a Viejas Locas, de Babasónicos a Intoxicados, e incluso de Sandro a Jazzy Mel, mezclados con músicas urbanas de todo el mundo.
¿Qué te seduce más del trabajo de recomposición que hacés?
Son momentos musicales internos: en la segunda mitad del 2000, mis mashups buscaban lo inaudito, lograr conciliar sonidos del folklore argentino con el reciente dubstep inglés o usar bases de Gustavo Cerati para cruzarlo con hiphoperos de Nueva York. Era imaginar colaboraciones inimaginables, mezclar cosas pensando en el futuro. Ahora, Por amor al baile se plantea desde otro lado, tal vez un poco más introspectivo, donde el recurso es la memoria musical, retomar canciones que me encantaría que la gente escuche y baile del rock argentino. Creo que el logro del disco sería poder llegar a las pistas de baile, donde el rock hace mucho tiempo que no está, salvo en las rockerías o lugares especializados.
Incluiste a Sandro y a Jazzy Mel, lo cual revela una mirada muy desprejuiciada. ¿Hasta dónde abarca para vos la etiqueta de rock nacional?
Tiene que ver con una falta de límites precisos. En Rock Ar, uno de los tres discos que incluía Empacho Digital (2009), había un tema de Café Tacuba, a quienes siento casi argentinos. Teniendo en cuenta eso, imaginate que Sandro es rock, sin dudarlo. Jazzy Mel se podría discutir un poco, pero ya es parte de la historia que quiero contar.
¿Qué reacciones has recibido hasta ahora con estas mezclas?
El disco lo vengo probando en la pista de baile. La reacción es siempre buena. Algunos mashups tienen un efecto sopresa muy interesante, donde la gente viene metida bailando moombahton o cumbia y de golpe, sin perder el ritmo, aparece una guitarra de Skay o Andrés Calamaro cantando “Mejor no hablar de ciertas cosas” de Sumo. Es parte del imaginario popular argentino; todos, mal que mal, somos rockeros. La escucha del disco es diferente porque la sorpresa actúa diferente. Ya estás más o menos preparado para que aparezca una catarata de rock del país.
¿Cómo decidiste el formato?
Mis discos son gratuitos y se bajan de Internet. Por eso, siempre pienso en que igual está bueno que la gente tenga algo más que una carpeta entre cientos de carpetas. Encima, ¡por la V de Villa Diamante queda entre los últimos! Por Amor Al Baile es un vinilo, con un arte zarpado a cargo de Valentino Tettamanti, Lucas DM y fotos de Martín Bonetto, una caja de vinilo doble con sobre y todo, pero el vinilo es de papel y hay un código QR para descargar la música. Es un souvenir hermoso para un disco homenaje a los artistas que me formaron musicalmente.

Villa Diamante toca el jueves 31 a las 21 en Niceto (Niceto Vega 5510) junto a Miss Bolivia, El Remolón y otros invitados.
Para escuchar o bajar el disco: http://villadiamante.bandcamp.com/

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario