Tiempo en Capital Federal

28° Max 15° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 73%
Viento: Sureste 37km/h
  • Martes 20 de Octubre
    Cubierto con lluvias11°   15°
  • Miércoles 21 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   17°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto15°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Corsos: Febrero con galeras

Murgas y vecinos celebraron el Carnaval en decenas de esquinas. La gran fiesta será los días 22 y 2

Por raisa-giusi
Email This Page

La histórica esquina de San Juan y Boedo se cubrió de banderines de colores que ondeaban de lado a lado para recibir al Carnaval. El calor no apretaba en la noche de sábado y centenares de vecinos se congregaron hasta cubrir la distancia entre San Juan e Independencia. Decenas de jovencitos y jovencitas cruzaban cubiertos de espuma de pies a cabeza. Las madres más previsoras escoltaban a los chicos, toalla en mano, para sacarles la espuma de los ojos y la boca. Abuelos y abuelas, padres y madres, buscaban donde armar campamento con las reposeras, lejos de la guerra de espuma.
Las murgas comenzaron a desfilar alrededor de las ocho de la noche. El público acompañaba con palmas y con un pasito de pies discretos pero firmes. En menos de lo que canta un gallo, la calle se llenó de bailarines cubiertos de raso, lentejuelas, galera y guantes. Estandartes, paraguas de colores con flecos, enormes banderas que flameaban con fuerza acompañaban a los bailarines y percusionistas que sacudían el cuerpo con movimientos eléctricos. El tablado, ubicado en Boedo y pasaje San Ignacio, recibía a los cantores que entonaban letras de protesta, picarescas, cómicas y retiradas, la canción de despedida del espectáculo.
Cada agrupación murguera tuvo lo suyo. «Los mismos de siempre» del barrio de La Paternal, sorprendieron al público con unos zancos muy peculiares. Una suerte de resortes gigantes decorados con luces de neón, largaban al murguero por los aires haciendo piruetas, entre monociclistas y banderilleras. «Los elegidos del Dios Momo», del barrio de Saavedra, entonaron una canción en su habitual sección dedicada a la resistencia carnavalera, que quedó en el público por un buen rato, «ya no habrá febrero sin galeras».
Entre murga y murga, el presentador sorteaba guardapolvos, mochilas con útiles, pelotas y hasta un reproductor de DVD. Los chicos que fueron disfrazados tuvieron su reñido concurso, que desempataron con los aplausos del público. Los ganadores: la Sirenita y el pirata Jack Sparrow. El clásico choripán o la hamburguesa a la parrilla se vendían en puestos oficiales con vendedores con guantes y cofias. Los más precavidos se llevaron la cena o disfrutaron del espectáculo picando algo en las mesas de algún barcito de la zona.
Claro que la fiesta no fue solo en Boedo, desde las 19 se repitió -y se repetirá durante todos los fines de febrero del mes- en casi todos los barrios, porque la programación porteña incluye 30 corsos en Abasto, Almagro, Bajo Flores, Bajo Nuñez, Balvanera, Barracas, Boedo, Coghlan, Colegiales, Flores, Liniers, Lugano, Mataderos, Monserrat, Palermo, Parque Avellaneda, Parque Patricios, Paternal, Piedrabuena, Pompeya, Saavedra, San Lorenzo, San Telmo, Villa Crespo, Villa Pueyrredón y Villa Urquiza. Pasarán unas 120 murgas, incluidas agrupaciones invitadas de la Provincia de Buenos Aires.

Sorpresa:
Pero los carnavales este año vuelan mucho más alto. Desde los Carnavales Federales de la Alegría, organizados por el gobernó nacional, participan murgas porteñas, escolas do samba de Río de Janeiro, los blocos del Carnaval de Bahía; murgas uruguayas, comparsas y diabladas bolivianas de Oruro y carrozas del Carnaval de Negros y Blancos del Caribe colombiano. Además habrá invitados y espectáculos musicales sorpresa. Desde el sábado 25 hasta el lunes 27, la avenida 9 de Julio entre México y Sarmiento será el escenario de los festejos.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario