Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2021 20:35:12
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Copiar al Barcelona es imposible

Qué tipo de fútbol queremos, un debate que vale la pena. Por Alejandro Fabbri.

Por Alejandro Fabbri
Email This Page

La cuestión radica en que el en­trenador del combinado nacio­nal hizo una afirmación temeraria que permite interpretaciones variadas. ¿Cómo un seleccionado puede co­piar a un equipo de club, por más impor­tante que sea? ¿Por qué hay que copiar, por qué no confiar en lo nuestro, en los jugado­res y el estilo que tenemos? En todo caso, bueno sería saber si hoy los equipos argen­tinos tienen una manera de jugar: la res­puesta es no. Una sola manera, no.

Barcelona juega mejor que la selección española campeona mundial en Sudáfrica y que todo el resto del planeta. Hoy es inalcan­zable. Tiene los mejores hombres propios y le suma el talento inmenso de Messi y lo que aporta el brasileño Dani Alves. La goleada que consiguió sobre Real Madrid por 5-0 en el actual campeonato español fue la mayorexhibición que hizo un equipo en los últi­mos 30 años para este periodista. Hay míni­mos ejemplos que puedan rivalizar con esa paliza y esa belleza que se unieron en el bri­llante triunfo catalán: aquel Holanda 4, Argentina 0 en el Mundial de 1974 y más atrás en el tiempo, Brasil 4, Italia 1 en la final de la Copa mundial de México, en 1970.

Imitar a ese Barcelona es imposible. Pri­mero y principal, porque Argentina no tie­ne semejante cantidad de talentosos que jueguen y entiendan una misma cosa. Está Messi, claro, asoma Pastore, siguen Tevez, Lavezzi, Agüero, el interminable Zanetti, Cambiasso, pero faltan jugadores en pues­tos claves. No hay marcadores de punta conbuen manejo y proyección, con clara men­talidad ofensiva; escasean los mediocam­pistas por afuera en los dos perfiles, no tienen los actuales zagueros centrales la so­lidez que todos estamos esperando. Falta tiempo de trabajo es cierto, pero Barcelona queda muy lejos. Es un objetivo lejano y di­fícil de alcanzar. ¿Para qué habrá dicho Ba­tista lo que dijo?

Habrá un escenario clave durante la temporada, la Copa América, donde Ar­gentina tiene la obligación de intentar ganarla, algo que se viene escapando desde hace casi 20 años. Hay un desafío y habrá que afrontarlo con las mejores armas. En tanto, el torneo local iniciará su camino en pocos días con una clarísima demostración de inferioridad respecto de lo que signifi­ca el devaluado torneo brasileño. Con una buena inyección de dinero, los clubes ve­cinos decidieron una repatriación impor­tante de futbolistas y así se sumaron varias figuras de selección, encabezadas por Ro­naldinho. En nuestro país, más modestos, apenas se computan los retornos de Pablo Barrientos (a Estudiantes), de Diego Valeri (a Lanús), de Matías Defederico (a Indepen­diente), de Fabricio Fuentes (a Newell’s) y de Guillermo Barros Schelotto (a Gimnasia).El avispero se removió con el alejamiento de Ariel Ortega para recalar en All Boys, de un nuevo esfuerzo económico de Boca para compensar malas campañas y con la pérdida de talentos que significarán Lanús sin Sebastián Blanco, Vélez sin Cristaldo, Racing sin José Luis Fernández y Newell’s sin Formica y All Boys sin Pérez García. En el medio, un enorme grupo de futbolistas con mucho entusiasmo, ganas, exigentes pretemporadas, obediencia a lo que dispo­nen los entrenadores, pero poca predispo­sición para imaginar algo mejor adentro de un campo de juego, con mucha vocación por ir al frente, pero escaso talento. No es casualidad que el promedio de goles, que apenas superó los dos por partido, haya sido el peor de los últimos 15 años. Faltan goleadores.

La pelea por el Clausura será dura, con los mejores (Estudiantes y Vélez) jugando la Copa Libertadores, los más poderosos tra­tando de luchar por el título (Boca, River, Racing y San Lorenzo), algunos que inten­ten confirmar su mejoría (All Boys, Lanús, Newell’s, Arsenal, Colón) y una durísima pelea por evitar la Promoción y el descensodirecto.

Los datos son sencillos: All Boys necesi­ta sumar 20 puntos para estar tranquilo, en tanto que Olimpo y Quilmes no se salvarán si duplican su puntuación. Con 45/46 pun­tos recién podrán respirar, aunque sea con pulmotor. En la medida en que sumen más unidades, complicarán a Gimnasia y Esgrima La Plata y al debilitado Huracán, lo mismo que a Tigre. Entre estos equipos se dispu­tarán los puestos que nadie quiere ocupar. Está River, todavía con escaso puntaje acu­mulado, pero daría la sensación de que tiene equipo para zafar de una situación inédita.Además y como se sabe, en el fútbol los mi­lagros no existen. ¿O sí?

DZ/km

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario