Tiempo en Capital Federal

24° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 53%
Viento: Este 24km/h
  • Miércoles 1 de Diciembre
    Cubierto17°   22°
  • Jueves 2 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   25°
  • Viernes 3 de Diciembre
    Cubierto19°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 30/11/2021 12:33:29
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cooperativa El Ceibo, con la ayuda de vecinos y engargados

La coordinadora del proyecto socioambiental de la cooperativa, Cristina Lescano, explica que el grupo procesa 10 toneladas de basura por día y espera crecer para realizar tareas de reciclado más complejas y ofrecer más fuentes de trabajo. 

Email This Page
cristina lescano_cooperativa el ceibo cristina lescano_cooperativa el ceibo

En 1989, un grupo de personas que revisaba la basura y cirujeaba en las calles porteñas quiso cambiar las cosas, entre ellos estaba Cristina Les­cano. “Nos juntamos varios compañeros y empezamos a preguntarnos quiénes eran los dueños de la basura. Es feo revolver la basura, queríamos cambiar las cosas. Averiguando nos dimos cuenta de que la basura no era del gobierno, era de los veci­nos”, recuerda Lescano, hoy coordinadora del Proyecto Socioambiental de la Coope­rativa El Ceibo. Con esa noción, este grupo de trabajadores realizó un proyecto sobre separación de basura en origen. “Empe­zamos a hablar con los vecinos, a pedirles que separaran sus materiales dividiéndo­los en húmedos y secos. Y ahí nació la cooperativa.”
–¿Cuáles considera que fueron los princi­pales logros que han conseguido?
–En primer lugar que los vecinos dejen de tenernos miedo y que nos vean como tra­bajadores. Luego que separen los residuos porque les interese hacerlo y no por lásti­ma, como lo hacían en el pasado. Realmen­te vemos que los vecinos están comprome­tidos con el tema de medioambiente.
–¿Están satisfechos con el reconocimiento que lograron por parte del Gobierno de la Ciudad?
–No, creo que tenemos más reconocimiento de los vecinos y de las empresas que ge­neran material que del Gobierno. Muchos vecinos y empresas particulares hacen la separación en origen pero desde el Gobier­no no hemos visto apoyo para impulsarla. Primero instalaron los contenedores negros y el vecino se acostumbró a tirar todo ahí. Luego dijeron que iban a instalar otro con­tenedor, de color diferente, para que se haga la separación, pero el mensaje es contradic­torio porque primero le enseñan al vecino que tire todo ahí y ahora quieren enseñar que hagan la separación. Los acostumbran a una cosa y después la cambian.
–¿Qué mejoras laborales han conseguido?
–Logramos muchas cosas, creo que lo pri­mero fue recuperarnos nosotros. Ahora tra­bajamos con un horario, de lunes a viernes de 7 a 16 y los sábados de 7 a 13, con una hora de almuerzo. Pudimos construir esta empresa que es social y no capitalista, te­nemos monotributo social, conseguimos el galpón. Otro de los cambios que logramos también fue trabajar de día. Tuvimos que trabajar mucho para lograr unir a la gente. Lo conseguimos con mucha paciencia, con muchos errores y con mucho amor por lo que hacemos. Y ahora se ven los logros.
–¿Cuánto gana un reciclador en su coope­rativa?
–Entre 2.500 y 5.000 pesos, dependiendo de la tarea que realice. Esa categorización de tareas la hicimos entre todos porque no podía ganar lo mismo alguien que saca el fardo que la persona que está en la cinta, o alguien que maneja una camioneta. A mayor esfuerzo y mayor responsabilidad, mayor sueldo.
–Los encargados de edificios son un esla­bón muy importante en la recolección de re­siduos, ¿sienten apoyo por parte de ellos?
–Sí, hay muchos encargados que nos ayu­dan. Desde el comienzo nos ayudaron por propia voluntad. Colaboran separando los materiales y también el Suterh nos ayudó mucho, ellos nos hicieron nuestro primer folleto. Cuando empezamos en Palermo los encargados nos ayudaron un montón, no sólo separando, sino también muchos de ellos llevaban los materiales a nuestra sede. La colaboración sigue hoy, que nos guardan el material y cuando por algún tema no po­demos ir a buscarlos se hacen cargo.
–¿Qué proyectos tienen?
–Queremos conseguir maqui­naria y dar mayor valor agre­gado a los materiales. Hoy nosotros hacemos separación en origen, luego los residuos se ponen en canastos o se enfar­dan y eso se lleva a empresas que reciclan. A nosotros nos gustaría brindar un va­lor agregado interviniendo, por ejemplo, en el proceso de reciclado de botellas de plástico. Además necesitamos vehículos chicos, nosotros trabajamos de día y necesitamos transitar por todos lados. Y no tenemos uniformes, pero ya estamos buscando sponsors.
–¿Sienten apoyo de la sociedad para su tarea?
–Sí, yo amo nuestro país porque somos li­bres y salimos de todas las crisis. Nosotros, por ejemplo, hace unos años estábamos re­volviendo la basura ya no lo hacemos, tra­bajamos protegidos, podemos hablar de medioambiente, de contaminación, usamos computadora, somos especialistas en el tema separación en originen, vamos a conferen­cias. La universidad nuestra es la calle.
Aprovecho para decirles a los vecinos que deben separar los residuos húmedos de los secos. Que no se olviden, ya que así nos ocupamos de las generaciones que vienen atrás.

La cooperativa por dentro

  • El Ceibo reúne a 67 tra­bajadores que trabajan en la cooperativa desde 2003. 
  • Tienen dos camiones y un galpón habilitado que les entregó el gobierno nacional. 
  • Reciclan entre 8 y 10 toneladas de residuos por día para clientes individuales de Palermo, Belgrano, Barra­cas, Olivos y Vicente López. Yganaron una licitación pública para atender, a partir del año próximo, a los barrios de Palermo, Recole­ta y Puerto Madero.
Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario