Tiempo en Capital Federal

21° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 58%
Viento: Suroeste 36km/h
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso12°   17°
  • Viernes 30 de Octubre
    Nubes dispersas10°   16°
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado12°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Convenio para proteger a la comunidad senegalesa

La Defensoria General y representantes de la comunidad senegalesa en la ciudad de Buenos Aires firmaron un acuerdo para evitar la violencia institucional.

Email This Page
senegaleses

Horacio Corti, titular de la Defensoría General porteña firmó un convenio con el presidente de la Asociación de Residentes Senegaleses en Argentina, Ndathie «Moustafa» Sene, con el objetivo de «evitar episodios de violencia institucional» como los ocurridos el mes pasado en el barrio porteño de Once, donde la Policía Metropolitana allanó un hotel «sin respetar los procedimientos legales».

«En el Ministerio Público de la Defensa estamos atentos a las situaciones de discriminación y violencia, sabemos que las comunidades migrantes requieren de nuestro apoyo para la defensa de sus derechos y acceder a la Justicia», dijo Corti luego de firmar el acuerdo.

«El objetivo es vincularnos con la comunidad senegalesa, conocer su problemática, y acompañarlos en su lucha cuando se vulneren sus derechos, y que puedan acceder a una defensa pública gratuita. Sabemos que tienen muchas dificultades para realizar su trabajo, sobre todo cuando las fuerzas de seguridad no actúan de manera regular», añadió.

El convenio suscrito busca «evitar episodios de violencia institucional», donde «con el argumento de la seguridad caen siempre sobre los colectivos más vulnerables», dijo por su parte uno de los impulsores de esta iniciativa e integrante de la Defensoría, Christian Gruenberg.

«La situación de los senegaleses en Argentina es en general aceptable», dijo a su turno el titular de la asociación de residentes, aunque añadió que «en los últimos tiempos ha habido situaciones de vulneración de derechos, con allanamientos y violencia en las calles».

«Tenemos que luchar para proteger a los chicos antes de que sucedan cosas más peligrosas, y en ese sentido tenemos el apoyo del Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad», agregó.

La iniciativa de suscribir este convenio surgió luego de un grupo de vendedores senegaleses denunciara que el 4 de agosto pasado efectivos de la Metropolitana allanaron en un hotel familiar de la avenida Corrientes al 3.000, donde «actuaron con violencia, amenazaron con armas, hicieron acusaciones falsas», explicó.

Además, Moustafa aseguró que en estos episodios se «violentó» a los inmigrantes y que los efectivos «se llevaron sus pertenencias sin tener en cuenta que trabajan con ellas y que con su trabajo ayudan a sus familias».

«La violencia no es parte de un allanamiento, para hacerlo debe haber una orden judicial y se tiene que redactar un acta en la que consten todos los elementos que fueron llevados, y eso no está ocurriendo. No decimos que no a los allanamientos, decimos que se deben hacer respetando los procedimientos legales», añadió Moustafá.

«Es muy positivo contar con un organismo del Estado en la búsqueda de justicia, somos una comunidad vulnerable, pero no por eso deben dejar de respetarse nuestros derechos. No queremos actuar con violencia, queremos volver a creer en la justicia», declaró, y añadió que muchos de sus compañeros se ven obligados a migrar porque «Senegal es un país subdesarrollado en el que no se consigue trabajo».

«En Argentina hay alrededor de 2.800 senegaleses, de los cuales 1.900 viven en la Ciudad de Buenos Aires, mientras que el resto reside en Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Santa Fe y la provincia de Buenos Aires. Es la comunidad senegalesa más grande de América Latina», aseguró.

Otro de los episodios de violencia institucional fue relatado por el vendedor ambulante Bayelaye Deng, después de finalizada la ceremonia de la firma: «Hace un mes, cuando estaba yendo a mi casa en la calle Talcahuano después de guardar el auto en el garaje, me persiguieron y me pararon en la puerta de mi casa. Pensé que era una ambulancia, tenían un papel que lo único que decía es que la venta en un lugar público es ilegal, me dijeron que querían toda la mercadería que estaba en el auto, yo estaba solo, le dije a un policía que no me iba a mover, porque no había hecho ninguna infracción. Se llevaron todo, hasta la mesa».

Bayelaye relató que «a otro compañero que estaba trabajando en la calle Corrientes le sacaron toda la mercadería hace unos días», y que a otros «los despertaron con un arma».

«Vivo en Argentina hace 15 años, somos trabajadores, no delincuentes», dijo.

DZ/sc

Fuente Télam
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario