Tiempo en Capital Federal

17° Max 12° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 58%
Viento: Sur 25km/h
  • Viernes 30 de Octubre
    Muy nuboso11°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Contenedores de agua gris

Por Enrique García Espil. Presidente de la Sociedad Central de Arquitectos. Ex secretario de Planeamiento Urbano de la Ciudad (1997-2002)

Email This Page

Suponemos que la naturaleza dejó de existir, pero debajo de la ciudad hay arroyos y un terreno con desniveles. Así que, al igual que en el medio del campo, cuando las precipitaciones son muy intensas todo se desborda y el agua se acumula. No importa que los arroyos estén entubados, como en la ciudad, o no entubados, como en Tolosa. La inundación se produce. Y es muy distinta la inundación en el medio del campo a la de la ciudades, cuando el agua tapa casas, comercios, calles y toda la actividad que se desarrolla en ellas.

Para evitar las inundaciones hay que planificar y hacer obra pública. Planificar hubiera evitado que la ciudad esté construida sobre los arroyos: pero eso ya no puede cambiarse. Entonces, lo que es necesario hoy son obras para incrementar el tamaño de los desagües, obras de bombeo para que el agua salga al río, lagos compensadores en la medida en que se va rellenando la costa y canalizaciones para resolver la situación. El tema es que eso significa invertir mucho dinero y a los argentinos esto nos cuesta: lo mismo sucede, por ejemplo, con el transporte, que funcionaba mejor medio siglo atrás. Es imprescindible destinar plata a obras para que, en definitiva, la gente viva mejor.

No hay duda de que hay que insistir con las obras previstas en el Plan Hidráulico, pero es necesario que exista un organismo de planificación metropolitana. Esto es claro desde hace décadas, pero nunca se ha podido instrumentar por desinteligencias políticas y falta de entendimiento. El problema de las inundaciones no es exclusivo de la ciudad. La planificación hay que hacerla en conjunto: para resolver, además, no sólo esto, sino también cuestiones de infraestructura, de contaminación, ambientales, etcétera.

Ya es tarde para reducir la construcción en zonas bajas e inundables y aprovechar los pulmones de manzana para que haya mayor absorción. Pero hay alternativas. Lo que sucedía 50 años atrás era que la mayoría de los lotes de la ciudad eran absorbentes: las casas tenían su jardín, y hoy cada vez el suelo está más impermeabilizado. Lo que debe hacerse para reemplazar la función absorbente es colocar tanques que retengan el agua dentro de cada lote en los terrenos privados. Hoy el agua que cae en las azoteas baja por un caño y en menos de un minuto llega a las veredas y se acumula en las calles. Este sistema se utiliza en muchísimas ciudades del mundo. Acá usamos el agua tratada, purificada, limpia, para baldear la vereda, limpiar el auto, hacer correr el agua del inodoro. Esto es un despropósito económico y ambiental. El agua de lluvia contenida en los tanques, llamada agua gris, puede utilizarse para todo eso. Por otro lado, aumentar la cantidad de espacios verdes también contribuirá a evitar que la ciudad se inunde.

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario