Tiempo en Capital Federal

24° Max 11° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 45%
Viento: Sureste 27km/h
  • Lunes 25 de Octubre
    Despejado17°   29°
  • Martes 26 de Octubre
    Parcialmente nuboso19°   31°
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Con este sí, con este no

La posible alianza entre Solanas y Carrió pone nervioso al macrismo porteño.

Por Laura Mendoza
Email This Page

Macri da las puntadas finales para convocar a internas en el PRO, mientras que en la vereda de enfrente se va armando el único eje que, cree, puede restarle posibilidades: el entendimiento entre Pino Solanas y Elisa Carrió. “Todos quieren ser senadores, todos quieren ser diputados”, se quejó el jefe de Gobierno cuando supo que Gabriela Michetti ponía otra vez palos en la rueda. Es que las conversaciones con Roberto Lavagna, ministro de Economía de Néstor Kirchner hasta 2006, hicieron crujir las vocaciones senatoriales de Michetti y Pinedo, candidatos en primero y segundo puesto.

Macri sueña con una dupla “imbatible”: Lavagna-Michetti. Claro que además de la resistencia de la diputada, están los peros del economista. Lavagna sólo aceptaría ir con el PRO si éste articula un frente filoperonista (con disidentes del PJ).

“Tiene que haber internas en el PRO –pontificó el ingeniero–, hay muchos dirigentes que aspiran a una senaduría, a una diputación. La medida más sana es que ellos sean quienes expliquen a la sociedad por qué son mejores que el otro.” Esta declaración salomónica intenta poner paños fríos hacia adentro del partido. Porque no son pocos los que buscan pasarle factura a Michetti por haber rechazado postularse en la provincia de Buenos Aires. Eso le hubiera evitado al macrismo echar mano de un recurso desesperado: la alianza con Francisco de Narváez. En el búnker del pelirrojo lo explican así: “Nuestras encuestas ubican a Francisco segundo, cinco puntos por debajo de Alicia Kirchner y 15 puntos por encima de Stolbizer o Ricardo Alfonsín”. O sea: será una alianza aritmética, en pos de reeditar el triunfo de 2009.

Sí parece lógico el temor macrista a la alianza “anticorrupción” (así la llaman), que volvería a poner en carrera a Carrió y Pino Solanas. Buscan integrar un frente anti-K; sus aliados serían el FAP y el radicalismo, pero Carrió pone el grito en el cielo cuando le recuerdan al aparato de la UCR. Sea como fuere, la cosa está en marcha. Restaría saber qué camino tomará la conducción de la CC (entre otros, Prat-Gay y Estenssoro) frente a la nueva propuesta que podría restar caudal de votos anti-K al PRO aunque más no sea por competir contra el oficialismo. No en el terreno ideológico sino en el de la denuncia.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario