Tiempo en Capital Federal

17° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Sureste 34km/h
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cómo (no) conseguir chic@s

Nuestra columnista Vera Killer muestra una porción de su colección de malas citas, y asegura que eso no la va a detener, que aún así va a seguir probando nuevos sabores.

Por Vera Killer
Email This Page
931d38c2744b114d906a5d42de25c7ef

La otra noche salí en plan cita. Pensé qué ropa, qué peinado, me puse linda y hasta nerviosa. ¡Qué fracaso de producción! Todo era perfecto, pero no funcionó. Llegué y el chico me estaba esperando con mi café. Me pareció halagador. No sabía que usaba anteojos, y me gustó eso. Nos reímos mucho, pasó la tarde en un segundo, y decidimos cenar. ¿Cómo puede salir mal algo que empieza así? Ahora les cuento.

“Ay, sos tan normal, qué alegría, que alivio”, me dijo entusiasmado mientras caminábamos hacia el restaurante. No, debo haber entendido mal, quise creer. Pero siguió: “Sos linda de verdad, no un escracho que pone fotos de hace años en su Facebook”. Se me congeló la sonrisa y a la altura de “y para ser tan bonita sos bastante inteligente” se me cayó el maxilar al piso.

El pibe es amigo de una amiga y terminamos charlando por chat cuando, chiste va y chiste viene, comentamos alguna pavada en aquel muro en común. Fue como una cita a ciegas 2.0, es verdad, y ya se sabe que ese tipo de encuentros suelen estar predeterminados al fracaso. Pero yo a veces sigo intentando, no sé por qué. Es una mezcla de fe y aburrimiento eventual, o curiosidad y ejercicio antifóbico.

La cuestión es que tengo en mi haber muchos de estos casos de todo-viene-bien-hasta-que-sale-absolutamente-mal. Creo que por estas fechas se cumple un año del día en el que un salame a vela con el que me había visto apenas cuatro o cinco veces me gritó en la calle “me cago en tu feminismo, pero me gustas tanto que me lo aguanto”. Y sí, le cuento aniversario a este evento en particular porque creo que es un perfecto botón de muestra de una de las peores clases de ser humano: el que no tiene idea de lo machista que es y hasta se cree lo contrario.

“¿Cuándo nos vamos a volver a ver?”, me dijo un pobre diablo después de que nos diéramos un beso, con la noche aún joven. “Todavía nos estamos viendo”, le tuve que contestar, y lo hice con ternura la primera vez. Incluso fui amable en la enésima, menos media hora después, aunque mi respuesta fue parar un taxi y escapar de ahí.

Otro espécimen de citas que me deprime sobremanera es el demasiado-relajado-está-todo-bien. De esos me crucé con varios, pero voy a usar de caso testigo al que siempre estaba en ojotas (ok), llegaba entre 15 y 20 minutos tarde (bueno) y no se acercaba para el beso y pretendía que yo lo escalara. El día que, tirado en el sillón, me hizo un gesto como de “vení” con el dedo, me di cuenta de que eso no iba a prosperar.

Hay más, mucho más. El de la colonia para después de afeitar que me daba estornudos descontrolados, pero se negó a cambiarla, así que me tuve que negar a volver a verlo. Uno que creía que era erótico chuparme la nariz. El que me hablaba a los gritos por teléfono hasta generarme jaquecas. Todos empiezan hermoso y pum. Pum para abajo muy rápidamente.

Podría pensar que la gente es horrible, porque es cierto. Pero también es verdad que el mundo es sorprendente, y hay personas alucinantes, y que el único modo de conocerlas es haciendo cosas. Y claro, no siempre sale todo bien. Al menos, y en el peor de los casos, tenés una anécdota absurda más para contar. Yo, por ejemplo, hasta pude hacer esta columna.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario