Tiempo en Capital Federal

11° Max 7° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 50%
Viento: Nordeste 18km/h
  • Jueves 16 de Julio
    Nubes dispersas  12°
  • Viernes 17 de Julio
    Cubierto  14°
  • Sábado 18 de Julio
    Cubierto13°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Club Sin Rumbo: milongas para sacarle viruta al piso

Es un tradicional reducto milonguero que ofrece variadas actividades culturales en Villa Urquiza.

Por Lucas Viafora
Email This Page
fotoclubsinrumbo

Bienvenidos. Club Sin Rumbo. La Catedral del Tango”. El cartel pintado sobre la pared le dice al visitante dónde está apenas cruza la puerta. Al fondo espera la antigua pista, impecable y con luces especiales en el techo. Nadie que pise el club desconoce que es sinónimo de tango. Parte de la historia que erigió a Villa Urquiza en Capital del Tango Bailado pasó por sus baldosas.

Sin embargo, este club debe su nombre a un caballo de carreras. En 1919 unos muchachos querían tener un club propio, pero estaban cortos de fondos. Así,  juntaron unos pesos, fueron al hipódromo y se la jugaron con un candidato: Sin Rumbo. La suerte les sonrió.

“Es un club netamente tanguero, lo fue toda la vida y sigue siéndolo”, cuenta el presidente Roberto Travascio. “Durante muchos años vinieron las mejores orquestas y cantores: D´Arienzo, Di Sarli, Alberto Castillo, Podestá, Vidal, El Cachafaz”, enumera.

Sin Rumbo ostenta el título de haber sido bautizado en 1968 la catedral del tango “porque todo el mundo venía acá”. Su eco llegó tan lejos que el actor Robert Duvall filmó en el club parte de la película Assassination tango.

Los viernes y los sábados la pista se ilumina y el club evoca los viejos tiempos: la milonga arranca a las 22 y sigue hasta la madrugada. Pero ahí no baila cualquiera. “El tanguero de verdad viene a bailar acá”, dice el tesorero Antonio Bustos. En junio remodelaron el salón, lo pintaron y fue el club donde se inauguró el programa Tango por los Barrios. “Vinieron 260 personas. Y nos prometieron hacer la final acá”, se enorgullece Travascio. “Acá se baila el verdadero tango”, agrega. Para principiantes, hay clases los viernes.

El resto de su cartelera es más cultural que deportiva: hay clases de teatro y dos obras al mes, salsa, gimnasia, yoga y apoyo escolar. Y una vez al mes, peñas. Además, tiene un centro de jubilados: Abuelos por el Cambio. A través de PAMI se entrega mensualmente un bolsón de comida a 300 abuelos y se organizan viajes al interior. El único deporte que se practica es el taekwondo.

Sin Rumbo contradice su nombre: conserva viva la historia milonguera que lo marcó. Su pista de baile espera ansiosa los fines de semana para demostrarlo.

 

DZ/al

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario