Tiempo en Capital Federal

21° Max 17° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 87%
Viento: Nordeste 19km/h
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto17°   22°
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con lluvias18°   21°
  • Lunes 26 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Claves de la victoria amarilla

Por Daniel Capalbo.

Por Daniel Capalbo
Email This Page

El triunfo de Mauricio Macri sobre Daniel Filmus fue tan real como con­tundente (obtuvo 29 puntos más que su adversario en el ballottage); dejó, como conclusión obvia, que se trata de un fenómeno creciente (ganó dos de las tres segundas vueltas en ocho años, desde 2003, y logró sucesiva­mente superar la cantidad de votos a su propuesta); y si bien el apoyo al jefe del PRO tuvo un componente mayoritariamente conservador, pro­pio de un partido vecinal con tradi­ción, el voto anti-K de la clase media urbana porteña se hizo notar.

En ese contexto, con el diario del lunes, Macri habló de la necesidad de hacer un ejercicio de humildad en el momento de la victoria, subrayó que los votos obtenidos no pertenecían a su partido político sino a los vecinos que lo consagraron, y argumentó que, en fin, las ondas de amor, paz y de­seos de felicidad se habían traducido en «esta nueva forma de hacer políti­ca», que fue la que premió la gente.

Sin embargo, las claves del triunfo del partido amarillo tal vez haya que buscarlas en los errores cometidos por el adversario. Por un lado, todo un arco opositor que no logra articu­lar una propuesta creíble, atomizado, con puntos de contacto ideológicos o doctrinarios afines al kirchnerismo, progresistas, pero que por impoten­cia prefirieron votar en contra. Por otro lado, el Frente para la Victoria, si bien logró consolidarse como la se­gunda fuerza política en el distrito (un distrito siempre esquivo), dejó flancos abiertos a los líderes silenciosos del armado territorial, originalmente ad­herentes al peronismo, que jugaron, resueltos, para el ingeniero Macri. Por ejemplo, articulando una política temprana de acercamiento y sostén social en la zona más pobre y relega­da, el cordón sur de la ciudad, desde Barracas hasta Villa Soldati, desde Pompeya a la ribera del Riachuelo.

Otra asuntillo que tal vez explique el triunfo PRO fue la ausencia, en esta elección, del peronismo histórico, es decir del PJ porteño, que prácticamen­te no logró colar en las listas de can­didatos promovidos en muchos casos por el joven camporismo, asunto que desalentó el trabajo cuerpo a cuerpo propio de la batalla proselitista. Una campaña, además, que basó su dis­curso en la ideología («queremos una ciudad más equitativa e igualitaria») que en la practicidad de propuestas tales como la necesidad de profundi­zar cuestiones relativas a la seguridad, las obras de infraestructura y el orde­namiento del tránsito. Lo dijo el pro­pio Macri: «Ganó una forma de hacer política, la política de servicio».

DZ/km

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario