Tiempo en Capital Federal

17° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Sureste 34km/h
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Claudio Presman: ‘Nos han tildado muchas veces de macristas’

Preside el bloque formado por los dos legisladores porteños de la Unión Cívica Radical.

Por Romina Calderaro
Email This Page

Hoy no es fácil ser radical en el país, mucho menos en la ciudad de Buenos Aires. Claudio Presman lo sabe: preside un bloque de sólo dos legisladores porteños de la UCR, pero jura que sigue sintiéndose orgulloso de su procedencia partidaria. En esta entrevista con Diario Z, se refirió a la línea política del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. Respecto del futuro, Presman sostiene que su bloque seguirá apoyando los proyectos que considere necesarios y rechazando aquellos que, como la modificación de las Juntas de Clasificación Docente, no estén en línea con la doctrina del radicalismo.

¿Qué opinión tiene de los vetos de Macri?
La verdad, me sorprenden. Que un señor que pretende ser candidato a Presidente de la Nación tenga esta manera de entender la institucionalidad es grave y preocupante.
Mauricio Macri dice que se ve en la obligación de vetar leyes que están mal hechas, de modo que responsabiliza a los legisladores.

Sin duda piensa que la Legislatura no existe y está claro que para él los consensos no existen. Ésta es la casa política, el lugar de representación natural de los porteños. Y puede pensarlo en una, en dos o en tres leyes, pero no en cien. De hecho nos vetó a nosotros en particular una ley que tenía que ver con la recuperación de un centro cultural en un barrio en Devoto y la ley de Farmacias. Podrá pensar lo que quiera: él se ampara en el 67 por ciento de los votos que ha sacado y tiene derecho a hacerlo, sin duda. Pero la verdad que vetar el Congreso Pedagógico, vetar los subsidios a determinados sectores, es extraño. Me parece que no es un buen comienzo.

¿Cuál fue el veto que más le molestó?
El de la ley de Farmacias, la prohibición de que se vendan medicamentos en góndolas. Era la adhesión a una ley nacional; en casi todos los distritos del país está. Y que en este distrito se pueda lo que en todo el país no se puede me llama poderosamente la atención. Lo hizo en defensa de una cadena específica.

¿Por qué la gente no se lo factura?
La gente no se lo factura porque la elección fue en julio, y la gente factura cada dos años. También es cierto que la gente está con una agenda más compleja. A mí en definitiva me da la sensación de que hay un hacer política desde los encuestadores, los opinólogos o los formadores de opinión que Macri tiene, y toma decisiones en función de eso. Y me parece que no es saludable, pero sin duda habrá que esperar que haya una elección nuevamente.

¿El aumento de la tarifa del subte le va a generar costo político?
Es un tema muy particular. No quiero caer en la demagogia de decir «está mal el aumento del subte». Creo que hay que discutir a fondo cuáles son los problemas. Porque es cierto que hace ocho años que el subte no se aumentaba, que se viaja terriblemente mal y que la pelea entre los dos Estados (no sólo en los subtes, sino también en la seguridad, la salud y un montón de temas) deja a todos los ciudadanos como rehenes. Y eso es lo que no está bien. Los que menos tienen quedan presos de una discusión. El subte es un desastre, como los trenes y los colectivos. Y hay que discutir en serio qué va a pasar cuando se quiten los subsidios. También es cierto que no se puede aumentar una tarifa un 127 por ciento de la noche a la mañana. Ninguna decisión, ni en la política ni en la vida, puede tomarse repentinamente. Hay que discutir una política integral de transporte. La oposición debe encontrar mecanismos para acompañar las cosas que sean buenas y criticar las que son malas. Y salirse de ese lugar en el que si apoyás algo de alguno de los dos gobiernos sos kirchnerista o macrista. Hay que estar un poco más al lado de la gente.

¿Quedó pendiente de aprobación algún proyecto que al macrismo le interese especialmente?
IRSA, el barrio Santa María.

Un barrio de alta gama en los terrenos de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors. ¿Va a salir?
No creo. Difícil. Nadie discute que algo hay que hacer. Esos son terrenos que están hace años sin ningún uso, ahora hay que discutir qué hay que hacer. No se puede hacer algo a libro cerrado. Nuestra obligación es cuidar el patrimonio de la ciudad de Buenos Aires porque tampoco se puede hacer cualquier cosa.

Usted es el presidente del bloque de legisladores de la UCR. ¿Cómo es ser radical hoy en la Legislatura porteña?
Somos dos legisladores. Es un alto honor porque nosotros entendemos a la política y al radicalismo como una forma de ver la vida y de sentirla. Sin duda venimos de tiempos difíciles, nosotros hemos pasado el gobierno de De la Rúa y ése es un tema complejo. Y nos hacemos cargo. Pero también te digo que nos hacemos cargo de todos los presidentes, y hay partidos que gobiernan que no se hacen cargo de lo que pasó hace diez años. Y la verdad es que para nosotros es un orgullo, hacemos lo que sentimos, votamos lo que creemos. Nos han tildado muchas veces de ser macristas y en el último año no le hemos votado al macrismo un montón de cosas aunque daban nuestro voto como seguro. Vamos a acompañar los proyectos en los que creamos y aquellos en los que no creamos no los vamos a acompañar. Y tenemos la tarea junto a muchos otros dirigentes del partido de volver a instalar un discurso político en la ciudad y volver a ser creíbles para intentar en algún momento volver a disputar esta ciudad que siempre fue radical, que ha tenido buenos gobiernos radicales. Aun el del doctor Fernando de la Rúa ha sido un buen gobierno.

Ustedes no acompañaron el proyecto de modificación de Juntas de Clasificación Docente.
No, porque las juntas fueron un proyecto nuestro, del radicalismo. Creíamos que algo había que hacer y dijimos en el recinto que había que buscar diálogos y consensos y empezar por las escuelas y convocar a los actores involucrados. Te repito: no se puede hacer las cosas a libro cerrado, como si gobernar fuera tomar decisiones en una empresa. Porque hay gente y ciudadanos y otros intereses que defender y congeniar. Somos muchos, tenemos diferentes intereses y realidades, y todo eso hay que juntarlo. Y creo que el radicalismo más temprano que tarde va a volver a ser la primera minoría. Tenemos intendentes, tenemos diputados, tenemos concejales en todo el país. Prefiero ser intransigente en algunas cosas y seguir siendo radical. Hay muchos que han tomado otros caminos y es respetable. Pero creo que hay que volver a ser creíbles en esta ciudad. Y tenemos propuestas. Creemos que podemos ser gobierno en esta ciudad. A pesar de ser dos en sesenta, cuando yo empecé a militar en este partido éramos 38 en sesenta. Y sin duda hay que hacer cambios, pero no nos vamos a dejar vencer por esta cosa de las luces del centro: «Vamos a ir en una alianza», etcétera.

En ese sentido, ¿qué le pareció la propuesta de Aguad de constituir una gran alianza para enfrentar al gobierno?
Me cae bien la propuesta de Aguad de unificar el partido. No me cae bien la propuesta de Aguad de hacer cualquier cosa, porque si no es la Unión Democrática. De aquí a 2013, el radicalismo tiene que fortalecerse e intentar recrear el Acuerdo Cívico que se armó entre fuerzas afines. No tengo ningún problema con el ingeniero Macri, pero no tenemos nada que ver con él.

¿Estuvo de acuerdo con la alianza que la UCR hizo con Francisco de Narváez en la última elección?
No. Para nada. Fue una alianza antinatural: era el agua y el aceite. Y terminó como terminó. Pero es falso que el radicalismo esté muerto: de Uriburu para acá lo han matado mil veces y nunca murió. No somos un partido de derecha, no somos un partido conservador. Tenemos nuestra propia identidad y ésa es la que hay que conservar.

DZ/sc

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario