Tiempo en Capital Federal

18° Max 14° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 90%
Viento: Nordeste 16km/h
  • Lunes 10 de Agosto
    Muy nuboso11°   18°
  • Martes 11 de Agosto
    Despejado  11°
  • Miércoles 12 de Agosto
    Cubierto  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Clases públicas en defensa del Espacio Cultural Pompeya

Distintas actividades tuvieron lugar en el Espacio Cultural Pompeya, con la participación de vecinos y organizaciones sociales, en rechazo al pedido de desalojo del edificio que ocupa ese colectivo cultural.

Por Redacción Z
Email This Page
pompeya Espacio Cultural Pompeya

 

Vecinos, militantes de organizaciones sociales y políticas y referentes de derechos humanos como la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas participaron entre ayer y hoy de las clases públicas organizadas en la puerta del Espacio Cultural Pompeya, un edificio donde funcionan cinco colectivos de educación y cultura popular y de recuperación de la memoria, además de albergar a una familia con tres niños, que se encuentra en riesgo de ser rematado y desalojado.

“No estamos defendiendo este espacio para nuestra organización o para las otras que lo habitan, sino para que el conjunto de organizaciones sociales sigan teniendo territorios de rebeldía, espacios solidarios al servicio del pueblo y de la memoria”, aseguró Claudia Korol, referente de Pañuelos en Rebeldía, una de los cinco colectivos del espacio ubicado en la calle Carlos María Ramírez 1469.

En un encendido discurso como cierre de las jornadas y tras las palabras de Nora Cortiñas, Korol aseguró que “cuando decimos 30.000 compañeros detenidos desaparecidos presentes no es una consigna, sino que es porque los sentimos, porque están en nuestras vidas y en nuestras experiencias” y recordó que “desde Pañuelos acompañamos a todas las luchas emancipatorias, poniendo el cuerpo, como nos enseñaron las Madres”.

Minutos antes, Cortiñas sostuvo que “es un orgullo ver este pueblo, su lucha diaria, y de a poco vamos consiguiendo victorias, como hace unos días la absolución de los militantes Diosnel Pérez y el Tano Nardulli en la causa del Indoamericano, entre todos vamos empujando y haciendo, y vamos a triunfar, no nos van a desalojar porque los sueños no se desalojan”.

En efecto, “Los sueños no se desalojan” es la frase que desde el espacio adoptaron para llevar adelante una campaña en busca de apoyos cuando en julio de este año llegó al edificio una cédula de notificación informando que la propiedad iba a remate.

«En 2001 el edificio se encontraba abandonado, estaba destruido y muchas partes en construcción. Ingresamos varios colectivos, empezamos a trabajar, construimos, pusimos ventanas, puertas, levantamos paredes y nadie había venido en diez años a reclamar nada», describió Korol.

Durante esta década y media, el edificio ubicado en Carlos María Ramírez 1469 albergó además a la Asamblea Barrial Pompeya-Traful, la Comisión por la Memoria de los Desaparecidos «Pompeya No Olvida», la biblioteca popular que lleva el nombre de una educadora detenida-desaparecida del barrio, Rosa Lamorte, y el Centro Cultural Pompeya.

«Son innumerables las actividades que se han desarrollado, son más de diez años de trabajo sostenido acompañando en su formación pedagógica y política a movimientos sociales no sólo de la Ciudad de Buenos Aires o del país, sino de toda Latinoamérica que se encuentran comprometidos con proyectos emancipatorios», señaló Korol.

Referente de la educación popular en Argentina y Latinoamérica, Pañuelos en Rebeldía ha cumplido un rol fundamental como espacio aglutinador y reflexivo de nuevas formas de construcción de conocimiento, así como de investigación de los procesos regionales; además de encontrarse abierto siempre a la realización de actividades de otros colectivos.

Los otros colectivos también tienen un rol central en el barrio, por ejemplo, la Comisión por la Memoria de los Desaparecidos «Pompeya no olvida» realiza el relevamiento barrial de los desaparecidos de la zona y coloca las baldosas con los homenajes.

«Si bien el principal acreedor hipotecario es el Banco de la Provincia de Buenos Aires, creemos que esta decisión del juzgado se enmarca en el crecimiento de la especulación inmobiliaria y financiera que en la Ciudad de Buenos Aires está llevando al cierre sistemático de espacios culturales autónomos y populares», denunció la comunicadora.

La siembra de este trabajo junto a otros tuvo una fuerte cosecha: decenas de organizaciones de Argentina y Latinoamérica enviaron sus cartas de solidaridad al conocer el peligro de desalojo (pueden verse en la página http://nosedesalojan.blogspot.com.ar).

En estos días, el juez Alberto Alemán, a cargo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N°1, deberá definir si hace lugar a una presentación de los organizaciones solicitando la suspensión del remate.

DZ/sc

Fuente Télam
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario