Tiempo en Capital Federal

17° Max 10° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 55%
Viento: Noroeste 16km/h
  • Viernes 14 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Sábado 15 de Mayo
    Muy nuboso12°   17°
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Ciudad: el transporte público, a una sola estación del caos total

Las previsiones para el año próximo no contemplan la financiación del subte.

Por Laura Mendoza
Email This Page

El jefe de Gobierno de la Ciudad envió a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2013, que será de unos 40 mil millones de pesos, un 28% mayor al aprobado para el año en curso. En sus fundamentos, el proyecto de ley dice que el 25% de esa masa de recursos será destinado a las obras de la línea H de subterráneos, el arreglo de calles y la multiplicación de las bicisendas. Nada dice, en cambio, acerca de cómo financiará la Ciudad los subterráneos ni las 33 líneas de colectivos que por ley nacional pasaron a su órbita este año.

Cuando el 31 de diciembre próximo el gobierno nacional, tal como lo anunció al firmar con Macri el convenio de traspaso del servicio en enero -acuerdo que el ingeniero rechazó dos meses después-, aporte la última cuota comprometida, el jefe de Gobierno tendrá tres caminos: dedicar recursos de la Ciudad para financiar el servicio de colectivos y subterráneos; trasladar directamente (como hizo ya en enero, cuando incrementó el valor del pasaje de subte un 127%) al usuario la diferencia o producir un caos verdaderamente inimaginable si mantiene la postura de no hacerse cargo.

Todo parece indicar que el camino elegido es el segundo. Lo confirmó esta semana el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, quien admitió que el Presupuesto 2013 no prevé partidas especiales para diluir un posible aumento de la tarifa que, tanto para el subte como para los «bondis» metropolitanos llegaría a los 5,50 pesos por pasaje.

Como se sabe, el transporte público necesariamente requiere de subsidios, dado que no se trata sólo de un negocio, sino de un servicio a la sociedad. Por ahora, el Estado nacional dedica unos 5.000 pesos anuales por habitante para mantener una tarifa social. Y es así en las ciudades más importantes del planeta, aunque el nivel de subsidios varía.

En América Latina, por ejemplo, la ayuda estatal oscila entre el 11% (el más bajo, para el subterráneo de Montevideo) y el 60% (Santiago de Chile). En Europa, los subsidios son aún mayores al 60% (ciudades como Madrid, París, Bruselas, Ámsterdam, Roma y Berlín, para nombrar algunas). Los datos son surgen de las estadísticas datos del Banco Mundial.

La pregunta termina siendo más que obvia: ¿por qué Buenos Aires no lo haría? Sencillamente porque forma parte de una delirante política electoralista. El PRO mantiene a rajatabla su estrategia de victimización porque cree que le dará resultados. Para el Gobierno de la Ciudad, se trata de un problema del Estado nacional y de la empresa concesionaria con la que firmó el contrato para operar el servicio. Mientras tanto, las empresas de transporte de colectivos observan de cerca el leading case y, a pesar del lobby que vienen haciendo con la Ciudad, sospechan, como lo hace un empresario del Grupo Plaza en off: «Esto va a un colapso total».

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario