Tiempo en Capital Federal

17° Max 10° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 59%
Viento: Nordeste 19km/h
  • Miércoles 23 de Septiembre
    Nubes dispersas13°   19°
  • Jueves 24 de Septiembre
    Cubierto14°   19°
  • Viernes 25 de Septiembre
    Cubierto con lluvias16°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cine Porno: Héroes de película

Las producciones triple X impactan al público con situaciones que no se corresponden con la vida erótica real.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
Office employee looking at porn site Office employee looking at porn site --- Image by © Alex Dallidis/Smart MAGNA/Corbis

Parejas que van al grano”, sin caricias ni in­sinuaciones, dimensiones corporales llama­tivas, escenas de “hard sex” que se plan­tean como algo absolutamente cotidiano. El cine pornográfico abunda en esos mitos, que sue­len frustrar a los hombres y dejar bastante mal para­das a las mujeres.

En las películas pornográficas la mayoría de los actores tienen penes de gran tamaño. Si bien esto es cierto, no se trata de un truco cinematográfico, el mito radica en creer que eso que se ve en la pantalla es lo nor­mal.

Sin embar­go, esas proporciones no son la medida del hom­bre común.

Es importante aclarar este tema para evitar odiosas comparaciones, ya que es algo que angustia y deprime a muchísi­mos jóvenes.

Una gran mentira del cine porno: los hombres van directamente al grano… ¡Y a las mujeres eso les gusta! En el filme “porno” solemos ver cómo la re­lación rápidamente termina en la genitalidad sin de­tenerse en besos, en caricias ni en ningún otro tipo de juego previo.

El sexo explicito es eso, puro sexo carente de eró­tica. Es decir, sin todos los condimentos que enrique­cen un encuentro sexual. Y eso es lo que muestran las escenas del cine triple XXX.

Lo que no se ve en la pantalla, y los jóvenes ge­neralmente lo ignoran, es el tiempo que tardan los actores pornos en “calen­tarse” para ser con­vincentes en las es­cenas que les toca inter­pretar frente a la cámara. Pero es una ficción… que demo­ra su producción, muchos meses, en cada film.

A ninguna mujer le agrada la penetra­ción sin juegos previos, destinados a preparar la biología, que desembocará –algunas veces– en la penetración vaginal.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.