Tiempo en Capital Federal

17° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 97%
Viento: Nordeste 14km/h
  • Martes 18 de Junio
    Cubierto con lluvias13°   17°
  • Miércoles 19 de Junio
    Parcialmente nuboso12°   14°
  • Jueves 20 de Junio
    Parcialmente nuboso10°   14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cierran el San Martín y quedan sólo dos teatros en funcionamiento

Son el Sarmiento y el Regio. El Alvear y De la Ribera están cerrados desde hace dos años.

Por Néstor Rivas
Email This Page
teatro_san_martin

Entrevistado por un matutino, el ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, anunció que el Teatro San Martín permanecerá cerrado hasta el mes de julio para terminar las obras que comenzaron a fines de 2012. El funcionario también aseguró que la programación –cuyo anuncio, previsto para el 15 de diciembre, fue suspendido hasta “nuevo aviso”– se llevará a cabo “en otras salas de la Ciudad y si hace falta alquilaremos teatros privados”.

De este modo, de los cinco teatros que componen el Complejo Teatral de Buenos Aires, sólo permanecerán abiertos dos: el pequeño teatro Sarmiento –ubicado en el predio del zoológico– y el Regio, ubicado sobre la avenida Córdoba al 6000 y con capacidad para 600 espectadores, ya que los teatros Alvear y De la Ribera permanecen cerrados ambos desde dos años.

Según Lopérfido, el motivo del cierre imprevisto –la obra había sido proyectada por el antecesor de Lopérfido, Hernán Lombardi, como una “operación a corazón abierto”, sin afectar la programación– se debe a la instalación del obrador en el hall del teatro. “Hay polvillo, hay arena, puede haber un accidente y es feo”, señaló. Hasta ahora, los empleados y artistas se habían visto obligados a convivir con materiales de obra en pasillos y escaleras, polvo, cortes de agua, baños clausurados y albañiles que trabajaban durante el día, ya que el presupuesto asignado –de casi 161 millones de pesos– no preveía que sus labores fueran nocturnas.

Con respecto al estado general del San Martín, Lopérfido ponderó que “no envejeció mal aunque es poco práctico, tiene mucho hall”. Y agregó: “la sala Casacuberta, por su estructura, te condiciona a determinadas puestas. La Cunill Cabanellas era un bar, que Kive Staiff –NOTA: director del teatro durante casi treinta años, divididos en tres períodos, entre 1971 y 2010– convirtió en sala: un actor alto tiene que actuar agachado. Y a la Martín Coronado le sacaría algunas butacas; lo lógico sería que tuviera menos butacas y un escenario más grande”.

Finalmente, Lopérfido se pronunció contra el llamado a concurso para designar a los directores de los teatros oficiales porteños, una de las principales demandas de la comunidad artística que protagonizó el crítico Informe SM en noviembre pasado y que volvió a manifestarse en diciembre en la puerta del teatro. “En los teatros, creo que no hay que concursar. Se elige un tipo de curaduría –conservador, vanguardista– y la gestión política tiene derecho a decidir eso”, afirmó el funcionario.

 

DZ/nr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario