Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 62%
Viento: Sureste 18km/h
  • Jueves 17 de Junio
    Muy nuboso  11°
  • Viernes 18 de Junio
    Nubes dispersas  10°
  • Sábado 19 de Junio
    Cubierto  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Chicos sin vacante en aulas precarias, pero caras

El Ministerio de Educación está licitando la compra de «aulas modulares» para que estudien algunos de los chicos que se quedaron sin banco. El presupuesto, de 26,6 millones de pesos, alcanzaría para construir cuatro escuelas de nivel inicial.

Email This Page
padres reclaman vacantes en ministerio Inscripción on line, padres reclaman vacantes frente al Ministerio de Educación en enero

Por Franco Spinetta y Victoria Reale

La crisis por la falta de vacantes abre un nuevo capítulo. Mientras miles de alumnos no saben todavía a qué escuela irán, el Ministerio de Educación alquilará aulas containers y comprará aulas modulares para paliar esta falta de cupos. La medida tiene carácter de urgencia y había sido adelantada por funcionarios porteños en la audiencia judicial del 30 de diciembre de 2012, en la que también reconocieron oficialmente lo que aún no admiten en público: la falta de vacantes afecta a 17.615 chicos inscriptos.

La polémica crece ahora alrededor del llamado a licitación realizado por el Ministerio para comprar 41 aulas modulares. El Estado invertirá casi 27 millones de pesos (650 mil por cada aula) para adquirir construcciones –según explicaron en la Justicia– “provisorias” que, en algunos casos, serán ubicadas en lugares donde estaba proyectado realizar obras de ampliación de escuelas.

La falta de aulas tiene sus bemoles, sobre todo si se considera que la Legislatura, en 2009, autorizó la venta de valiosos terrenos de Catalinas a cambio de que el dinero se usara en obras de infraestructura escolar. El gobierno recaudó 386 millones de pesos, pero sólo un 22,8% de las obras se culminaron, según un informe de la ex legisladora María Elena Naddeo.

Entre las obras comprendidas en el Plan Catalinas, se encuentran escuelas y aulas que ahora serán de madera y PVC. El 5 de junio de 2012, el subsecretario de Gestión Económica, Financiera y Administración de Recursos, Carlos Regazzoni, dijo en la Legislatura que la “escuela de Zuviría y Piedra Buena está preadjudicándose con lo que, si todo va bien, a fin de año tenemos Catalinas en la gatera, es decir, todo ejecutado”. Lejos de cumplir con el plan, el gobierno instalará allí 8 equipamientos modulares para aulas; otro para un “área de gobierno”, comedor y cocina. Además, se construirán dos “núcleos sanitarios”, es decir, baños mixtos.

La misma situación ocurre en la Escuela Granja ubicada en la Puerta 9 del Autódromo, en Villa Soldati. Estaba planeada una “nueva construcción (ampliación)” para la escuela primaria, pero el Ministerio, en cambio, llevará 7 aulas modulares y un núcleo sanitario.
Las nuevas “aulas” tendrán, como máximo, 7 metros de largo por 8 de ancho y una altura que va desde los 2 a los 4 metros. Estarán asentadas sobre bases de madera u hormigón. Las paredes exteriores serán de chapa galvanizada recubierta de PVC y los interiores de madera aglomerada. Podrán tener hasta tres pisos y el techo será de chapa a dos aguas. En el pliego que las empresas deben comprar para presentarse no se especifica que deban instalar aire acondicionado ni calefacción.

“El pliego no pareciera garantizar las mejores condiciones de habitabilidad (que fija el mismo Código de Edificación de la ciudad), de funcionalidad (conforme a los reglamentos y normas que rigen la arquitectura escolar), y el absoluto respeto a las normas de seguridad e higiene establecidas por la ley nacional”, explicó a Diario Z el ex subsecretario de Infraestructura Escolar, Luis Rey. “Es endeble e insuficiente en sus especificaciones, no se menciona ninguna norma ni reglamento, no se fijan estándares mínimos de calidad, no se establecen procedimientos de control para asegurar su cumplimiento”, agregó.

Según los costos que manejan en el Ministerio de Educación de la Nación, una escuela primaria –para el área metropolitana– tiene un costo de 7,2 millones de pesos; es decir, el presupuesto para las aulas truchas alcanzaría para construir casi 4 escuelas. Sin embargo, el problema no parece ser el dinero, sino la urgencia. Mientras la construcción de una escuela tarda alrededor de un año, las aulas modulares se erigen rápidamente porque son construcciones en seco. Así lo deja en claro la licitación, que estipula que la “entrega, instalación y puesta en funcionamiento deberá estar finalizada dentro de los 20 (veinte) días corridos contados desde la notificación de la orden de compra”.

La mayor parte de las aulas se ubicará en la zona sur. Habrá sólo dos en zona norte: una en el jardín de infantes Granadero San Martín, en Libertador 4953, y otra en la escuela Provincia de Santa Fe, en Pico 2629, Saavedra.

No todas compartirán terreno con escuelas, sino que serán emplazadas en descampados cercanos. Por eso el Ministerio comprará equipos modulares para reemplazar cocinas, comedores y “núcleos sanitarios”.

Por esta razón, surgen dudas acerca del carácter “provisorio” que les adjudicaron los funcionarios del Ministerio de Educación ante la Justicia. “¿Qué tan provisoria puede ser una construcción de hasta tres niveles, que exige cimientos sólidos, dimensionados para la carga de esas aulas y que incluyen sanitarios que tienen previstos su conexión a la red?”, indicó Rey.

La comunidad educativa ya había anunciado su rechazo. Un grupo de 15 supervisoras escolares del nivel inicial elevaron un petitorio al Ministerio en el que advierten que “recurrir a las llamadas ‘aulas móviles’ (o containers) es una medida totalmente arbitraria e inconsulta, atenta contra la calidad educativa, y contra la dignidad de nuestros alumnos, sus familias y maestros”.

El responsable del área de Derechos a la Educación y Cultura de la Defensoría del Pueblo, Gustavo Lesbegueris, inició una actuación de oficio con relación a las aulas modulares: “Solicitamos informes al Ministro de Educación sobre el motivo o fundamento del llamado a licitación, en qué espacios serán emplazadas las aulas y nivel de la educación para las que estarán destinadas, y pedimos que especifiquen las características constructivas, de habitabilidad, accesibilidad y equipamiento de éstas. También cómo serán los equipamientos modulares para núcleo sanitario, comedor y cocina”.

DZ / fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario