Tiempo en Capital Federal

27° Max 23° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 86%
Viento: Sureste 33km/h
  • Domingo 23 de Enero
    Cubierto21°   26°
  • Lunes 24 de Enero
    Cubierto con lluvias23°   29°
  • Martes 25 de Enero
    Cubierto con lluvias23°   25°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 22/01/2022 23:34:22
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Chicos en la calle: Pasito a pasito, y de la mano

Cómo cuidar a los más chiquitos del vértigo del tráfico y las veredas destruidas.

Por Valentina Herraz Viglieca
Email This Page
Affectionate Brother Dobbs Ferry, New York State, USA --- Brother kissing baby's fingers as he rides on mother's shoulder --- Image by © Diane French-Lynch/mother image/Corbis

Es divertido ver cómo se desenvuelven en la calle los más chiquitos: caminan, paran, se sientan, tocan. Todo es descubrimiento. Si hay una rampa la suben y la bajan con entusiasmo. A veces, apurados, los adultos se adelantan para decir: “Vamos que me voy”. La Sociedad Argentina de Pediatría llama la atención sobre este punto y sobre cómo evitar accidentes en la calle.

Las criaturas no son adultos petisos: no entienden el lenguaje ni la simbología vial, les cuesta distinguir derecha de izquierda y no son capaces de atender a los múltiples estímulos del tránsito. “Los niños aprenden, recuerdan y ejecutan las reglas de seguridad peatonal entre los siete y nueve años. Cuando son menores deben ir acompañados, y los menores de cuatro deben ir siempre de la mano”, recomienda la entidad que agrupa a los pediatras.

Hay que ir enseñándoles las señales, pero lleva tiempo que todo eso se asimile. Es más probable que un niño se distraiga por un sonido, una moto, otro niño y que la indicación “cruzá cuando te lo diga” se desvanezca ante algo más interesante que pasó por enfrente.

Los chicos más chiquitos, además, son veloces criaturas que corren tras una pelota si se les fue de las manos. O siguen a la mascota si se soltó. Hay que estar muy atentos y recordar lo imprevisibles que son sus movimientos. Por eso cruzar por la senda peatonal, mirar el semáforo, interpretar los ruidos del tránsito y calcular con qué velocidad cruzar la calle, son tareas de los grandes. Hay que sostenerlos de la mano. Y, sabiendo que los chicos todo lo imitan, hay que esforzarse por cumplir las normas de tránsito aunque no se acerque ningún auto.

“Las ciudades actuales están planificadas para los automóviles y no para las personas. Se han vuelto sitios hostiles e inseguros, sobre todo para los niños” advierte la SAP. Y es fácil de comprobarlo. Según el informe “Hechos y lesionados en accidentes de tránsito entre los años 1999 y 2009”, de Estadística y Censos de la Ciudad, de los 29 lesionados diarios en 1999 trepamos a 33 en 2009. El mismo informe registra 1.269 menores de 19 años víctimas de accidentes de automóviles sólo en 2009.

Es importante para los chicos caminar, correr y estar al aire libre. Pero es fundamental cuidarlos y acompañarlos para evitar accidentes.

Recomendaciones

  • Cruzar por las sendas pea­tonales, respetar el semáforo y usar, si hay, pasarelas.
  • Una persona puede prote­ger eficientemente a dos niños pequeños. Pero cruzar con un bebé en brazos o en un coche­cito, y otro niño tomado de la mano, exige la concentración de un adulto y aptitud física.
  • No baje el cochecito a la calle hasta no estar habilitado.
  • Si una vereda no está tran­sitable –por obras en construc­ción o baldosas muy rotas– no haga equilibrio, cruce a la otra.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario