Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 03/12/2021 22:58:01
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cesar Pelli: ‘Los countries aislan a la sociedad’

En la XIII Bienal de Arquitectura, el urbanista tucumano contó su visión de la Ciudad.

Por Federico Raggio
Email This Page

Apenas entró en el Auditorio del Buenos Aires Desing, un aplauso cerrado de más de un millar de arquitectos, urbanistas, diseñadores y estudiantes recibió al tucumano César Pelli, el arquitecto argentino más destacado del mundo.

Tal vez porque era martes 11 y faltaba sólo un día para su cumpleaños número 85, Pelli eligió comenzar su disertación con un repaso rápido de sus obras más significativas. Las diapositivas fueron desde las Torres Gemelas Petronas de Kuala Lumpur, Malasia -que con sus 452 metros de altura fueron hasta 2003 los edificios más altos del planeta- hasta la madrileña Torre de Cristal; desde las torres Repsol-YPF y Bank Boston de Buenos Aires hasta el aeropuerto Ronald Reagan de Washington. Desde su trabajo de ampliación del MOMA, el Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta las torres de oficinas del World Financial Center en la misma ciudad.

Mientras comentaba algún aspecto de cada obra, Pelli fue desgranando anécdotas sobre su recorrido profesional: «Uno aprende a ser arquitecto trabajando con alguien que sepa más. Yo tuve esa suerte, trabajé ocho años con Eero Saarinen, uno de los arquitectos más representativos del siglo pasado. Cuando trabajábamos en la Terminal TWA (Trans World Airlines) del aeropuerto Kennedy de Nueva York, Saarinen murió y me pusieron a cargo del diseño», recordó.

También habló de su experiencia al frente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Yale: «Dos o tres meses después de comenzar mi decanato, en 1977, me pidieron que diseñara la ampliación y renovación del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Yo no tenía estudio ni tablero de dibujo, así que rápidamente tuve que armar uno con gente como Frank Clarke, que se convirtió en uno de mis socios principales. Fue muy importante para mí codificar ideas y tener que presentarlas al público».

Terminada la conferencia, Diario Z charló brevemente con Pelli.

Los rasgos culturales de un lugar, ¿en cuánto condicionan su creatividad y en qué grado la estimulan?
Son muy importantes, sobre todo si son lugares que no conozco bien, como fue en el caso de Malasia. Tuve que leer docenas de libros, viajé mucho por el país y hablé con mucha gente. Visité todos los edificios interesantes. Hay ciertas cosas que son obvias y hay que tomarlas como tales. Y hay otras que son muy sutiles y que tienen que pasar a través del «tamiz» de uno. Es diferente si tengo que diseñar un edificio en Buenos Aires, a la que conozco bien. Aquí simplemente tengo que ponerme al día con las cosas inmediatas del edificio. Pero cuando trabajo en un sitio desconocido, es muy importante que me familiarice con sus raíces.

¿Cómo la ve a Buenos Aires?
A mí me encanta Buenos Aires. Es una ciudad muy civilizada, muy agradable, que se ha manejado para inventar un sistema de densidad muy amable, con esa cantidad de edificios de 12 a 14 pisos, uno al lado del otro y con negocios en la planta baja. Eso crea -realmente- una ciudad muy vivible.

¿Y las llamadas «torres-country»?
Las torres pueden ser muy densas, pueden ser muy grandes, pero siguen perteneciendo a la Ciudad, no están aisladas de ella. El problema son los countries, que sí se aíslan de la sociedad. Con las torres no ocurre eso.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario