Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 72%
Viento: Sureste 28km/h
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado11°   23°
  • Lunes 25 de Octubre
    Parcialmente nuboso16°   29°
  • Martes 26 de Octubre
    Despejado20°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cerró la mitad de las estaciones de servicio

Por la presión inmobiliaria y la baja rentabilidad.

Por Patricio Eleisegui
Email This Page

A pesar de las complicaciones económicas del 2009, la industria farmacéutica tuvo un buen año: creció a un ritmo del 6% anual. Los laboratorios de especialidades medicinales radicados en la ciudad de Buenos Aires, que son la mitad de los que existen en el país, prevén que 2010 también será auspicioso, con un aumento de las ventas que rondará el 10%. Junto con una mayor participación en el mercado interno -el 70% de las unidades vendidas se producen localmente- e impulsados por el crecimiento de las exportaciones, las alrededor de 200 industrias instaladas en la Ciudad planean incrementar sus envíos a los mercados latinoamericanos y a mercados no tradicionales, como Europa Oriental, África y Asia.

«Somos una industria altamente competitiva, con una producción de calidad, profesional, en permanente innovación y con una autoridad sanitaria de reconocido prestigio como es la Anmat», afirma Juan Carlos López, subdirector ejecutivo de Cooperala, la Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos, cuyos asociados son mayoritariamente laboratorios porteños.

Según cifras que maneja la Subsecretaría de Desarrollo Económico del GCBA, los productos farmacéuticos constituyen uno de los principales rubros de exportación de la Ciudad, con un monto de ventas de US$ 50 millones en 2008 y con un Producto Bruto estimado en no menos de US$ 920 millones. Los productos farmacéuticos fabricados en Buenos Aires también tienen fuerte presencia en el mercado interno. Fuentes de Farmacity, una de las principales cadenas de farmacias del país, afirmaron que este año crecerán sus compras a los proveedores locales, principalmente en lo que respecta a productos cosméticos y medicamentos de venta libre.

Con estos datos, no es de extrañar que distintas administraciones hayan querido dar impulso a una actividad que generó 12.500 empleos en 2008. Mientras que algunas industrias como la metalmecánica, la producción de calzado, la de indumentaria y la de alimentos debieron mudar su producción a la provincia, los laboratorios han logrado permanecer y desarrollarse en el ámbito de la Ciudad.

«Como sucede en los principales países desarrollados, la industria farmacéutica es una de las pocas actividades industriales tradicionales que se adapta a la convivencia con el vecino; es una actividad no contaminante y de muy bajo nivel de ruido, con plantas industriales que pueden operar incluso en barrios residenciales, demandante de mano de obra altamente calificada, con un alto coeficiente de valor agregado y con limitado flujo de transporte», destaca el subsecretario de Desarrollo Económico, Gustavo Svarzman. Según el funcionario, el sector farmacéutico es fuertemente competitivo, intensivo en innovación y desarrollo, con fuerte presencia de grandes jugadores globales. Esto obliga a todas las empresas de especialidades medicinales que operan en el sector a realizar inversiones permanentes «en materia de equipamiento y tecnología, en capacitación recursos humanos, management, optimización de procesos y cumplimiento de normativas de calidad».

Con el objetivo de concentrar geográficamente una importante cantidad de industrias de este rubro, y fomentar la innovación del sector, en julio de 2007 el entonces jefe de Gobierno, Jorge Telerman, adjudica a través de la Corporación Buenos Aires Sur la licitación pública para el desarrollo y construcción del Polo Farmacéutico. Es un predio de 16 hectáreas en la intersección de las avenidas Cruz y Escalada, en Villa Soldati y las empresas allí radicadas gozarán de beneficios fiscales e impositivos.
Resultó adjudicataria una Unión Transitoria de Empresas (UTE) que ofreció 15 millones de pesos para adquirir el inmueble y estimó la inversión total en $ 138.284.514. La UTE está conformada por 11 laboratorios nacionales: Domínguez SA; LKM SA; MAR SA; Pablo Cassará SRL; Panalab SA Argentina; Omicron SA; Penn Pharmaceuticals SA; Química Ariston SACIF; Spedrog Caillon SAyC; Química Montpellier SA; Therabel Pharma SA; GP Pharm SA y H. Medical Argentina SA. Según la Corporación Buenos Aires Sur, estas empresas ya completaron la documentación técnica requerida por la Agencia de Protección Ambiental, que aprobó el pliego y convocó a la Audiencia Pública que evaluará el impacto ambiental, para el 31 de marzo de 2010. Esta es un requisito indispensable para iniciar la construcción de las plantas de los laboratorios.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario