Tiempo en Capital Federal

31° Max 23° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 40%
Viento: Nordeste 21km/h
  • Miércoles 20 de Enero
    Despejado24°   30°
  • Jueves 21 de Enero
    Despejado23°   30°
  • Viernes 22 de Enero
    Despejado21°   28°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cecilia Milone: «Soy más Quijote que Dulcinea»

La actriz y cantante se concentra en su papel en El hombre de La Mancha, pero no deja de recorrer bares «para escribir y buscar ideas».

Por Teté Coustarot
Email This Page
milone cecilia milone

Fue un encuentro de chicas, nos juntamos a charlar en un camarín del teatro Apolo: Cecilia Milone, su perra Any y yo. Cecilia protagoniza el musical El hombre de La Mancha, junto a Pepe Cibrián y Raúl Lavié. Me dio curiosidad su compañía y no pude evitar preguntarle cómo la conoció.

“Any llegó en el verano de 2005. Fue como un capítulo de la Mujer Maravilla, porque yo iba con unas botas bucaneras caladas y un minishort a una producción de la revista Gente. Vi cómo la atropellaba un auto y bajé a ayudarla. Hice lo imposible por buscar un veterinario. Era domingo a las seis de la tarde en pleno cambio de quincena. Me la traje a Buenos Aires para atenderla. Cuando la volví a ver, me movía la cola y daba alaridos. La veterinaria me dijo ‘quiero avisarte que tenés una perra’.”

Me encanta que venga al teatro con vos.
Tiene como un brillo, una luz… Una vez pasé por el teatro Metropolitan con ella y la administradora, que era muy perrera, me dijo ‘de ahora en más quiero que vengas al teatro con la perra’. De ahí en más la empecé a traer, lo consiguió ella por sus propios medios.

Hablemos de la obra…. ¿Tu personaje es el de Dulcinea?
En realidad ella es Aldonza, y luego es Quijote quien la bautiza como Dulcinea. Es interesante tu pregunta porque en esta versión soy más Dulcinea que Aldonza. Pepito (Cibrián) se preguntó si estábamos seguros de que el Quijote la convierte en Dulcinea, o si sólo descubre a una Dulcinea escondida. Como actriz, ese giro rompió con todos los prejuicios que uno tiene de una obra tan emblemática.
Esta versión es un musical que se escribió hace cincuenta años, más suavizada y teatral, más light si se quiere, pero tiene el espíritu Cervantino. Pepe le dio una vuelta a la versión original y al conocer el espíritu de Cervantes la hizo más española.

¿Qué hace que esta Dulcinea esté con Quijote?
Por primera vez es tratada como una mujer y no como una prostituta, porque en la versión original Aldonza era una mujer vulgar y fea. Aquí es una prostituta y le sucede algo extraordinario. Es una de las escenas que más disfruto, hasta suelen decirme muchas mujeres que es la que más las conmueve. Conmueve la perplejidad del amor… algo pasa que el amor siempre nos mejora. Además, hace vernos cosas que no conocíamos de nosotros. Dicen que cuando uno está enamorado tiene bondad hacia la humanidad, está más alegre.… Y solés tener más propuestas del sexo opuesto porque estás en tu mejor versión.

¿Qué significa en Quijote esa locura por perseguir sus sueños?
Es una obra que siempre viene bien y más en este momento en el que en nuestro país tenemos que fortalecer nuestros sueños y en el mundo están tan abaratados. En un momento, el Quijote le dice a Dulcinea que hay que tener un sueño y no importa ganar o perder. Y Dulcinea, asombrada, le pregunta ’Qué es lo que importa?’, y él le responde ‘¡Seguir la búsqueda!’. Es conmovedora esa frase. La obra tiene que ver con los ideales, incluso con la fantasía, porque cuando uno fantasea cosas lindas genera cosas mejores.

¿En tu vida tuviste personajes como el Quijote?
¡Yo me considero más Quijote que Dulcinea! Soy descubridora de personas potenciales, lo que hace Quijote conmigo me sucede habitualmente al revés. Empujo a que la gente sueñe.

¿No sólo descubrís sino que te involucrás?
Sí, me involucro. Vos sos parecida a mí, también vos te involucrás con la gente.

Y a vos, ¿alguien te descubrió?
De mi padre y mi madre a mí me vino la combinación extraordinaria. Mi mamá a veces fantasea demasiado, pero es muy constante y mi papá tenía una cosa de valentía… Una combinación maravillosa para mí.

¿Dónde te criaste?
En San Telmo.

¿Y cuáles son tus lugares en Buenos Aires?
Lo primero que me deslumbró siendo muy chica fueron los teatros, la zona de calle Corrientes.

¿Tus viejos te llevaban al teatro?
Mi mamá no me leía cuentos, me leía obras de teatro. Aun así, el primer cuento que me enamoró fue “El pájaro que habla, el árbol que canta y el agua de oro”, de Las mil y una noches, que habla de que es preferible que te tapes los ojos y los oídos y no enterarte de nada para que puedas ir adonde querés ir. Cuando mamá sintió que yo podía escuchar algo más, me empezó a leer obras de teatro y la primera fue Los árboles mueren de pie, que también tiene que ver con la realización de los sueños. Ahí empecé a pedir ir al teatro. Durante mi adolescencia, mis lugares fueron los bares de la Recoleta. Sentarme a escribir me hacía mucho plan.

Me sorprende la gente que se puede abstraer en un bar.
Debo haber pagado un ambiente de mi departamento con lo que ahorré en bares cuando me mude a vivir sola. De chica vivía en bares, una vez Chico Novarro me contó que María Marta Serra Lima le había rechazado grabar el tema porque le parecía muy de varón y yo dije “yo no hice otra cosa en mi adolescencia más que llorar de bar en bar”. Ahora, como vivo en Monserrat, me gusta mucho los fines de semana pasear por el casco histórico y cuando me quiero acercar a algún lugar espiritual voy a la catedral.

¿Hay nuevos proyectos en puerta?
Cuando tomo una obra en la que tenés un compromiso tan importante, trato de no pensar en otro proyecto. Con Pepito empezamos en julio del año pasado a prepararlo, comenzamos a ensayar por Skype porque él vive en Pilar y yo en Monserrat… pero sí dejame confesarte que aprovecho para escribir y buscar ideas.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z