Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 45%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado16°   22°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Casting y castineras

Creadas por la industria del cine, las agencias son muy usadas para publicidad y programas de tv.

Por rafa-tano
Email This Page

«Conjunto de pruebas y entrevistas que se realizan para la selección de actores o modelos», sostiene secamente un diccionario virtual. Pero, se sabe, todo significado se amplía en la realidad de la vida cotidiana. ¿Quién no escuchó hablar de casting en los últimos años?  Va de boca en boca de miles de artistas o aspirantes a serlo, que desparramaron y asentaron un término que, si bien ya es popular, no siempre termina de comprenderse cabalmente. De la antigua prueba al actual casting hay un largo recorrido. Y esta modalidad crece día tras día.

Javier Braier, quien lleva más de diez años en el oficio del cine, y cinco en el casting, en proyectos nacionales e internacionales, define: «Un casting es una prueba de actuación en la que se quiere ver a determinado actor en determinado papel, y ver qué sucede en la fusión entre actor y personaje. La decisión final depende de varios factores; haya sido esa fusión mejor o peor».

Pablo Carnaghi, ex jefe de casting de la agencia Rosstoc, sostiene: «Es el proceso de búsqueda, selección y contratación de todos los actores/actrices y modelos que trabajarán delante de cámara en determinado proyecto audiovisual, lo que habitualmente se denomina talento, y si bien muchos creen, equivocadamente, que se trata únicamente de audiciones, éstas son sólo una parte del proceso. Aunque probablemente es en el cine donde más se encuentra establecido este rol, la televisión lo viene incorporando cada vez más a sus ficciones. 

Es en la publicidad donde el rol se desdibuja algo, convirtiéndose más en una «castinera», siendo ésta una empresa que brinda un  servicio y se limita a producir el casting y ofrecer las opciones de actores y modelos al: director, productor, creativo, agencia y cliente, y serán éstos los que elijan finalmente al talento que participará en el comercial. Braier compara: «Los castings son, de alguna manera, lo que a la gente con trabajos más tradicionales son las entrevistas de trabajo».

Y acá se presenta el sujeto fundamental de esta trama: quienes buscan trabajo actoral.  Hilario Quinteros cuenta su experiencia: «Yo fui mucho a castings de publicidad, los que más hay. Lo vivo tranquilo. A veces hay que esperar como dos horas, y eso me fastidia un poco. Me cuesta tener paciencia. No sólo por la espera, sino porque está atestado de gente; es muy incómodo. A veces es más tranqui, y me pongo a charlar con colegas».

El tema de la espera está vinculado a la cantidad de convocados, y, como cuenta Quinteros, impacienta a los candidatos.  Damián Canduci, responsable de casting de RGB (Crismornagroup) relata: «A mi modo de entender hay dos tipos de instancia posibles frente a una situación de casting; en general recibimos material de muchos actores y actrices; soy partidario de ver la mayor cantidad de esas personas que lo acercaron.  En este caso, la instancia de su casting es para conocerlos, conversar acerca de sus estudios y su experiencia laboral (si la tienen), y luego trabajar un poco con alguna escena que nos sirve de excusa para verlos efectivamente trabajando».

Otro actor, Facundo Zilberberg, hace catarsis: «Uno tiene que saber que se está exponiendo a ser considerado un estereotipo. Por ejemplo, yo soy pelirrojo, medio gordito, y la mayoría de los castings que hice era para el personaje que el mundo de la publicidad llama freak (raros). En cuanto al trato, uno siente que es un objeto, pero no un objeto de deseo, sino un objeto, literalmente».

Destacada agente de casting, Ileana Rippel opina que «a ningún actor le gusta hacer casting. Y la prueba es física y emocional, el grado de exposición es alto y el ego está en juego. Algunos actores se ofenden cuando los llamo para participar de una prueba; no lo toman como parte del proceso de una película. Pero el director necesita probarlo en el rol que se busca, no es lo mismo verlo haciendo otros personajes.»

DZ/KM

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario