Tiempo en Capital Federal

15° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 69%
Viento: Nordeste 12km/h
  • Miércoles 19 de Mayo
    Cubierto12°   16°
  • Jueves 20 de Mayo
    Cubierto13°   15°
  • Viernes 21 de Mayo
    Cubierto con lluvias14°   14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Casa del Teatro: las luces del viejo varieté

Cuarenta glorias de las tablas comparten lo cotidiano sin alterar sus hábitos de artistas.

Por rafa-tano
Email This Page

La fundación de la Casa del Teatro data de 1927, cuando Regina Pacini, esposa del presidente Marcelo Tor­cuato de Alvear, decidió do­nar esa enorme casa de la avenida Santa Fe 1243, para que los artistas que llegaran a su vejez sin vivienda pro­pia pudieran habitarla. Ya en 1938 estaba lista para alber­gar a artistas cuya trayectoria lo permitiera.

Diez pisos de un edificio de estilo art decó, que dise­ñó el arquitecto Alejandro Vi­rasoro en plena Recoleta, se­gún el catastro, o como popularmente se lo conoce, Barrio Norte.

Allí un promedio de cuarenta artistas, no to­dos dedicados a la actuación, viven dignamen­te, pueden entrar y salir a la hora que elijan, con sus historias a cuestas, con sus cuatro comidas diarias y con el honor de haber recorrido su pro­pio camino. Sólo deben respetar los horarios de las cuatro comidas, aunque quien desee salteár­selas puede hacerlo con libertad. Es comprensi­ble: se trata de gente adulta, acostumbrada a vivir de noche. Pagan 200 pesos por mes y no tienen ningún gasto extra.

La Casa del Teatro tiene un director, que es elegido por los socios y por quienes viven en la institución. Una legendaria presidenta fue Iris Marga, recordada por todos con mu­cho afecto.

El presidente actual es Roberto Dairiens, que integró el directorio de la Casa del Teatro durante veinte años, en distintos puestos.

Un enorme y largo pasillo reina en plan­ta baja, donde están los tres museos que pue­den visitarse: el Carlos Gardel, que homenajea al ídolo del tango; el Regina Pacini, en honor a su fundadora, y el Iris Marga, quien dejó una huella profunda en la Casa. Esta última no sólo atesora sus recuerdos, sino el de otras grandes figuras de la escena nacional.

Nélida Romero es una legendaria actriz de la década de oro del cine nacional. Su espo­so fue, hasta 1957, el director de cine Carlos Schlieper, dedicado especialmente a las co­medias. Cuando besa mi marido y Esposa úl­timo modelo son películas que compartieron como actriz y director en aquella época dorada. «Todo cambió ahora; aunque te rías, has­ta los muebles cambiaron, y por supuesto, la forma de trabajar en cine». Nélida se mantiene muy activa y hace teatro leído que organi­za la Juventud de Obras Públicas de la Nación. Ahí interpretó a una Abuela de Plaza de Mayo, una historia real, en un geriátrico.

Etelvina Aurora Ferreyra, tal como se pre­senta ella misma, fue vestuarista durante 34 años de la compañía Pericet, de repertorio es­pañol. Dulce, de aguda voz, siempre sonriente, de rodete y 85 años, se remonta a su llegada a Buenos Aires desde Pehuajó. «El camino me llevó al arte, y hace cinco años estoy acá; soy realmente feliz, y una de mis dichas máximas acá fue haber conocido y tratado a la presidenta Cristina Fernández, que fue a entregar un subsidio en 2009, a quien agradecí por el aumento de la jubilación.»

Jacinto Pérez Heredia vie­ne de la producción televisiva. Habla maravillas de esta insti­tución y se muestra satisfecho con su presente. «Y luego nos sucederán otros en esto», ex­clama con voz potente. Su hito fue El amor tiene cara de mu­jer, la telenovela más popular de la década del 60. También rememora la visita de la Presidenta y el honor de que «se haya acordado de todo el elenco de la novela, que veía junto a su madre». ¿Recuerdan aquel seleccionado? Delfy de Ortega, Iris Láinez, Bárbara Mujica, Angélica López Ga­mio, Rodolfo Bebán, Federico Luppi, Jorge Ba­rreiro, Eduardo Rudy, Thelma Biral, Mónica Mihanovich, Fabio Zerpa, por nombrar sólo once del equipo de las estrellas.

Y la Casa del Teatro tampoco se queda corta con los nombres. Entre los ilustres habi­tantes de la del Teatro figuran hoy también Joe Rígoli y Ricardo Bauleo, el popular có­mico de La nena y el superagente y galán de telenovelas.

Joe Rígoli lleva 60 años en la profesión de actor y vive en la desde julio de 2009. Dice que el lugar es una maravilla y que tiene un comedor cinco estrellas.

Sin embargo, no todo es alegría, y la ley de los mortales lleva a que en algún momen­to los residentes tengan que despedir a algu­no de sus compañeros que, como suelen decir los actores, «se fue de gira». El 22 de marzo falleció Horacio Dener, actor de 72 años que participó en decenas de telenovelas, obras de teatro y películas. En tele es recordada su par­ticipación en Clave de sol, donde interpretaba a Pedro, y fue un boom por los años 80. Fue integrante de la JP y militó gremialmente en la Asociación Argentina de Actores. Dener solía destacar la función de contención que cumple la Casa del Teatro y la importancia para todos los actores de contar con un cuarto propio.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario