Tiempo en Capital Federal

26° Max 17° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 61%
Viento: Nordeste 25km/h
  • Miércoles 2 de Diciembre
    Cubierto con lluvias20°   28°
  • Jueves 3 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   27°
  • Viernes 4 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Carolina Stanley: «El desafío es trabajar con la emergencia constante»

La ministra evalúa su primer año al frente de la cartera de Desarrollo Social. Señala la importancia del cuidado de la primera infancia y la inclusión a largo plazo como prioritarias para su área.

Email This Page
carolina_stanley

Carolina Stanley no se aparta de la estética PRO, partido al que se integró desde sus comienzos en 2003. Su despacho es moderno, minimalista y prolijo. Stanley dirigió el Grupo Sophia (think tank del jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta) entre 2004 y 2007, cuando fue convocada por la entonces ministra María Eugenia Vidal para ocupar la Dirección General de Fortale­cimiento de la Sociedad Civil del Ministerio de Desarrollo Social. Dos años después fue, elegida legisladora, para pasar luego al ministerio.

Ya lleva más de un año al frente del ministerio, ¿en qué quedó satisfecha y en qué no?
Yo hago un balance positivo. Siento mucha pasión por lo que hago y esto me permite disfrutar mucho el trabajo. Creo que fue un muy buen año en el que de por sí era todo un desafío el hecho de asumir en el ministerio, llevarlo adelante. Pudimos seguir trabajando en líneas que ya existían, hubo continuidad. Pudimos seguir con un esquema de trabajo. Tanto desde la Legislatura, como los dos años en los que había estado en el ministerio cuando María Eugenia (Vidal) era ministra, formé parte del equipo coordinando los planes que se desarrollaban. El plan de 2012 tuvo esa impronta del trabajo que se vino haciendo en los últimos cuatro años. Además, estaba el desafío de agregarle a lo ya hecho innovación, cosas nuevas, impronta al equipo, motivarlos. Las dos cosas se pudieron cumplir. Seguimos garantizando la política social del gobierno y, a su vez, pudimos instalar los grupos de mujeres en villas para trabajar la problemática de la violencia de género, algo que veníamos proyectando y que teníamos pendiente. Es un espacio donde las mujeres trabajan tranquilas, en el que se pueden expresar y no son estigmatizadas. Sumamos diez centros de primera infancia e impulsamos a los trabajadores sociales de referencia, que trabajan con las familias que tienen chicos de 0 a 4 años, pero que no los quieren mandar a ningún centro, entonces vamos y trabajamos las pautas de crianza, alimentación, etcétera. Arrancamos con programas que abarcan la niñez en situación de calle, creamos nuevos dispositivos, centros de día y de noche.

¿Extraña el trabajo legislativo?
Yo disfruto mucho lo que hago y hoy por hoy prefiero este lugar a la Legislatura, que tiene otros ritmos, otra dinámica. Sin embargo, me gustó mucho estar dos años en la Legislatura, aprendí bien de adentro su funcionamiento, el rol legislativo: es “la casa política”. Además, me dio un montón de gente querida, con quienes seguí interactuando cuando pasé al ministerio, del PRO y de la oposición. Se aprende una dinámica que es de diálogo fluido.

¿Cuál cree que es el principal desafío en materia social de la Ciudad?
Si uno piensa en políticas sociales, siempre tiene desafíos pendientes. En la medida que haya gente en situación de vulnerabilidad, para nosotros es un desafío y hay que seguir trabajando. A mí me gustaría seguir trabajando la primera infancia. El desafío para este ministerio es trabajar con la emergencia constante, pero no dejar de trabajar políticas de inclusión a largo plazo. Por eso, la primera infancia es fundamental para generar igualdad de condiciones. De hecho, también se habló de eso en el Congreso Mundial de Infancia. Cuando le permitís crecer con los mismos estímulos a un niño de 0 a 4 años, generás igualdad, porque entra en el sistema escolar mejor formado. Queremos también seguir enfocándonos en el trabajo con adolescentes, que es otra edad clave y crítica por la cantidad de condiciones sociales que hoy de alguna manera generan mayor vulnerabilidad. La situación social se ha ido complejizando, porque a una situación de vulnerabilidad social por falta de ingresos o pobreza, ahora se ve atravesada por las adicciones, la violencia. Poder abordar todas las problemáticas de manera conjunta es el desafío principal de todos los días. Sobre todo, para que los adolescentes puedan elegir su proyecto de vida, que puedan optar qué hacer el día de mañana, otorgarles formación para el trabajo, que terminen la escuela para que tengan más posibilidades. Trabajar con cada familia, consolidar un sistema en el que los programas de transferencia de ingresos sean el piso mínimo, pero desde donde debemos abordar las demás problemáticas.

¿Por qué se da una diferencia estadística tan marcada entre el número de personas en situación de calle que da Médicos del Mundo (más de 16 mil) con la del Ministerio, que no alcanza las mil personas?
Nosotros hacemos una vez al año un censo de personas que están en situación de calle. El censo es cuantitativo y cualitativo: salimos a censar a todas las personas que esa noche duermen en la calle, parques, bajoautopistas y en todos los lugares. Médicos del Mundo releva a esas personas, pero le suma cartoneros, recicladores, gente que trabaja en la calle, personas que viven en casas tomadas o inquilinatos, porque consideran que no es un lugar definitivo; así construyen ese número. Nosotros trabajamos concretamente con gente en situación de calle, porque consideramos que son problemáticas distintas. La persona que está en la calle, está allí por una cantidad diversa de factores. El trabajo que hacemos es desandar ese camino que llevó a esa persona a esa situación, que no siempre es sólo una necesidad económica. Desde que arrancó la gestión, se pusieron en valor los paradores y hogares y promovemos el trabajo en conjunto porque nos permite a nosotros otro nivel de contacto con ellos, evaluar los problemas de manera más cercana. Esto no quiere decir que todo lo demás que releva Médicos del Mundo no sean también problemáticas sociales.

Otro tema que no depende exclusivamente de este ministerio, pero que lo atraviesa, ¿piensa que es el momento para urbanizar a las villas?
Bueno, depende de cada lugar. Nosotros como gobierno estamos trabajando y seguimos avanzando en la urbanización, como Barrio INTA y Villa 19 de Villa Lugano. Se abrieron calles en Piletones y está cada vez mejor como barrio. Hay espacios en los que la Corporación del Sur está interviniendo, como la villa 21-24 y la 1-11-14, que son más grandes y se van haciendo mejoras por partes.

En 2012 hubo tormentas muy fuertes, que afectaron a mucha gente, ¿esto obligó al gobierno a repensar algunas políticas de prevención?
Lo que estamos terminando de crear es un equipo especial de emergencia. El ministerio asiste desde la subsecretaría de Fortalecimiento Familiar, la dirección de Atención Inmediata. También está en el tema el programa Buenos Aires Presente (BAP). Lo que estamos haciendo es crear dentro de esa subsecretaría un equipo específico de emergencia para atender puntualmente esas situaciones. Esto no quiere decir que el resto no va a trabajar, sino que tiene que ver con la magnitud de las tormentas y que este equipo estará compuesto por expertos calificados que orientarán el trabajo.

¿Por qué piensa que el PRO tiene mala fama respecto de las políticas sociales?
La verdad, lo que trato es de mostrar trabajo. Si nosotros mostramos lo que hacemos, contamos lo que hacemos, ya no hay prejuicio válido. Este es un prejuicio que arrastra el PRO, o Mauricio, pero que se fue diluyendo a partir del trabajo que se viene haciendo. Es la misma impronta de este ministerio, en el de Educación. Si Mauricio eligió a María Eugenia como vice es una señal de valoración al trabajo… la verdad es que Mauricio es una persona muy conectada, que siempre quiere saber, que dejar hacer, es súper abierto y escucha siempre los proyectos que tenemos. La verdad es que está muy conectado con lo que se hace en el ministerio, recorre mucho con nosotros, aunque es cierto que es lo que menos prensa tiene. Mauricio recorre centros de primera infancia y sale a acompañar el operativo. Yo le explico mucho a la gente lo que hacemos, quien quiera asomarse, venir y conocer lugares, paradores, comedores, que se sumen y conozcan.

Desde el ministerio se trabaja el tema de la trata de personas, ¿qué le produjo el fallo en el caso de Marita Verón?
Muchísima indignación. A Susana Trimarco la conozco, trabajamos con ella hace cuatro años. Su Fundación capacitó a nuestras operadoras en los refugios de trata, trabajamos mucho dando charlas de concientización en distintos lugares. La verdad que me produjo mucha indignación, pero en algún punto verla a Susana, que luchó todo lo que luchó, que hizo visible un tema que muchos no querían ver, se levantó después de ese golpe y siguió luchando, se vino a Buenos Aires a pelear la ley. Hay que seguir peleando, hay que ser más fuerte. El impacto negativo del fallo generó una ola de críticas, todo el mundo habló de este tema, al final redundó en una visibilización mayor.

¿Tiene una opinión de la ley aprobada en el Congreso?
Me parece positivo. Es fundamental lo que tiene que ver con la eliminación del consentimiento, que rompe el eje del planteo de si había o no trata porque eso era utilizado para evitar condenas. Y también el endurecimiento de las penas me parece importante. La trata es un negocio internacional y el endurecimiento no va a frenar el delito, pero como posición es un avance.

Hay otra discusión que divide aguas: la penalización del consumo de prostitución.
Yo soy de las que cree que sin clientes no hay trata. Es un delito tan grave y terrible como para que hagamos todo lo necesario para combatir en serio esta problemática. De alguna manera entiendo la otra postura, que ve a la prostitución como una fuente de trabajo. Tampoco hablamos de desguarecerlas, sino que debemos trabajar con ellas. Pero la verdad es que me inclino más por la postura abolicionista. Hay que trabajar en oportunidades y ser firmes en combatir la trata.

¿Hay datos de la Ciudad sobre trata?
En realidad, la estadística la lleva el registro nacional. Como es un delito federal, puede ser que acá rescaten una víctima que es de otra provincia, entonces se manejan datos a nivel nacional. Desde el comité de lucha contra la trata, encabezada por la subsecretaría de Derechos Humanos, se trabaja con estadísticas con gente rescatada y atendida aquí mismo. Es necesario articular con Nación y se hace. Trasciende países y provincias, sobre todo la trata para explotación sexual.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario