Tiempo en Capital Federal

27° Max 18° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 46%
Viento: Sur 20km/h
  • Viernes 4 de Diciembre
    Muy nuboso16°   24°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado16°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Carnaval 2013: al ritmo de la hinchada

Por Leonel Lenga.

 

Vélez es el único equipo con murga propia. Fortineros de Corazón abre la previa de cada partido. 

Email This Page
Nueva imagen2
Nueva imagen7
Nueva imagen3
Anterior Siguiente

Las zapatillas gastadas de bailar tanto por la avenida, el bombo y los estandartes mis compañeros en esta vida”, cantaban Los Auténticos Decadentes en homenaje a los murgueros. Siempre con bombos y platillos en mano, las murgas están ligadas históricamente al fútbol por su presencia en los barrios y por los cánticos. También por la pasión futbolera evidenciada en los múltiples escudos que brillan en sus levitas.
La murga Fortineros de Corazón vio la luz gracias al apoyo del Club Atlético Vélez Sarsfield. “Surgió en 2002. Si bien se hablaba de hacerla en el 97, recién en ese momento se consiguió la autorización de la dirigencia aunque con la condición de evitar que se mezclara la barra. Aquí siempre hubo un ambiente familiar”, relató Leandro De Biasi, uno de los directores de la murga e hijo de Obi, el director general de la agrupación.
“Por ser la murga del club tuvimos la posibilidad de visitar la Villa Olímpica. Fuimos una tarde a la concentración y la gente pudo sacarse fotos con los jugadores y estar con el plantel. Fue hermoso. Los días de campeonato tratamos de que alguno llegue con los jugadores para pedirle alguna remera. Los jugadores ya nos conocen”, describió el joven de 26 años que lidera el grupo conformado por entre 80 y 100 personas que realiza la previa de cada partido que juega Vélez.
“Pizpiretas de Liniers fueron los que nos ayudaron a formar el grupo. No es como en otros barrios que hay un poco de pica entre murgas”, comentó De Biasi. Para él, “el bombo y el platillo, ya sea en la tribuna o en la murga, son un incentivo importante. Nosotros además de ser murgueros somos hinchas del club y esto es dos pasiones en una”.
Daniel Reyes es el director general del centro murga Los Reyes del Movimiento de Saavedra. Se apoda Pantera, tiene 53 años, empezó en la murga a los 14 y atesora un pasado más lejano aún de amor incondicional a Platense. “Empecé en el 81 con Los Rejuntados de Saavedra. Tuvimos ganas de armar algo nuevo y en 48 horas arrancamos con el grupo. De ahí salió Los Calamares de Saavedra y luego por problemas futbolísticos pasamos a ser Los Reyes del Movimiento. La mayoría de los conflictos se daban con murgas de otros cuadros porque teníamos nombre de fútbol. Es que la murga tiene el tablón en la nuca”, explicó.
“Al estar tan vinculados al barrio hay lugares como La Paternal, Caballito o Floresta a los que no vamos. Lo que cambió es que hoy tenemos diálogo entre los murgueros y así evitamos peleas como las que teníamos anteriormente. No se trata de enfrentar murga contra murga, sino de evitar que los hinchas hagan lío. En el 85 tuvimos un enfrentamiento grande con Los Elegantes de Palermo. La disputa de fondo, en realidad, era entre Platense y River. Si bien fue un episodio negativo, sirvió para darnos cuenta de que estábamos haciendo las cosas mal”, se sinceró Reyes.
Maximiliano Correale, que dirige Los Mismos de Siempre de La Paternal, dice que por un lado se respeta la diversidad de equipos dentro de la murga, pero por otro no se visitan los barrios donde la rivalidad futbolística es muy fuerte.
“En nuestra murga hay hinchas fanáticos de Argentinos Juniors, pero también de otros equipos. Igual que en la mayoría de las murgas donde hay gente de los distintos cuadros de fútbol. En los 90 sí había una gran división por equipos, pero ahora la separación pasa más por los barrios. Igualmente como Argentinos es el clásico de Platense, no vamos a bailar a Saavedra ni ellos vienen para acá. Aunque imagino que de acá a cincos años eso ya no va a pasar”, contó el fanático del Bicho, que tiene 36 años y desde 2000, el año de creación de la murga, organiza el corso de La Paternal junto a su agrupación.

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario