Tiempo en Capital Federal

17° Max 10° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 59%
Viento: Nordeste 19km/h
  • Miércoles 23 de Septiembre
    Nubes dispersas13°   19°
  • Jueves 24 de Septiembre
    Cubierto14°   19°
  • Viernes 25 de Septiembre
    Cubierto con lluvias16°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Capitán: Es duro volver al ruedo

La obra producida por Claudio Tolcachir -escrita y dirigida por la dupla Jakob y Mendilaharzu- habla sobre un viejo teatrero que vuelve a estrenar tras larga pausa.

Por Roberto Durán
Email This Page
capitan 1

V olver a ruedo –aunque él dice que nunca se fue– después de un tiempo. Dejar de despotricar contra la producción de otros para, finalmente, decir algo en el mundo del arte. Para hacerlo, un director de teatro convoca a dos actrices y a una asistente.

Ésa es la trama central de Capitán, la obra escrita y dirigida por Walter Jakob y Agustín Mendilaharzu (Los talentos y La edad de oro, entre otras). “La obra surge por voluntad del grupo de actores de la obra Tercer cuerpo de ser dirigidos por esta dupla”, explica la gacetilla de prensa, en alusión a la producción de Claudio Tolcachir.

Desde el primer acto, José María Marcos deja claro que será un director cabrón, un tipo difícil que maltrata a su secretaria, desdeña a su hijo y piensa que el teatro contemporáneo es una porquería. En su casa-estudio, cuelgan afiches de obras que hizo en un pasado lejano. Claro que todas esas verdades se pondrán en juego cuando él –el gran director– quiera decirle algo a la comunidad artística a través de su trabajo. Magui Grondona encarna a una actriz experimentada y poco paciente con los caprichos del director. Y Melisa Hermida es una amateur, parca en sus comentarios y con preocupaciones más concretas que las artísticas. Ese medio ambiente se completa con el hijo (Hernán Grinstein), una lacra que desprecia a su padre y que está en negocios non sanctos.

Walter Jakob y Agustín Mendilaharzu construyen estas criaturas con gran personalidad; son personajes que, a lo largo de la obra, ganan en intensidad y complejidad. El director Marcos explota de ira con un periodista que lo llama para hacer una nota, o cae en una horrible ansiedad preestreno, en uno de sus mejores trabajos de los últimos años. Lo mismo ocurre con las actrices, que deben padecer los berrinches del artista y preocuparse por sobrevivir.

Capitán no sólo es la expresión de un hombre buscando nuevamente el reconocimiento perdido. Allí está el miedo a no tener nada más para decir, el poder tiránico de un director –reemplazable por un jefe o por cualquier otro mando–, y el manotazo de ahogado de denostar a las nuevas generaciones ante la imposibilidad de entenderlas. Los actores muestran que tienen mucha experiencia trabajando juntos y una gran química en escena, mientras que Jakob y Mendilaharzu construyen pasajes exquisitos sobre la hipocresía del medio.

Capitán. Viernes 23.30 y sábados 20.30. En Timbre 4 (Boedo 640). Entradas $150.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario