Tiempo en Capital Federal

29° Max 22° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 61%
Viento: Sureste 28km/h
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Candidatos responden sobre residuos urbanos

Estas son las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Está de acuerdo con construir plantas de tratamientos de residuos en la zona sur? ¿Votaría una modificación de la Ley de Basura Cero que permita incinerar residuos? ¿Separa la basura en su domicilio? ¿Cómo?

Email This Page
taiana
Gustavo Vera
Ivan_petrella Iván petrella
9238711-gentili_2_390.JPG
fernando vilardo
Anterior Siguiente

 

Iván Petrella –  Propuesta Republicana

La Ciudad está comprometida a cumplir con los objetivos y plazos de la Ley de Basura Cero. Y para eso es importante poner en el debate la insuficiencia geográfica y urbanística que contamos para poder cumplir con el compromiso de reducir la producción de residuos. Para concretar las metas del tratamiento de residuos, se requiere de un lugar y espacio con las condiciones necesarias para construir y operar la planta de tratamiento. Son en total 17 los centros que se planean construir. Es un cambio transformador en el sistema de la basura. Se podrán tratar hasta 1000 toneladas por día de residuos sólidos y así separar la fracción reciclable y continuar con la reducción de los destinados a disposición final en los rellenos sanitarios.

Entiendo que la ley contempla la prohibición del procedimiento y obviamente no vamos a ir en contra de las normas. Dicho esto, estoy abierto al debate, a la posibilidad de utilizar nuevas tecnologías en la materia y por supuesto a buscar la manera de que cada vez más personas nos involucremos en la reducción, re uso y reciclaje. Tenemos que cumplir con la reducción de los residuos emitidos y minimizar los efectos en el medio ambiente y para eso hay que evaluar todas las alternativas.

Yo separo la basura. En mi edificio hay dos contenedores para separar los residuos. Uno sirve para todos los elementos reciclables, como el cartón, el papel, el plástico y los vidrios. Lo importante es que siempre estén limpios y secos para poder ser eventualmente reciclados.

Jorge Taiana – Frente para la Victoria

El problema de fondo es el incumplimiento de la Ley de Basura Cero, sancionada en 2005. Es por ello que no hay en nuestra Ciudad una gestión de los residuos integral y coherente. La construcción de plantas de tratamiento no se puede debatir en forma aislada; hay que debatir sobre la aplicación efectiva y definitiva de la ley y en ese marco analizar la instalación de las plantas de tratamiento y su mejor ubicación.

La ley fija metas de reducción paulatina de la cantidad de residuos para relleno sanitario. Se estableció una reducción del 25% para 2010, un 50% para 2012 y un 75% para 2017. En 2010 la Ciudad debería haber enterrado 1.048.359 toneladas y 748.828 en 2012. Sin embargo, enterró un 2.110.122 y 2.153.777 respectivamente. Eso es incumplimiento del gobierno de la Ciudad. La ley prohíbe la incineración hasta que no se haya alcanzado la meta de reducción de un 75% de los residuos. La quema genera contaminantes muy peligrosos que se propagan por el aire, los cursos de agua y el suelo. Hay estudios que muestran que en las poblaciones que viven cerca de incineradores aumenta desde la incidencia de algunos tipos de cáncer hasta la cantidad de malformaciones en los bebés. A esto hay que agregar que los incineradores contribuyen al llamado efecto invernadero con las emisiones de gases que contribuyen al cambio climático y al calentamiento global.

Sí, separamos vidrio, papel, cartón, metales y plásticos, de los residuos orgánicos. Tengo la sensación de que sirve de poco que separemos la basura si después va todo junto a un mismo contenedor. El reciclado no está en la agenda del gobierno porteño. El 40% de la basura que entierra la Ciudad son reciclables. Los vecinos podemos aportar pero no somos los responsables de resolver este problema que nos compromete a todos en el presente y en el futuro.

Gustavo Vera -UNEN

La discusión sobre el tratamiento de residuos no se limita al proyecto para utilizar 8 de las 200 hectáreas del Autódromo. El PRO, detrás de cada problemab, halla una oportunidad para negocios y para habilitarle un negocio a un privado. La planta que pretende instalar es similar a la que inauguró con Scioli en el relleno sanitario Norte III. Es una planta de separación mecánica biológica (MBT) que opera Roggio y tiene costo alto e innecesario. El GCBA informó que recuperó 240 ton/mes de materiales reciclables. La cooperativa de cartoneros El Álamo (1.200 m2), operada en dos turnos por 10 trabajadores, recupera casi 200 ton/mes.

Existen otras 6 plantas gestionadas por cooperativas, sin tecnología para recuperar materiales. Y el gobierno no cumple su contrato con las cooperativas. A la fecha su política se limita a colocar  contenedores y a un contrato con los privados de 3.000 millones anuales. Además del enorme gasto en publicidad. Pero no impulsa programas de separación en origen ni aporta organización y tecnología para que las cooperativas recuperen y los vecinos separen sus residuos.

La incineración está prohibida por ley, porque genera contaminación. La ciudad no puede darse el lujo de incinerar recursos naturales y económicos. Al incinerar, queman recursos y puestos de trabajo. Los plásticos tienen como materia prima el petróleo, un recurso en extinción. Los papeles y cartones llevan implícita la tala de árboles. El reciclado trae beneficios ambientales y permite formalizar el trabajo de miles.

Separo mis residuos y los entrego a El Álamo. En un canasto junto papeles, cartones, tetrabrik, vidrios y envases plásticos. Es sencillo.

Rafael Gentili – Izquierda Democrática (I+D)

Estoy de acuerdo con la construcción de una planta de tratamiento de residuos, para que ésta trate a los residuos orgánicos (restos de comida, de poda, etc.) mediante el uso de biodigestores para generar un compost que pueda ser utilizado en nuestros espacios verdes e incluso repartido entre los vecinos de manera gratuita o a las escuelas incentivando de esta manera la realización de pequeñas huertas. Hay que recordar que la basura puede ser un recurso, y que, para poder utilizarla no debe de estar mezcladas con otros materiales. Es por esto que la separación en origen y recolección diferenciada es fundamental y transforman a la basura en algo útil y beneficioso para todos.

El gobierno de la Ciudad parece no darse cuenta de esto y la información que brinda es confusa ya que confunde los desechos orgánicos con húmedos o sucios. De esta manera el destino final de los residuos es enterrarlos o incinerarlos. Una de nuestras propuestas es la separación de los residuos en tres: orgánicos, reciclables y basura. De esta manera nos parece que se pueden aprovechar mejor. Así, la mayor parte de estos residuos dejarían de ser algo inútil y se convertirían en recursos para cuidar nuestra salud y nuestro ambiente.

No considero que éste sea el camino para una disminución de los residuos llevados a disposición final. Es una solución temporal, no de fondo, además no es de ningún modo la alternativa para reemplazar al relleno sanitario, ya que la mayoría de las tecnologías de incineración tienen consecuencias sanitarias y ambientalmente cuestionables. Como prioridad, debería intensificarse la separación de residuos en cada domicilio de nuestra Ciudad, la incorporación de una recolección diferenciada que incluya los residuos orgánicos por separado del resto de los llamados “húmedos”.

Por lo tanto no votaría una modificación la Ley Basura Cero. 

Si, por supuesto que separo los residuos en mi domicilio, aunque cuesta se puede hacer. Tengo dos tachos, uno para basura y otro donde voy acumulando por día los desechos reciclables limpios. Del tacho de los reciclables saco las botellas de PET, los envases de tetrabrik, los frascos de vidrio, las latas de aluminio y los llevo a nuestro Centro Ambiental El Acento donde los reutilizan, este año construyeron un invernadero con botellas PET. Los diarios, cartones y papeles los acumulo en una pila por separado y también los llevo a El Acento. Como vivo en un departamento no puedo hacer un compost, lamentablemente.

Con el resto de los residuos, por ejemplo los envoltorios de caramelo, las biromes rotas, los blíster de medicamentos vacíos, los pongo dentro de una botella PET y los compacto bien, es decir estoy haciendo un ecoladrillo. Ya hice unos cuantos y también los llevé también a nuestro centro ambiental y los compañeros realizaron pufs que quedaron muy buenos, por cierto.

Fernando Vilardo. Autodeterminación y libertad

De acuerdo a lo que se publicó al respecto, se construiría una planta para tratar hasta 1000 toneladas de residuos generados cuando la Ciudad produce alrededor de 6000 toneladas diarias. Creemos que la mayor parte de los residuos deben separarse en origen y tener un tratamiento diferenciado que logre recuperar la mayor cantidad de material para su reciclado.

Si bien la separación de residuos en cada domicilio sería parte de la solución a este grave problema, tanto como el reciclado posterior (lo que sería específicamente esta planta del sur de la Ciudad), creemos enfatizar la importancia que tiene extender la responsabilidad a la industria por los bienes que introduce en el mercado, extensión que se encuentra contenida en la Ley de Basura 0. Este tema no es menor para nosotros. Vivimos en un sistema –capitalista– en el que no solo conviven obscenamente el derroche con la pobreza, sino que hace de ese derroche un gran negocio. Específicamente en la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, la recolección de residuos es parte de ese gran negocio cuyos beneficiarios son Roggio (Cliba), Pescarmona (AESA), entre otros. En este sentido creemos fundamental la anulación de los actuales contratos y que sea una empresa de propiedad pública integrada por los recuperadores urbanos quienes se ocupen de la recolección y reciclado.

Asimismo entendemos que el problema de la basura no se soluciona con parches (rellenos sanitarios o plantas que sólo podrían llegar a reducirlo), sino que es necesario ir a la fuente misma de este problema. Discutir para qué y cómo se produce. Se trata de incorporar criterios que permitan que duren más los productos, sin tóxicos, y en caso de ser imposible, que sea lo mínimo indispensable y bajo estricta responsabilidad empresaria el tratamiento luego de ser desechados, y que además sean fácilmente aprovechables mediante la reutilización, reciclaje o compostaje.

No, no votaría ninguna modificación a la ley que permitiese la incineración. Esta demostrado la contaminación ambiental que genera la quema de residuos, incluso en lugares donde adoptaron tecnologías para “controlar” la emisión de gases. Además, no es favorable para la recuperación de energías al quemar productos que son reciclables y sigue siendo necesario un lugar donde se haga la disposición final de las cenizas provocadas por la incineración.

La separación que hago en mi casa es de toda la basura húmeda como restos de comida por un lado y aquellos elementos que pueden ser reutilizados como cartones y plásticos siempre que estén limpios de los restos del producto.

 

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario