Tiempo en Capital Federal

28° Max 23° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 71%
Viento: Este 26km/h
  • Miércoles 1 de Febrero
    Cubierto23°   26°
  • Jueves 2 de Febrero
    Cubierto con lluvias21°   25°
  • Viernes 3 de Febrero
    Parcialmente nuboso21°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 31/01/2023 19:41:57
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Calzado infantil: Los zapatitos me aprietan…

De los escarpines a los botines, cómo debe ser el calzado del chico, según cada etapa de desarrollo.  

Por Marina Navarro
Email This Page
zapatos calzado niños zapatos calzado niños

Cuando el niño empieza a caminar, la primera medida que deben adoptar los padres es poner a una altura prudente todos aquellos objetos rompibles que quieran conservar. La segunda, claro, es llevar al pequeño deambulador al pediatra, porque es importante controlar que apoye bien la planta del pie y desarrolle una buena postura al andar. Y llegado el caso, hacer un diagnóstico temprano, por si fuera necesaria una derivación traumatológica. Pero el asunto de los zapatitos, que comienza con los escarpines, acompaña al niño desde el primer momento. Como nos explica Sebastián Bardavid, especialista en ortopedia y traumatología infantil del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”, “la función del primer calzado del bebé –el que utilizará desde que nace hasta los primeros pasos– es de abrigo y protección. Por eso debe ser de material blando, fácil de colocar y, en lo posible, con cordones o abrojos para evitar su pérdida”. Entre el primer y tercer año de vida, pueden deambular descalzos en ambientes cerrados, porque además disfrutan del contacto con el piso. Para jugar en la plaza o caminar de la mano, “lo más adecuado es un calzado de lona u otro material blando, con suela de goma, para evitar resbalones”, dice Bardavid. A partir de los cuatro años, eso sí, el calzado cambia radicalmente. “Empiezan juegos más exigentes y por lo tanto se recomiendan calzados más formados, con contrafuerte duro y suelas acolchadas, que contengan bien el pie”, dice Bardavid.
Entre los motivos de consulta, el principal es –previsiblemente– el pie plano. “El arco del pie no aparece hasta aproximadamente los cuatro años, y es una patología que se corrige con plantillas o educación en la marcha. Cuanto antes se comience con ello, mejor”. Ojo, existen otras patologías, aunque menos comunes, como el pie cavo (“se trata del aumento del arco plantar, lo contrario al pie plano”), el pie bot (“una malformación congénita, severa, que produce rigidez”) o el pie aducto (“el pie adquiere forma curva”). Otra consulta frecuente es por el peso de las mochilas: éste no debe superar el 10% del peso del niño, porque puede empeorar la postura y resentir la espalda.
Ahora bien: ¿está permitido andar descalzo? “Ningún estudio científico ha demostrado que el andar descalzo traiga aparejado problemas ortopédicos. De hecho, la gran mayoría de los niños, pero también de los adultos, prefiere andar descalzo dentro de su casa. La única advertencia es cuidar que el piso esté limpio, libre de objetos punzantes, y que el clima no sea demasiado frío.”
Tampoco está contraindicado colgar los primeros zapatitos del espejo retrovisor, si no obstaculizan la visión del conductor.

 

dz/lr 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario