Tiempo en Capital Federal

23° Max 14° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 55%
Viento: Sureste 36km/h
  • Miércoles 28 de Septiembre
    Cubierto12°   17°
  • Jueves 29 de Septiembre
    Cubierto11°   16°
  • Viernes 30 de Septiembre
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 27/09/2022 14:05:53
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cachafaz: La última obra de Copi

Teatro del Sur: Venezuela 2255. Sábados a las 22. Entradas a $70.

Por Karin Miller
Email This Page

«Soy un macho, no te olvides», dice Cachafaz a La Raulito, que es su hombre, o su mujer, o su puto, o ya quién sabe y sobre todo a quién le importa. Los dos personajes, amantes en una piecita de conventillo en la Montevideo de la década del 20, son compañeros de adversidades. En la obra Cachafaz hay coros de vecinas y vecinos prejuiciosos y hay géneros marcados que finalmente se desdibujan: pesan más el amor y el hambre.

Tres músicos en escena acompañan a los actores que hablan en verso, con diálogos lunfardos y obscenos, cuerpos cargados de sexualidad y un humor irreverente. Un policía interrumpe las charlas de La Raulito y Cachafaz, y lo busca a él, una y otra vez, por robar una butifarra, que es todo lo que hay para comer. Cachafaz tiene pocas pulgas: se cansa y mata al vigilante. Así encuentran lo que La Raulito considera un modo decente de vivir: vender la carne de los comisarios que asesina su esposo es mejor que robar, a pesar de tener que sacarle las balas del pecho con una pinza. Es una lógica extraña pero verosímil la que domina este sainete deformado.

Hombres, mujeres y todo el que habite en ese medio mundo que es el conventillo están, al fin y al cabo, unidos. Las jornadas de trabajo extenuantes de los vecinos son recompensadas con la carne de los milicos que la pareja ofrece a módicos precios. Porque es más fácil matar que ser empleado del matadero, opina Cachafaz. El miedo a la muerte no existe: todos saben que el infierno no puede ser peor que ese lugar.

Cachafaz fue escrita por Copi, seudónimo de Raúl Damonte Botana, escritor y dibujante, emblema del movimiento LGBT. La mayoría de sus obras no fueron estrenadas en la Argentina hasta fines de la década del 80. Esta pieza fue la última del autor, que murió en París en 1987 antes de verla representada. Y pese a los años, no pierde actualidad: los ritmos rioplatenses, los roles y la transgresión de los roles, la miseria y las risas que hablan de la desgracia para alivianar su peso nos constituyen desde 1920 hasta hoy.

Dirigidos por Tatiana Santana, los actores Emilio Bardi y Claudio Pazos interpretan a la pareja protagonista y construyen entre el guapo y el puto una relación violenta pero tierna y sincera.

DZ/LR

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario