Tiempo en Capital Federal

23° Max 19° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 79%
Viento: Este 16km/h
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto19°   23°
  • Lunes 19 de Abril
    Despejado18°   23°
  • Martes 20 de Abril
    Nubes dispersas18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cabeza de ratón

La tan esperada reunión del jefe de Gobierno porteño con el jefe del Gabinete Nacional resultó virtuosa para el PRO por la cantidad de acuerdos logrados, mientras que Capitanich no tardó en aclarar  que la convocatoria fue a pedido de Cristina.

Por Laura Mendoza
Email This Page
macri_capitanich

 

 

Hay que convenir que la frase no fue muy feliz: “Somos los De la Rúa de Menem”, dicen que bromeó Horacio Rodríguez Larreta el martes, luego de participar junto al Jefe de Gobierno en la más esperada ronda bilateral promovida por Cristina para limar asperezas con la oposición.

El encuentro de Macri con Capitanich resultó virtuoso para el Pro por la cantidad de acuerdos logrados, muchos de los cuales Macri había presentado ya en la ronda de diálogo que sobrevino a las elecciones de 2009.

Macri sostiene en privado que el Gobierno nacional apuesta por él para el 2015. Primero, porque se constituyó en el enemigo natural del presidenciable Sergio Massa. Segundo, porque una eventual apuesta del kirchnerismo consagrando heredero al gobernador Daniel Scioli podría dejar afuera de la política a Cristina –quien mantiene intacta su vocación de ser árbitro del proceso que se abre- si es que se cumple la inveterada tradición del peronismo que suele alinearse detrás del “macho alfa” tras una elección victoriosa.

Como sea, el Jefe de Gabinete dejó en claro que convocó a Macri a pedido de Cristina. De hecho fue lo primero que hizo tras arribar al nuevo cargo.

En la reunión, que se extendió apenas 45 minutos –después de todo, todos eran viejos conocidos, tanto que Capitanich y Rodríguez Larreta ya habían compartido militancia trabajando para la candidatura de Palito Ortega en 1998- se trataron temas de la agenda propuesta por Macri: inflación, narcotráfico, seguridad, políticas sobre reducción de la basura, avales de endeudamiento para obras de infraestructura de la ciudad (entubamientos de los arroyos Vega y Medrano; nuevas terminales y más coches para el subterráneo).

La buena onda exhibida en la posterior conferencia de prensa (no exenta de algunas chicanas e ironías mutuas, como las pinceladas de Macri sobre el fracaso del modelo y la réplica de Capitanich para dejar en claro que el gobierno nacional responde a concepciones ideológicas que privilegian lo social) derramó la impresión de que Macri se conforma con el rol que parece asignarle el Gobierno, de tapón del massismo. Vale recordar que mientras sucedía esta reunión, en Diputados el kirchnerismo avalaba la idea de otorgarle la vicepresidencia tercera al Pro para no convalidar ese espacio que reclamaba el Frente Renovador.

Los acuerdos alcanzados parecen confirmar el cálculo político de unos y otros. Por ejemplo, el plan macrista para resolver el acuciante problema del depósito de la basura porteña, vetado por el massimo y la liga de intendentes que lo apoyan, obtuvo un ok oficial. Macri propone extender la zona de relleno Norte III del Ceamse, en Campo de Mayo mientras encuentra una solución de fondo. Por otra parte, el gobierno nacional se encargará de financiar –como pedía Macri- los distintos programas de saneamiento del Riachuelo, dará los avales para obtener créditos del Banco Mundial, y hasta ayudará al gobierno porteño con la construcción de la polémica y demorada autopista ribereña, para unir la autovía Illia con la de La Plata.

Incombustibles los del Pro: a veces el mejor negocio es ser cabeza de ratón.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario