Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 67%
Viento: Sureste 38km/h
  • Miércoles 21 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   16°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Buenos Aires Twitter

Por Daniel Gutiérrez, Presidente del Consejo Profesional de Comunicación y Marketing Político.

Por daniel-gutierrez
Email This Page

Los buenos aires soplaron final­mente en la Ciudad para Mauricio Macri llevando el frente de la tor­menta eléctrica hacia todo el país.

Por otro lado, un Pino, una terce­ra fuerza sin experiencia en la gestión -según la perspectiva de los porte­ños que votan diferente cuando el Ejecutivo no está en compromiso- no pudo torcer el rumbo de un escena­rio polarizado, mientras un pelotón lejano cuenta las monedas para ver qué pueden hacer con un puñado de votos, en una democracia que con­centra usualmente las opciones váli­das sólo en dos grandes mayorías.

A diferencia de las últimas con­ductas de los políticos, que huyen cuando los números caen, Filmus in­siste en quedarse a pelear una bata­lla contra molinos de viento, que de antemano parece perdida. Sin mu­cho apoyo de aquellos que supieron acercarse a palmear la espalda del exitismo cuando todavía se soñaba con la sorpresa, la fórmula del FPV parece Robinson Crusoe en la isla de la gran ciudad, encima en invierno.

En el oficialismo nacional existe la lógica de capitalizar los triunfos propios y ajenos como respaldo al modelo vigente, al mismo tiempo que la ilógica de la derrota es sólo dueña de unos pocos. El pase de facturas está a la orden del día, pero todos miran para otro lado.

Por el contrario, muchas voces comienzan a hablar del gasto y del desgaste de una segunda vuelta para confirmar lo que ya todos creen saber. Excepto los pronosticadores numerológicos que aún no pueden encontrarles la vuelta a los votantes porteños, especialmente los indeci­sos. Allí, los números no cierran.

Por su parte, Mauricio se enva­lentona por cuatro años más y fan­tasea con un proyecto de país, con­vencido del respaldo mayoritario de un electorado local con la creencia de que «juntos vamos bien», aunque en lo más profundo sabe que el re­chazo de los ciudadanos de la city es al modelo más extremo, y tiene más sentido que el apoyo a su gestión.

La ciudad de Buenos Aires transi­tó una campaña extremadamente fría y apática, donde las ideologías cada vez son más transitorias y propias de una aritmética de coyuntura. Aunque se explique desde el crecimiento de concurrencia a las urnas, el ciudadano se siente cada vez más rehén de las miserias de una política egoísta.
Queda la sensación de que las ideas de hoy entran en ciento cua­renta caracteres, al igual que la sín­tesis de la mayoría de las platafor­mas de los partidos.

La política twitter de frases in­geniosas para unos pocos está de moda, y todos ya sabemos que las modas pasan.

DZ/km

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario